Lanzamiento DS3 Café Racer

Fiel al estilo de las motos “retro”, esta edición del más compacto de la marca de lujo de PSA, se vistió para la ocasión.

El gran momento de DS Automobiles, la marca Premium del Grupo PSA, será en un par de meses, cuando la marca presente al DS 3 Crossback: una especie de “hijo menor” del DS7 Crossback, cuyos principales rivales serán el Audi Q2 y el Mini Countryman, entre los más cercanos.

Pero antes de ello, la marca presentó una edición especial que busca saciar a un segmento cada vez más en auge: el de los motociclistas que añoran el tipo de motos “vintage”.

Un tipo de motos “retro” que fueron furor en décadas anteriores, como el de las Café Racer. Así se denominó a un movimiento iniciado en el Reino Unido en la década de los ´50 que se caracterizó por carreras clandestinas entre los bares y cafés británicos, por el que las motos eran modificadas para hacerlas correr lo más rápido posible.

Las mismas  involucran a su vez un estilo desenfadado, donde la vestimenta (chaquetas de cuero, jeans rotos, forcejos, chalecos, pañuelos en el cuello, cascos abiertos con burbujas, entre los más reiterativos) es el otro sello distintivo de estas agrupaciones que hoy afloraron.

Todo ello, fue colocado en una cocktelera, junto con un DS3 y el resultado fue estupendo. Un DS3 Café Racer, que se inscribe tanto en su exterior como puertas adentro, todos los materiales, diseños, y estilos, propios de esta “tribu” de moteros, que cada vez crece más.

Así es que por fuera, la marca decidió “tatuar” el techo –en esta edición de color “crema parthénon” (así lo denomina la marca)  una versión vintage del logo DS hasta una mención al año de lanzamiento, el número “3” decorado con laureles, y un trébol que homenajea al Ace Café de Londres, epicentro del universo rocker en la capital británica.

Algunos de estos mismos dibujos, se replican en distintos lugares de la carrocería, como el capó, las puertas, el portón trasero y en el lateral.

El diseño, fue hecho en colaboración con el estudio parisino BMD Design, fundado por el artista Bruno Michaud en 2001, un enamorado de las técnicas artesanales y del estilo de la Francia de los años 30.

Las llantas de 17”, ya de por sí llamativas, ahora tienen otro diseño y cuentan con un color negro brillantes, que le da una inmejorable estirpe de auto deportivo.

Pero no todos son decorados, ya que adentro este DS3, estrena un tapizado inspirado en el DS7 CrossBack: diseños de rombo, tipo diamante y un tono marrón en cuero de Nappa, que le otorga una fineza y un tacto que hasta ahora ningún DS3 ofrecía, por ello es bienvenida esta edición.

Después, aparecen otros detalles, como la pedalera de aluminio, la palanca de cambios de cuero, y cuestiones ya antes vistas en los anteriores modelos, como la plancha de a bordo del mismo color que el techo, y el sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas (se quedó un poco en el tiempo con el tamaño), con Mirror Screen (Android Auto/Apple Car Play) y GPS.

El motor de esta edición, es el 1.2 Puretech de 110 CV, con la caja automática de 6 marchas. ¿Su precio?  US$ 35.135, un valor sin dudas elevado, del cual solo se venderán 25 unidades que solo se pueden adquirir por el canal exclusivo DS Store.

Tagged with: , , , ,