Lanzamiento: Honda CR-V 2018

Se develó la quinta generación del SUV grande de Honda que ahora la impulsa el motor 1.5 turbo de 190 CV, ya conocido en el Civic. Viene ahora de EEUU (antes México), ahora tributa el 35% de impuestos.

Hace tiempo que la principal muestra de agro en el país –Expo Agro-ha pasado a formar parte de la agenda de las terminales como una cita donde exhibir sus productos. Por el contexto de esta feria del campo, las que siempre dijeron presente, fueron aquellas que entre sus líneas cuentan con pick ups. Pero no son las únicas, y tal es el caso de Honda Argentina, que en este caso, además de participar con su portfolio de modelos, aprovechó la presencia de medios y del público para anunciar la venta de la nueva generación de su SUV (Sport Utility Vehicle), grande.

Se trata de la quinta generación de este utilitario deportivo que llega ahora oriunda de Estados Unidos y ya no de México. Este cambio de origen tiene repercusión en su precio final, ya que ahora deberá tributar el 35% de impuestos, del cual antes estaba exento por su origen mexicano.

Si bien los cambios estéticos son leves con respecto a su antecesora, (cuenta con nueva parrilla y nuevas ópticas FULL LED en forma de ala. También en la parrilla suma un nueva grilla que contribuye a la aerodinámica), el gran cambio está oculto debajo de capot. Es que por primera vez estará impulsada por el motor naftero 1.5 turbo con inyección directa, que ya impulsa al nuevo Civic. Un motor que alinea en la tendencia de los propulsores chicos o “down size”, pero que pueden ofrecer unos dignos 190 CV. Se jubiló de esta manera al naftero 2.4 i-Vtec de 175 CV.

Tampoco hay opciones de cajas. Solo se puede elegir la caja CVT , (variable continua) con levas al volante de 7 marchas. La marca hace hincapié sobre el nuevo sistema de tracción total denominado Real Time AWD (All Wheel Drive). Se caracteriza por un aumento en la entrega máxima del par en las ruedas traseras. Se complementa con un nuevo sistema de control electrónico que permite un mayor control en diferentes condiciones climáticas que se puedan presentar durante la conducción en diferentes superficies.

Lo más destacado puertas adentro es su nuevo tablero totalmente digital, que permite configurar diferentes pantallas. Se complementa además con el sistema Head-Up Display, que muestra una imagen transparente sobre el tablero, sin necesidad de bajar la vista al tablero. En la consola central, se destaca una pantalla multimedia de 7 pulgadas con GPS.

En seguridad, tiene todo lo que se espera de un modelo de este segmento (6 airbags, ganchos Isofix,Control de tracción, Control de Estabilidad, cámara de visión trasera y sensores de estacionamiento, entre los principales), pero se diferencia por algunos asistentes. El más exclusivo, el denominado Lanewatch (ya conocido en el Honda Civic), consistente en una cámara ubicada debajo del espejo retrovisor externo que se activa con el guiño derecho o cuando se activa el botón ubicado de la palanca del guiño y proyecta un ángulo de visión de aproximadamente 80°, 4 veces más amplio que lo normal.

Se ofrece en una única versión denominada EXT AWD, a un valor sugerido al público de 57.200 dólares (1.155.440 pesos)

El “chiche”: Hands Free Access Power Tailgate, permite abrir y cerrar el portón trasero, con solo mover el pie debajo de la parte trasera del vehículo.