Peugeot 208 GT: no me mires si podes

Dueño de un diseño llamativo, muy buen equipamiento y un comportamiento ágil y divertido, esta variante GT del hatchback chico de Peugeot propone una experiencia de manejo diferente.  

El actual Peugeot 208 -se produce en Argentina- ha quedado de por si como uno de los hatchbacks más atractivos del segmento. Su buena recepción se plasma en las ventas que viene consiguiendo mes a mes: en agosto ocupó el cuarto puesto en el ranking de los más vendidos con 978 unidades. Sin embargo, la llegada del 208 GT -su primero europeo de corte más deportivo- generó un gran revuelo por la propuesta estética que propone. Manejamos uno de los autos más llamativos del mercado, ideal para los que no les gusta pasar inadvertidos por la calle. 

Un imponente frontal caracteriza al nuevo 208.

Es difícil no seguir con la vista al 208 GT. Lo miran todos. Adultos, jóvenes y hasta los más pequeños nos dieron pulgar arriba. Esto deja a las claras que no hace falta ser entendido en el tema para percatarse que esta versión tiene algo especial.  

El diseño de las luces sobresale en la parte trasera.

Es verdad que el tono amarillo con apliques en negro brillante (se ofrece también en rojo y blanco perlado) de la unidad de probamos ofició por si mismo como un señuelo. Sin embargo, a diferencia del 208 convencional cuenta con una parrilla que combina el negro con apliques metalizados, llantas de 17”, spoiler trasero, una barra oscura que atraviesa su baúl y difusor en el paragolpes trasero también oscuro, lo mismo que el techo acristalado. Cuenta también con la infaltable doble salida de escape cromada, un recurso que todo deportivo debe tener. 

Así luce de perfil el Peugeot 208.

Es bueno remarcar que esta versión no solo se remite a lo estético, pues el tratamiento interior, y aquí viene lo bueno, está también intervenido. El habitáculo del 208 nacional no es para nada malo, pero este GT lo supera ampliamente.

Así es por dentro el interior del Peugeot 208.

Es un placer a la vista y al tacto los materiales refinados que hay en la plancha de instrumentos, con insertos de materiales símil fibra de carbón. El cuero reviste su pequeño volante y se combina con tela en los asientos. Butacas que cuentan con una sujeción lateral digna de un deportivo de pura cepa.  

Es sutil y muy bien logrado la iluminación del interior, que cuenta con luces leds interior blancas y que suma una tira led verde ilumina sobre la consola central, la cual se extiende hasta las puertas. Esto, con el tablero 100% digital y la gran pantalla multimedia de 10” (en el 208 nacional es de 7”) genera un ambiente impecable de noche.  

Si bien las siglas GT (Gran Turismo) conllevan a pensar en deportivo de pura sangre, no es este el caso. Su motor es el 1.2 litros turbo naftero de 3 cilindros que desarrolla 130 CV, el cual se destaca por su elevado torque: 230 Nm. Una potencia que aparece apenas en las 1.700 vueltas. Esto, se traduce en una inmediata respuesta en bajas vueltas, lo que hace que el manejo sea realmente divertido, pero no deportivo. 

Su caja es automática de 6 marchas, la cual no tiene levas al volante. Esto es otro indicio que el 208 GT no tiene intenciones de ser una variante con temperamento deportivo. La buena noticia de este conjunto motor/caja, es que las relaciones largas de su sexta marcha (a 130 km/h viaja a 3.100 vueltas) lo convierten en un aliado al bolsillo en el tema consumo: en ruta, gastó apenas 6 litros promedio, viajando entre 100 y 130 km/h. En ciudad, precisó 9.5 litros cada 100 km.  

¿Cómo va? 

El comportamiento en ruta del 208 es excelente

Su comportamiento dinámico es impecable. Si hay una palabra que resume su carácter es: ágil. Su dirección es rápida y sus reacciones instantáneas. Sumado a su comprimido tamaño, lo convierten en un especialista en el arte de escabullirse por las calles congestionadas. El sistema de suspensión es blando (otro indicio que no está pensado para participar de un Track Day, por ejemplo, algo que nos consultaron mucho) y sus ruedas de perfil bajo transmiten cierta dureza.

¿Conclusión? Se debe circular con un plus de cuidado en la mayoría de las calles, por el mal estado de estas. ¿Dónde se luce el 208 GT? En ruta sobre asfalto en buenas condiciones. Allí es donde este león parece flotar. Si se activa el modo Sport, con el que el cuentavueltas escala sin cuplas y en la cabina se escucha un grueso rugir (es un sonido artificial que reproducen los parlantes), la sensación de manejo es sencillamente espectacular. 

Ficha Técnica 

  • Modelo: Peugeot 208 
  • Origen: Eslovaquia 
  • Motor: 1.2 litros turbo naftero de 3 cilindros de 130 cv y 118 Nm 
  • Caja: Automática TipTronic de 6 velocidades 
  • Dimensiones: largo 4.055 mm, ancho 1.960 mm, alto 1.453 mm 
  • Distancia entre ejes: 2.538 mm 
  • Capacidad de baúl: 311 litros 
  • Precios: $ 4.462.545 

Posted in Noticias Pruebas

Leer más

Chevrolet Cruze RS: El más agresivo de la familia

Antes de fin de año el hatchback mediano que se produce en Argentina sumará una variante de estirpe deportiva.

Las siglas RS son la abreviatura de Rally Sport. Dentro de Chevrolet, es la insignia que se utiliza para demarcar a las versiones de corte más deportivo, pero no de temperamento; para eso se reserva la leyenda SS, impresa de momento en el Camaro, por ejemplo.

El Chevrolet Onix RS se separa de su par convencional por un tratamiento estético mucho más agresivo.

El primer modelo que ofreció esta variante fue el Onix, el hatchback chico de la familia, en el 2019. El pasado mes de abril, la marca aprovechó la actualización que había recibido el modelo en Brasil para luego presentar el rediseño de esta versión RS, la cual pudimos probarla.

En aquel entonces, la definimos como una propuesta con una estética muy lograda y un valor muy competitivo ($ 2.438.900), pero que su cometido era solo seducir sólo desde lo que exterioriza y no de lo que ofrece a nivel comportamiento.

A pesar de su estirpe deportiva, la variante RS no tiene modificación en su motor ni en su sistema de suspensión.

De hecho, está impulsado por el mismo motor del Onix convencional, el ya conocido 1.0 turbo de 116 CV. Un muy buen propulsor de 160 Nm, que aparecen entre las 2 mil y 4 mil vueltas (necesita 10 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h) pero está lejos de lo que se considera una opción deportiva.

Antes de fin de año el Cruze hatchback sumará la versión RS, con un corte deportivo muy logrado.

La novedad ahora pasa por el anuncio de Chevrolet Argentina de sumar a la línea del Cruze 5 puertas, una variante RS, es decir con estética deportiva. Las fotos de este informe las tomamos en el 2018, última edición del Salón del Automóvil de San Pablo (Brasil) y corresponden a un prototipo que se acerca bastante a cómo va a lucir esta variante deportiva del Cruze.

Agresivo. Así será el frontal del Cruze RS

Al igual que sucede con el Onix RS, el propulsor del Cruze RS será el mismo de toda la zaga: el conocido turbo-naftero 1.4 litros de 153 CV a 5.000 rpm y 245 Nm de par máximo a 2.000 rpm. No se definió si estará asociado con la caja manual 6 marchas o una automática de 6 velocidades.

El sector trasero recibirá un difusor negro que le otorgará, junto a una salida de escape deportiva, un remate digno de un pura sangre.

De este modo, Chevrolet le pone una cuota de actualidad a uno de sus modelos con mejor representación en el mercado (64% dentro de su segmento). Su precio será informado al momento de su lanzamiento. Recordemos que actualmente el Cruze hatchback se ofrece en valores que van desde los $ 2.804.900 (LT), hasta los $ 3.094.900 (Premier)

Posted in Lanzamiento Noticias

Leer más

Motriz (C) 2013