Fiat presentó su primer eléctrico y es el nuevo 500

El modelo se reveló en Milán. Es el primer auto totalmente eléctrico de FCA que cambiará las reglas del juego para los vehículos de cero emisiones.


«El planeta Tierra está atravesando un periodo muy delicado, único en su historia. Todos tenemos que pasar a la acción para crear un futuro mejor. Fiat acepta el desafío, poniendo en juego la joya de la familia: el 500. Porque el 500 siempre ha estado en sintonía con los tiempos, cambiando cuando cambian las necesidades sociales».

Con estas palabras, el grupo FCA presentó el nuevo eléctrico de la firma, el 500e, un auto que representó un cambio radical y se convirtió en una marca muy querida. Un automóvil que siempre estuvo en la cresta de la ola, y que pudo afirmarse como ícono desde su nacimiento hace 63 años.

Con la segunda generación, lanzada en 2007, el Fiat 500 introdujo el concepto de coolness y encanto en el mundo de los autos urbanos. Ahora, en 2020, es el comienzo de una nueva era y el auto usará toda su popularidad para inspirar el cambio y convertirse en parte de la solución.

El diseño del 500e

Al diseñar el nuevo 500, los ingenieros comenzaron con una hoja de papel en blanco, para que pudieran trabajar en todos los aspectos con la máxima atención al detalle y elegir las mejores soluciones.

En términos de estilo, implementa la movilidad futura de una manera italiana, aplicando el legado de las dos generaciones anteriores.



Clásico, y con una historia de 63 años, al diseñarlo, el Centro Stile Fiat ha trabajado en líneas limpias y un lenguaje coherente para definir el aspecto de la tercera generación: sobrio, evolucionado y compacto. Esto hace que los volúmenes resulten especialmente atractivos, dando una percepción de mayor estabilidad y presencia dimensional.



Otro requisito era darle al nuevo modelo un logotipo 500 específico, que por primera vez aparece en el centro del escudo frontal, en lugar del logotipo de Fiat. El logotipo actual del 500 en la parte trasera mantiene su vínculo con el pasado, aunque transformándose en una versión específica totalmente eléctrica: se caracteriza y adorna con un borde azul claro, con un juego de diseño y color que transforma el último cero en una letra «E».



En estética, el frontal, vertical como en la versión de 1957, es menos achatado, y se ha acentuado la sensación dinámica de la vista lateral. Los faros son un poco más elípticos, tecnológicos y modernos, lo que da como resultado un aspecto más atractivo, mientras que las manillas de las puertas están completamente al ras, con un vano para el desbloqueo eléctrico.

La esencia de la nueva plataforma le ha dado al 500 de tercera generación mayores dimensiones: es 6 cm más ancho y 6 cm más largo, la distancia entre ejes se ha ampliado 2 cm y las ruedas son más grandes y están más separadas, aportándole más personalidad y una mayor habitabilidad, a pesar de una longitud que sigue siendo inferior a cuatro metros.

Por dentro, es completamente nuevo y elegante. El Centro Stile ha decorado el interior distribuyendo los volúmenes de manera eficiente para lograr simplicidad formal, estética elegante y claridad visual.

Hay más espacio detrás de los hombros y para las piernas. El resultado es un entorno bien diseñado, sobrio, con menos botones y líneas esenciales, armonioso y que transmite sostenibilidad. Al igual que para el Fiat 500 Hybrid, incluida la versión eléctrica, algunos niveles de equipamiento también tienen asientos hechos con hilo «Seaqual» con plástico recuperado del mar, mientras que otros hacen un uso considerable de la ecopiel en lugar de la piel auténtica.

Autonomía y motor

La autonomía y el tiempo de recarga son dos cuestiones clave para los clientes. Las baterías de iones de litio con una capacidad de 42 kWh permiten que el nuevo 500 tenga una autonomía de hasta 320 km en el ciclo WLTP.

Para optimizar el tiempo de recarga, está equipado con un sistema de cargador rápido de 85 kW para recargar la batería muy rápidamente. Por ejemplo, se necesitan solo 5 minutos para disponer de una reserva de energía suficiente para recorrer 50 kilómetros, más de lo necesario para un uso diario medio. Y el cargador rápido también puede recargar la batería al 80 % en solo 35 minutos. La toma Combo 2, ubicada en el lateral trasero derecho del vehículo, permite una recarga tanto en corriente alterna como continua.

También se ha pensado en soluciones de recarga doméstica. La edición de lanzamiento del nuevo 500 incluye el Easy Wallbox, un sistema de recarga para el hogar que se puede conectar a una toma de corriente normal. Se trata de una solución «plug-and-charge» que se puede controlar vía Bluetooth, sin la necesidad de personal especializado, lo que permite recargar el 500 inmediatamente en casa con una potencia de carga de hasta 3 kW, estabilizando la carga energética.

Conducción del 500e

El nuevo 500 se equipa con tres modos de conducción: Normal, Range y Sherpa, que se pueden seleccionar dependiendo del estilo de conducción.

El motor tiene una potencia de 87 kW que permite una velocidad máxima de 150 km/h (autolimitada) y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos; en 3,1 segundos de 0 a 50 km/h.

Conducción autónoma y conectividad

Pero el automóvil del futuro no es solo un coche urbano eléctrico, sino que va un paso más allá: literalmente pasa al siguiente nivel al ser el primer vehículo de su segmento en ofrecer la conducción autónoma de nivel 2, con todas las ventajas que aporta a la movilidad urbana.

Tecnología de monitorización con cámara frontal para vigilar longitudinal y lateralmente todas las zonas alrededor del vehículo. El sistema iACC (control de crucero adaptativo inteligente) frena o acelera prestando atención a todo lo que sucede alrededor: coches, ciclistas y peatones. El centrado de carril (Lane Centering) mantiene el vehículo en el centro del carril cuando las líneas de demarcación se identifican correctamente.

El asistente inteligente de velocidad (Intelligent Speed Assist) lee los límites de velocidad y recomienda aplicarlos, mientras que el detector urbano de ángulo muerto (Urban Blind Spot) utiliza sensores ultrasónicos para controlar los ángulos muertos y avisar de cualquier obstáculo con una señal luminosa triangular en el retrovisor.

Luego está el Attention Assist, que avisa en la pantalla y recomienda detenerse y descansar cuando se está cansado. Finalmente, los sensores de 360° proporcionan una vista de dron para evitar cualquier obstáculo al estacionar o realizar maniobras complejas.

El 500 de tercera generación es el primer vehículo FCA equipado con el nuevo sistema de infoentretenimiento UConnect 5, la plataforma conectada diseñada para el futuro.

FCA utiliza el sistema operativo Android Auto, sencillo, intuitivo e increíblemente personalizable. Por ejemplo, se puede configurar cómo se muestran las funciones y aplicaciones mediante el uso de widgets. La tecnología es compatible con Apple CarPlay en modo inalámbrico. El sistema también está preparado para ofrecer la misma funcionalidad para Android Auto.

La versión de lanzamiento también cuenta con sistema de interfaz Natural Language, con reconocimiento de voz avanzado, para poder hablar con el automóvil y controlar los parámetros, configurar el climatizador y elegir la música favorita.

En seguiridad, tiene:
  • Frenado de emergencia autónomo con detección de peatones y ciclistas, asistente inteligente de velocidad, control de carril;
  • Cámara de visión trasera de alta resolución con cuadrícula dinámica;
  • Control de crucero adaptativo inteligente (iACC) y centrado de carril;
  • Faros con encendido automático y luces largas/cortas automáticas;
  • Llamada de emergencia;
  • Freno de estacionamiento eléctrico.
Está equipado con el sistema de conducción autónoma de nivel 2, por primera vez en un vehículo del segmento de los coches urbanos.

Etiquetas:, , , ,

Motriz (C) 2013