Con el fin del impuesto interno, estos 0km serán más baratos

La eliminación del gravamen permitirá que algunos modelos bajen entre 7 y 10%. Otros, aprovecharán para romper la valla que los contenía para no ser afectados, y podrían aumentar. ¿Qué pasa con la segunda escala y con las motos?

Después de la media sanción en Diputados, el Senado aprobó la reforma tributaria que propuso el Gobierno y de esta manera se concretó una parte de la promesa que había hecho Cambiemos a la industria automotriz, que era eliminar el impuesto interno.

Decimos “en parte” porque la segunda escala, que incrementa el valor de los autos que superen el valor de $1.200.000, seguirá vigente y deberán tributar el 20 por ciento.

A pesar de esa regla, en el sector se muestran conformes ya que el alivio llega a los segmentos más demandados, que son los del segmento medio, muchos de ellos fabricados en la Argentina y que estaban afectados o bien debían mantener sus valores freezados para no caer en las garras del impuesto.

Con la eliminación, que rige para los vehículos que tienen de fábrica un precio entre los $380.000 y $800.000, y que en el concesionario equivale a valores de $530.000 a $1.200.000, los modelos que bajarán de precio son varios, muchos sedanes grandes y algunas SUV.

Repaso marca por marca:

Las que pueden bajar

  • Volkswagen: bajarán entre un 7 y 10% los precios del Golf y Passat.  Entre los SUV, la Tiguan AllSpace se había lanzado hace pocos días a la venta con un precio sin impuestos.

  • Citroën: se reducirán los valores de C4 Picasso y Grand C4 Picasso.

  • Ford: bajarán de precio el Mondeo y S-Max. También, depende el valor del dólar, podría ser modificada la versión de entrada de gama de Kuga, que hoy está en u$45.500.

  • Peugeot: los modelos que estarán desafectados son el 508, el 3008 y el 5008 que llega en enero, podría hacerlo sin impuesto en alguna de sus versiones.

  • Renault: no tiene modelos afectados porque en diciembre no figura el Megane RS en el listado de precios, pero Koleos, que llegará en estos días o a comienzo de enero, podrá hacerlo con un precio menor.

  • Honda: los modelos que bajarían de precio son algunas versiones de Civic, CR-V y la versión tope de gama de la HR-V fabricada en la Argentina, que hoy tiene un precio de 617.000 pesos.

  • Toyota: podrá bajar el precio de la versión entrada de gama de RAV4, que sale u$s43.800, al igual que alguna versión de Camry.

  • Jeep: tendrán beneficios en algunas versiones de Renegade que hoy tienen impuesto, al igual que el recientemente lanzado Compass, que en el de menor equipamiento sale u$s39.000 (es decir, $742.000 aproximadamente).

Entre las marcas de alta gama, son pocos los modelos que están debajo del primer escalón, muchos modelos se encuentran por encima del segundo escalón, pero algunos de los más chicos podrían beneficiarse. Entre ellos se encuentran el Audi A1 y Q2; el Clase A de Mercedes Benz y los pequeños Smart; y algunas versiones de Mini.

Los que pueden subir
Con el fin del impuesto interno, algunos modelos tendrán vía libre para aumentar su valor. Son aquellos del segmento medio, tope de gama, que estaban al borde de caer en el tributo, y que por eso permanecieron mucho tiempo sin modificación en el valor para evitarlo.

  • Ford tiene vía libre en el Focus Titanium, que hoy sale $534.000, y la Ecosport Titanium, que sale 530.000 pesos.

  • Renault podrá hacerlo con el Fluence, tanto el más equipado Privilege con caja CVT como el GT2, el deportivo, que tienen el mismo precio de $534.100 desde hace tiempo. Seguramente alguno de los dos se desprende de ese límite.

Fluence GT2 VS Golf GTI 13

  • Peugeot tiene exentos los modelos de fabricación nacional, como el 408 y 308, que ahora también podrían liberarse.

Nuevo Peugeot 408

  • Citroën tendrá rienda libre el C4 Lounge full, que roza los $530.000.

  • Volkswagen para el Vento, que no estaba alcanzado aunque está al borde en su versión tope de gama.

  • Toyota podrá incrementar el Corolla tope de gama, que sale $540.000.

Las motos y barcos
En el caso de las motos, se liberaron de la medida son las de gama media, que salen entre $70.000 y $140.000 antes de impuestos, el resto seguirán gravadas, lo mismo que las embarcaciones de lujo.