Lanzamiento Kia Rio

La cuarta generación del pequeño hatchback coreano ya se vende en la Argentina, desde ahora importado de México. ¿A quiénes buscará ganarle mercado?

En un barrio “topísimo” de la Ciudad de Buenos Aires, Barrio Chico, la marca coreana presentó el nuevo Kia Rio, un auto para competir en el segmento B, el de mayores ventas, pero que aspira a trepar un escalón en la categoría y “codearse” con los que se ubican es un nivel  superior, por tecnología o diseño, como el Ford Fista, el Honda Fit y el Peugeot 208.

Del otro lado están los más vendidos, como el Volkswagen Gol, Toyota Etios, y Chevrolet Onix, que tienen las mismas dimensiones pero son más económicos o populares, y con quienes también tendrá que rivalizar.

En total, el segmento represente 88.990 ventas en un mercado que cerró el primer bimestre con casi 190.000 unidades vendidas, es decir, se lleva la mayor torta y está en franco crecimiento gracias a los descuentos y promociones de las automotrices.

En el caso del nuevo Rio es el segundo auto importado por la coreana desde México, después del Cerato, lo que no es un dato menor porque existe un acuerdo comercial que permitirá tener mejor disponibilidad.

Se trata de la cuarta generación, el cual fue diseñado por fuera y por dentro, renovó plataforma y mejoró la motorización. En esta primera etapa se venderá únicamente en versión hatchback, sin baúl, pero no descartan sumar luego la opción sedán, la cual competiría con los recién llegados Volkswagen Virtus y Fiat Cronos, entre otros.

El Rio estará disponible en el mercado con motor naftero 1.6L de 123 hp, con una caja que puede ser manual o automática, de 6 velocidades. La motorización recibió algunas mejoras que aumentan el rendimiento y reducen las emisiones.

La plataforma también se modificó para optimizar el comportamiento dinámico del vehículo, con una mayor distancia entre ejes y un centro de gravedad más bajo.

Las medidas del nuevo Río son 4,06m de largo; 1.72m de ancho; y 1,45m de alto. La distancia entre ejes es de 2.58m, con un baúl de 352 litros.

En diseño y equipamiento, el cambio principal se advierte en el frontal, con el mismo ADN de los SUV y modelos que vende la marca hasta el momento. Además se completa con luces de circulación diurnas en paragolpes delanteros, ludes diurnas LED y antinieblas delanteras, los cuales ayudan a una estética muy moderna.

Habrá tres versiones: la de entrada, llamada EX, con opción de caja manual o automática y llantas de 15″; y la SX full, con caja automática, y llantas de 17″, como una de las diferenciaciones exteriores más notables.

Otro aspecto importante del modelo es la mejora en conectividad y equipamiento, con una  pantalla de 7″, cámara trasera, conectividad Android Auto y Apple CarPlay en toda la gama. Tienen cargador USB en primera y segunda fila, volante y palanca tapizados en cuero, control de velocidad crucero, espejos laterales eléctricos y rebatibles, apoya brazo central con compartimiento y comando al volante.

La version SX incorpora, además, faros delanteros halógenos bi-funcionales, techo corredizo, climatizador bizona, entre otros.

En lo que respecta a la seguridad, todas las versiones cuentan con anclajes ISOFIX, carrocería reforzada, freno de disco en las 4 ruedas, doble airbag, rueda de auxilio de igual medida, ABS, entre otros. El SX agrega airbags de cortina y laterales, ESC, HAC y sensores de estacionamiento traseros.

Precios y versiones:

  • EX 1.6 MT: u$s19.900
  • EX 1.6 AT: u$s21.200
  • SX 1.6 AT: u$s23.900

Tagged with: , , , , ,