Los asistentes de manejo que marcan un antes y un después frente al volante

Contar con sistemas que ayudan a la conducción se hizo común en algunos vehículos, desde la cámara de estacionamiento hasta los controles que evitan el desvío de un carril a otro. Un camino de ida para quienes empiezan a entenderlos y usarlos

La seguridad se convirtió en un eslabón fundamental para las automotrices, y al mismo tiempo, muchos consumidores empezaron a entender y reclamar por sistemas que hagan más seguro y al mismo tiempo más confortable su viaje. Si bien muchos de estos asistentes son exclusivos de autos premium o de las versiones de alta gama, son cada vez más las propuestas en segmento intermedios y en marcas masivas que los ofrecen y se calcula que los sistemas actuales podrían reducir a la mitad los accidentes. Hay muchos controles que logran este cometido y que se fueron «popularizando». En el caso de Ford, desde el Focus ya se encuentran muchos asistentes y muy útiles; lo mismo sucede con algunos de los últimos lanzamientos de Peugeot, como es el caso del 3008, que hace el manejo casi automático. Algunos de esos sistemas son: – Front Assist: Es una frenada automática que evita choques: El 30% de los accidentes se produce por colisiones traseras. Para prevenir este tipo de situaciones, se activa el Front Assist, que controla la distancia del auto respecto a los otros vehículos o las personas que puedan cruzarse por delante. Cuando el conductor no reacciona ante un riesgo inminente de colisión con el coche que nos precede o con un peatón, el sistema primero le avisa y luego frena automáticamente si fuera necesario. – Traffic Jam Assist: Es para usar durante el congestionamientos de tráfico. Frenar, acelerar, volver a frenar es común en las grandes ciudades. Para ello, el Traffic Jam Assist asume las maniobras para que el conductor esté más cómodo y el auto solo puede cambiar de marchas automáticamente, regulando la velocidad y manteniendo la correcta distancia de seguridad en cada situación. – Lane Assist: Mantenerse en el carril puede ser más sencillo con una leve corrección automática del volante. Con una cámara frontal que reconoce las líneas, el Lane Assist avisa cuando estamos a punto de desviarnos, tanto si circulamos a baja como a alta velocidad. También puede corregir automáticamente la trayectoria y evita situaciones de peligro ante posibles distracciones del conductor. – Traffic Sign Recognition Assis: Es un vigilante de señales que está sincronizado con la cámara delantera del vehículo para detectar los límites de velocidad, la prohibición de adelantar o incluso una señal de presencia de obras. Funciona como un copiloto, avisando con anticipación. La información se muestra en el cuadro de instrumentos y se puede configurar un aviso acústico por exceso de velocidad. – Blind Spot Detection: Pone fin a los ángulos muertos. Para que el conductor no tema a los cambios de carril, una señal visual situada en el retrovisor, avisa cuando se acerca algún vehículo en el campo de visión hasta ahora invisible. El Blind Spot Detection funciona gracias a dos radares que están pendientes del tráfico trasero y garantiza una conducción más segura. -Adaptive Cruise Control: Es útil para un viaje más cómodo. El Adaptive Cruise Control permite fijar una velocidad de crucero constante y se encargará de acelerar y desacelerar en función del tráfico o frenará automáticamente, si es necesario, sin intervención del conductor. Es especialmente útil activarlo en viajes de largo recorrido, con tráfico denso o fluido. Con el paso de los kilómetros, se agradece no tener que mantener pisado el pedal. -Park Assist: Estacionar sin tocar el volante. Con la ayuda de unas cámaras que ofrecen una visión de 360º, el Park Assist maniobra por nosotros. Es capaz de calcular las distancias para prevenir cualquier colisión e, incluso, tomar el control del volante. – Fatigue Detection System: Es el detector de fatiga. Las informaciones necesarias para que éste detector funcione provienen de un sensor en el volante que es parte del sistema de control de estabilidad ESP. Lo que hace es interpretar los movimientos del volante y recomendar al conductor que se tome un pequeño descanso si detecta anomalías en su conducción, ya que la analiza desde el momento en que éste inicia la marcha. Este patrón  es analizado junto a otras maniobras y factores, como la duración del trayecto o la hora del día, y se calcula un índice de fatiga. En ese momento, en la computadora de a bordo aparece una señal que ilustra una taza de café y una frase que sugiere al conductor tomarse un descanso para renovar energías y seguir con el viaje.    

Ahora podes revisar el auto en solo 3 horas

Car Pro y Bridgestone inauguraron un nuevo centro para realizar todo tipo de controles a los vehículos, sin importar la marca, en el menor tiempo posible y haciendo grata la espera

Realizar el mantenimiento del auto es una de las tareas más agobiantes para quienes usan habitualmente un vehículo. Esta sensación se da no solo por el gasto que implica, sino también por el tiempo que lleva. Para facilitar la tarea, Car Pro S.A., Bridgestone Argentina inauguraron el primer centro integral de servicios para el automóvil, el cual apunta a satisfacer las necesidades y requerimientos del universo multimarca fuera de la garantía otorgada por los fabricantes. El primer local está ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, pero la idea es extender este concepto a todo el país. Tal como sucede en otros mercados,  además de contar con una gomería con gente especializada, el centro ofrece una serie de beneficios para que los clientes aprovechen su visita y, en cuestión de horas, realicen diferentes tareas en sus vehículos. «Más allá de reemplazar, alinear o balancear neumáticos, en nuestro local podrán hacer el cambio de aceite y filtros, diagnosticar si el vehículo va a pasar la VTV, hacer el service de distribución con repuestos originales y hasta sacar ese bollo para el que nunca hay tiempo de llevar el auto al taller», señala Andrés Kostic, director de Car Pro S.A. «Vivimos un cambio de paradigma y el nuestro es un concepto de atención totalmente nuevo en Argentina. Estamos orgullosos de ser el primer centro integral de servicios de Bridgestone y a su vez el primero que cuenta con un YPF Boxes dentro de sus instalaciones», agrega Kostic. «El slogan de nuestro grupo es ‘Soluciones de movilidad’, por eso estamos convencidos de que dentro de esa diversificación alcanzaremos beneficios para ambas partes en esta alianza estratégica con Car Pro S.A., con nuestros clientes en el centro de escena porque serán ellos los que recibirán una atención profesional e integral en un local modelo», asegura Hernán Dietrich, CEO de Grupo Dietrich. Servicios complementarios Dentro del establecimiento funciona un YPF Boxes, el número 271 a nivel país y el primero fuera de las estaciones de servicio de la petrolera argentina. Esto se logró gracias al acuerdo vigente entre Bridgestone e YPF. Se puede realizar el cambio de  aceite y filtros, y se chequean 15 puntos vitales que permiten conocer el estado general del vehículo. También realizan de manera gratuita la Pre-VTV, donde se brinda un diagnóstico del estado de la suspensión, el sistema de frenos y de las luces, puntos clave a la hora de presentarse a la Verificación Técnica Vehicular obligatoria que se exige en el ámbito de CABA y la provincia de Buenos Aires. Otro servicio dentro del local es un sector de detailing que cuenta con la iluminación adecuada y las herramientas para todo tipo de tareas vinculadas al mejoramiento de la estética vehicular. Las diversas tareas dentro del local conllevan un tiempo de trabajo de unas 3 horas, para lo cual se pensó en diferentes alternativas para los clientes como son área de trabajo/relax con servicio de wi-fi, puertos USB para carga de celulares y cafetería; bicicletas y cascos sin cargo para quienes precisan retirarse y quieren hacerlo en un medio de transporte ágil y respetuoso del medio ambiente y financiación: los trabajos que se realicen dentro del local podrán abonarse con todos los medios de pago, incluyendo diferentes tipos de financiación con las principales tarjetas de crédito. Junto con estas decisiones, Car Pro S.A. se ha trazado como objetivo crear un local que no sólo sea revolucionario desde su propuesta de integralidad sino también desde el cuidado con el medio ambiente. Para ello, a la apertura del local se sucederá un plan de  modificación de las instalaciones para conseguir la validación a fin de año la certificación EDGE, lo que lo convertirá en el primero en su tipo también en lo que a normas de sustentabilidad se refiere.

Motriz (C) 2013