Salón del Automóvil: 5 actividades para entretener a los chicos

Es el último fin de semana para recorrer la muestra, y aprovechando también que el martes es feriado, te contamos cuáles son las opciones para ir en familia y que todos se diviertan

El 20 de junio, la octava edición del Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires habrá llegado a su fin. Y se espera que el número de visitantes aumente estos últimos días. Durante esta semana repasamos todos los autos que no podes dejar de ver, pero si todavía no lo recorriste, y queres hacerlo en familia, te contamos todas las actividades que también divierten a los más chicos. Cars, la película

Anticipo de la próxima película con el auto como protagonista

El stand que anticipa la próxima película de Cars es uno de los más visitados por chicos y grandes. Son 8 butacas como si fuera el cine pero que simulan los movimientos del auto apenas se inicia la transmisión, y se acompaña con auriculares donde se escuchan todos los sonidos del motor. Los chicos hacen largas filas para probarlo y se llevan de regalo un poster y un auto para armar. Realidad aumentada

Una experiencia con DS conociendo el nuevo DS4 y recorriendo París

Los juegos que utilizan los famosos anteojos virtuales para disfrutar alguna experiencia están en casi todos los stands. Y los pusimos a prueba. En el caso de DS, te invitan a conocer el nuevo DS4 Performance Line y de paso dar un recorrido por París. Podes elegir el color del auto, su configuración y hasta conocer la capacidad del baúl. Los más chicos también lo disfrutan. En Citroën, vecinos en la muestra con DS, esta actividad también está disponible: se puede conocer el C4 Cactus, reciente lanzamiento de la marca, y ser parte de una carrera de Rally desde arriba del auto. Sala Kids Honda es la única marca que cuenta con un espacio para chicos. En la sala ambientada especialmente, se puede dibujar, armar un súper rompecabezas y jugar diferentes juegos en dos pantallas grandes. También te invitan a recortar y armar un robot, que en cierta forma, anticipa el futuro de la marca y dónde está puesta la mira en desarrollo tecnológico. Carreras sensoriales Las «carreras de autitos» ya no incluyen control remoto, y ni siquiera la larga pista que había que arman. Hay dos stand que los ponen a prueba. En Volkswagen, se puede participar de una carrera donde se acelera el auto de acuerdo al movimiento de la mano debajo de un sensor. Al levantarla se baja la velocidad y al bajarla se acelera. Son cuatro autos y al finalizar en una tablet indica quién fue el ganador. Otro caso es en Chevrolet, con el Camaro, donde mediante una especie de vincha que se conecta con una tablet, y de acuerdo al nivel de concentración del participante, el auto acelera. El muscle car toma más velocidad cuanto mayor es el grado de concentración del «piloto». Seguridad vial Los juegos para que los chicos se entretengan y también aprendan son parte importante de la muestra. Un caso es el stand del ACA, donde se creó una mini ciudad que los chicos pueden recorrer en triciclos y aprender las reglas de tránsito. Tienen semáforos, curvas, señales de peatón y todas las reglas que se deben cumplir.

Exhibición de CESVI sobre los airbags de los autos

También CESVI diseñó un stand donde los chicos pueden conocer desde lo que es un airbag hasta jugar con lentes que simulan alcohol y pueden aprender el daño que provoca conducir después de tomar.

Leer más

Renault Trezor, el concept más «espectacular»

En el stand de la marca, además de revelar el nuevo Kwid que reemplazará al Clio Mio, el modelo de entrada de gama, se exhibe el futuro, con el prototipo más llamativo de toda la muestra. Te lo mostramos en video

Trezor es uno de los concept más espectaculares del Salón del Automóvil de Buenos Aires y del stand de Renault. Con un diseño totalmente original, el coupé eléctrico de 2 plazas se inscribe en la renovación del diseño que se inició en 2010 con DeZir. “Iniciamos un nuevo relato en el ciclo de la vida. Este concept-car ofrece libertad de expresión y abre el camino de las tendencias de nuestros próximos vehículos. Estas tendencias podrían resumirse del siguiente modo: French Design and Easy Life”, dijo Laurens Van den Acker, director de diseño de Groupe Renault, durante su presentación. Con una carrocería muy baja, las trochas anchas (2048 mm en la parte delantera y 2106 mm en la trasera) y la distancia entre ejes de 2776 mm, el diseño es todo para hacerlo más estable y dinámico. En cuanto a la estética, tiene una  firma luminosa en forma de «C», con  lunas rojas y una carrocería de carbono con superficies en contraste, mientras que en el capó, la entrada de aire en forma de panal de abeja se hace eco de la estructura trasera de la carrocería.
En el lateral, del lado del conductor, la tapa de combustible se sustituye por un indicador analógico que muestra el nivel de carga del vehículo. En la parte trasera,ostenta una firma luminosa claramente moderna con fibras ópticas que incorporan una luz láser de color rojo. Uno de los aspectos más destacados del Trezor es que, su puerta, se levanta de una sola pieza hacia arriba. La moderada altura, de un metro, invita a atravesar los flancos de su carrocería para acceder al interior del habitáculo. Esta forma de subirse a bordo es un guiño vintage a los vehículos de carreras clásicos, cuando piloto y máquina se funden en uno solo. El volante, de forma rectangular, despeja el campo de visión y recuerda al universo de la Fórmula 1. Consta de tres pantallas: la pantalla central donde aparece el logo y dos pantallas táctiles en cada lado que sustituyen a los mandos tradicionales. En cuanto al motor, es un derivado del que equipa la escudería Renault e.dams, doble campeón del mundo de la Fórmula E. Con una potencia de 260 kW (350 CV) y un par de 380 Nm, permite pasar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos. Dispone de dos baterías, cada una con su propio sistema de refrigeración y cuenta con un sistema de recuperación de energía al frenar gracias a la tecnología RESS (Rechargeable Energy Storage System) desarrollada para la Fórmula E.

Leer más

Motriz (C) 2013