Publicaciones etiquetadas ‘Prueba de Manejo’

Prueba de manejo: Ford Mustang

Convivimos una semana con el “pony” salvaje de Ford y te compartimos la experiencia a bordo de esta cupé de 420 CV

El test drive incluyó un largo recorrido por ruta que terminó en un Aero Club. Y ahí el Mustang «se sintió a gusto», ya que no tiene rival

Si hay un modelo que queríamos probar con ansias, ese sin dudas era el Mustang. El deportivo por excelencia de Ford de todos los tiempos, que llegó a nuestro mercado en septiembre del año pasado, y que si bien tuvimos un contacto en el Autódromo de Buenos Aires (Leer más), nos debíamos una prueba más intensa, o mejor dicho, más terrenal.

El perfil del Mustang enfatiza los rasgos deportivos, con las llantas de 19″ y una pronunciada caída del techo

Un contacto, como lo haría un dichoso usuario de esta octava generación, utilizándolo de manera cotidiana, saliendo -seguramente con placer- a la ruta y autopistas, y ver de qué manera este “pony” salvaje se adaptaba a las reglas de una ciudad. Su estética, con los rasgos históricos Siempre somos partícipes que sobre la estética de un auto, entran en juego cuestiones muy personales y subjetivas, y que emitir juicios contundentes sobre el diseño de un auto muchas veces es arriesgado. Pero en este caso, no hay riesgo que valga, pues ¿Quien puede tener una opinión contraria a la escultural figura del Mustang? Y lo cierto es que por unanimidad, este fue el modelo sobre el cual más elogios hemos recibido. Si uno se toma el trabajo de googlear a las generaciones anteriores del Mustang, encontrará muchos puntos en común. Pero en esta octava generación, la primera vez que utiliza una plataforma global (se fabrica para varios mercados, entre ellos el nuestro), hay también reminiscencias claras a la corriente de Ford llamada Kinectic Design.

Si fuera un avión sería su hélice. El frontal del Mustang, imponente y cada vez más llamativos, con el «Pony» como protagonista

Esto, se percibe en la trompa del Mustang, con las ópticas rasgadas, la parrilla que simula una boca de un tiburón y que es por ello que guarda mucho parentesco con el Ford Mondeo. A nosotros, nos impresionó el tamaño de esta cupé que mide casi cinco metros de largo, de los cuales casi la mitad los acapara su musculoso capot, que alberga al descomunal V8. Su perfil es exquisito, con sus llantas de 19”, con neumáticos más anchos atrás y los pasa ruedas sobre dimensionados. Pero el certificado de deportividad se lo otorga la caída abrupta de su techo, que termina en un remate no menos agresivo que su trompa, donde su amplia luneta, la doble salida de escape, y la particular tapa de la apertura del baúl, (una esfera negra con las siglas GT), no hacen más que recordar al antiguo Mustang, el cual para muchos tuvo una de las colas más seductoras y logradas del mercado a nivel mundial. Puertas adentro Para ingresar al Mustang hay que en parte dejarse caer. Su butaca deportiva está casi al nivel del piso y uno puede extender casi en su totalidad las piernas. La sensación al tacto y a la vista es de primera calidad en cada rincón. El volante multi-función forrado en cuero tiene múltiples botones para terminar con las levas de aluminio que se ocultan detrás del mismo. La butaca del conductor se separa de la butaca del pasajero con un importante túnel que alberga el freno de mano -bien al alcance de quien conduce- y el selector de la caja automática de 6 marchas (no ofrece caja manual, como si lo propone en Estados Unidos). En la consola central, cuenta con teclas tipo Switch, con las que se puede activar las balizas, desconectar el control de estabilidad, cambiar la dureza de la dirección y elegir los 4 modos de conducción.
Ford Mustang interior 1
Ford Mustang interior 3
Ford Mustang interior volante
Ford Mustang interior 4
Ford Mustang interior baul
La parte “tecno” está bien representada por una pantalla táctil de 8” con GPS, cámara de retroceso, el sistema Sync 3 y los comandos para manejar su sistema de audio de 12 parlantes y un subwoofer en el baúl. Si bien el Mustang es un 2+2, es decir para 4 pasajeros, el espacio para atrás está pensado solo para llevar niños. Hicimos la prueba de llevar a compañeros ansiosos, que con el afán de subirse al Mustang, se acomodaron como pudieron. Pero a los pocos kilómetros, la súplica de que deslizáramos la butaca lo máximo que se pudiera, tiñó la experiencia a bordo de los entusiasmados pasajeros. Incluso su acceso a las plazas taseras es tedioso, ya que hay que correr las butacas de manera eléctrica y es un método lento y poco práctico. Conclusión: Atrás, solo apto para menores. Una sinfonía para los oídos El leimotiv del Mustang está debajo de su protuberante trompa. Allí se oculta el motor naftero V8 5.0 litros de cilindrada de 420 CV. No tiene turbo, solo aspiración normal y respeta la tradición familiar de modo que su tracción es trasera. El rugir de su motor, es música constante para los oídos, ya que prácticamente en todos los régimenes, la pimienta está. Ni hablar cuando se selecciona los modos Sport o Pista. El comportamiento cambia y son modos de conducción en los cuales hay que tenerle un respeto extra. No se trata de un auto fácil de llevar y los 420 CV, pueden jugar una mala pasada cuando se sale de una curva, donde es muy probable que su cola se deslice hacia afuera.
Ford Mustang dinamica 0
Ford Mustang dinamica 1
Ford Mustang dinamica
Ford Mustang dinamica atras
Ford Mustang dinamica atras 2
No hay que ser experto para percatarse que su v8 de 5.0 litros, es un motor glotón. En ciudad, su consumo ronda los 20 a 22 litros cada 100 kilómetros. En ruta, sin sobrepasar los 100 km/h (cosa que se hace realmente difícil) se mantiene en 10 litros. Y limitando la velocidad en los 130 km/h, el consumo ronda los 14 litros. Pero son cuestiones fuera de análisis en un deportivo pura sangre. Lo que si es inadmisible es su tanque de nafta de apenas 60 litros, lo que sumado a su gran consumo, le resta autonomía y obliga a tener siempre a la vista en el GPS, las estaciones de servicio más próximas. ¿Su precio? 95 mil dólares, 1 millón y medio de pesos al cambio actual. Un valor que, desde ya está lejos y lo deja solo para algunos en nuestro país. Situación contraria a lo que sucede en su país de origen (Estados Unido) donde mantiene la esencia de su naturaleza: Convertirse en un deportivo accesible al que pueda subirse el ciudadano promedio. Salud por ellos!
Ficha técnica
Modelo: Ford Mustang GT Fabricado en: Estados Unidos Motor: V8 de 5.0 litros con doble árbol de levas a la cabeza, 4 válvulas por cilindro Potencia: 421 CV Caja: Automática-Secuencial de 6 marchas con levas al volante Medidas: Largo 4.784 mm.; ancho 1.960 mm.; alto 1.394 mm Distancia entre ejes: 2.720 mm Capacidad del baúl: 408 litros Garantía: 3 años o 100.000 km. Precio: $ 1.500.000
 

Posted in Noticias

Leer más

Ford Ka: Prueba de manejo

Es el más chico de la marca, que ahora vuelve con nuevo diseño y plataforma. Con mayores dimensiones, quiere enfrentar al concurrido segmento B. Lo probamos por unos días y te contamos cómo es la nueva propuesta.
????????????????????????????????????

Ford Ka, prueba de manejo del más chico del óvalo.

Chico por fuera, grande por dentro. Así fue la estrategia que impulsó Ford desde que nació el Ka, allá por 1997. Publicidades con decenas de amigos subiendo al auto, demostrando “lo grande que es su corazón”, trascendieron al modelo y se convirtieron casi en un mito hecho realidad. Hoy el Ka realmente es más grande. Cambió su plataforma, creció en dimensiones, y la propuesta de la marca es enfrentarlo a los rivales del segmento B. Se trata de la categoría más competitiva del mercado, donde Ford ya tiene el Fiesta, pero ahora lo dejará en un escalón más arriba y buscará un lugar entre los populares con el “benjamín”. En Motriz pusimos a prueba la versión más equipada, llamada SEL, y te contamos todas las novedades. ???????????????????????????????????? Diseño, totalmente nuevo El Ka siempre fue un auto rupturista. Desde sus primeras generaciones, con forma redondeada, llamó la atención. Tuvo siempre «opinólogos» a quienes “le gustaba o no”. No había medias tintas en quienes elegían ese auto.  Otro elemento muy característico de este modelo fue que siempre atrajo mucho a las mujeres, especialmente por su estética, pero también por lo maniobrable del modelo. La versión actual cambió radicalmente. Por un lado, incorporó las líneas de diseño del Kinetic Design, un estilo muy característico de la marca que se visualiza especialmente en el frontal, con un grupo óptico grande, una parrilla generosa y los típicos nervios del capot. Si bien con este diseño perdió esa exclusividad que lo diferenciaba, ganó lo más puro del ADN de Ford. También creemos que ganó más estatus, es decir, le permite posicionarse un escalón más arriba.
????????????????????????????????????

Ford Ka, nueva parrilla y grupo óptico, característico del estilo Kinetic Design.

Por otro lado, aumentó las dimensiones. Ahora tiene 3,88 metros de largo (5 cm más que antes), 1,91 metros de ancho y 1,52 de alto (10 cm más). Pero el cambio más influyente son sus 2,49 metros de distancia entre ejes (4 cm más), ya que es lo que justamente repercute puertas adentro y es el motivo de porqué su espacio se ha incrementado.
????????????????????????????????????

El Ka creció en dimensiones, especialmente la distancia entre ejes, que lo hace más cómodo.

El otro gran cambio es que abandonó la carrocería de 3 puertas para pasar a una de 5 puertas, siempre con la silueta hatchback.
Por dentro El diseño interior remite directamente al Fiesta. Es prácticamente igual. Tiene un pequeño tablero analógico, que posee un velocímetro y un cuentavueltas que se completa con un pequeño display con la información de la computadora de abordo. Su posición de manejo es muy buena, pese a que su volante no tiene regulación en profundidad. Eso se compensa con la gran maniobrabilidad que ofrece su butaca: de hecho, sorprende lo mucho que baja.  Atrás es muy cómodo y e el baúl tiene capacidad para 257 litros. En agregados tecnológicos cuenta con sistema de conectividad SYNC, que permite dictar órdenes de voz para operar distintas funciones del audio o la telefonía. Agrega reproductor de CD-MP3, puerto USB, entrada Auxiliar, controles de audio en el volante y cuatro parlantes. No ofrece ni espejos eléctricos ni sensores de estacionamiento, elementos que tienen otro rivales (Volkswagen Gol y Nissan March, que también incorpora cámara de retroceso). Motor y seguridad La única motorización disponible es el naftero 1.5 litros de 4 cilindros y 16 válvulas de 105 CV. Se ofrece con caja manual de cinco velocidades. El motor se destaca por ser muy silencioso. Además, la potencia le da un vigor muy interesante, lo que lo hace progresivo a la hora de acelerar, aunque no es de los más enérgicos en bajas vueltas.
????????????????????????????????????

El Ka cuenta con un motor naftero 1.5 litros.

También logra un consumo sostenido: unos 9.0 litros en ciudad y unos 6.5 en ruta, llevándolo a unos 110 km/h. Tiene una sola opción de caja, manual de 5 velocidades, que nos sedujo por la precisión al momento de pasar las marchas. En seguridad, el tope de gama se destaca por tener ESP. Además tiene doble airbag frontal, frenos ABS con distribución electrónica de frenado y anclajes Isofix/Top-Tether para sillas infantiles. Agrega: asistencia al frenado de emergencia, asistencia al arranque en pendiente, control de tracción y control de estabilidad. Dinámica Nos subimos al Ka durante un fin de semana con diferentes objetivos. Por un lado, recorrimos algunos kilómetros en ruta. Pero especialmente lo medimos en ciudad, donde creemos que el futuro dueño del Ka, piensa usarlo con mayor frecuencia. ???????????????????????????????????? Como sucedió con la anterior generación, lo primero que se percibe es que se trata de un auto cómodo, maniobrable. Aunque creció en dimensiones no perdió la agilidad. Y resulta práctico para transitar por donde uno quiera, algo que no es menor en ciudades cada vez más congestionadas.
????????????????????????????????????

Prueba en ciudad, que incluyó calles que todo lo ponen a prueba, con adoquines.

La dirección es liviana y el buen despeje ayuda al andar confortable en calles que no tienen el mejor estado. Pero también en curvas o ante los cambios de carriles es firme y da la sensación de seguridad que muchas veces falta en autos chicos, incluso a una mayor velocidad en autopista. Cabe destacar que la  dirección eléctrica tiene un nivel de asistencia inmejorable, que permite estacionarlo fácilmente. Sus suspensiones blandas y sus neumáticos de perfil alto le dan un andar impecable. ????????????????????????????????????   En ruta, siguen las buenas impresiones. El Ka no transmite inseguridad y da la sensación de ser un auto más grande, por el aplomo que presenta. Esta edición cuenta con Control de estabilidad, lo que influye al girar exigido y ayuda a que nunca pierda la dirección. Agrega doble airbag frontal y ABS en todas las versiones, además de ganchos Isofix en los asientos traseros.
En ruta, el auto sigue mostrando buen aplomo y es excelente la dirección.

En ruta, el auto sigue mostrando buen aplomo y es excelente la dirección.

Conclusión Situarlo frente a sus competidores es clave con este auto teniendo en cuenta la decisión de Ford de posicionarlo como un nuevo rival de los chicos más populares. De esta manera, el Ka arriesga mucho más en esta nueva etapa, porque del limitado segmento de los pequeños o city car (que nunca fue exitoso en la Argentina), pasa ahora a enfrentar a los autos del segmento B. En esta categoría encontramos desde el Volkswagen Gol y Up!, hasta un Toyota Etios, los Renault Sandero y Clio Mio, o los Chevrolet Agile y Onix. Un gran mix de adversarios donde tendrá que buscar su propio espacio. Para ganar mercado tiene una ventaja: la calidad. Por donde se lo mire, las terminaciones del nuevo Ka son superiores a sus rivales, y ahí es donde podrá diferenciarse. Tanto en los paneles del interior como en tecnología y acabado externo (por ejemplo los espejos pintados color carrocería en todas las versiones) agregan un plus. Por dentro, la calidad se percibe en el tablero y los paneles de las puertas. Con estas características, el modelo está listo para salir a ganar mercado. Precios:
  • Ka S: $210.400
  • Ka SE: $236.300
  • Ka SEL: $258.300

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 14 Comentarios

Motriz (C) 2013