Renault Trezor, el concept más “espectacular”

En el stand de la marca, además de revelar el nuevo Kwid que reemplazará al Clio Mio, el modelo de entrada de gama, se exhibe el futuro, con el prototipo más llamativo de toda la muestra. Te lo mostramos en video

Trezor es uno de los concept más espectaculares del Salón del Automóvil de Buenos Aires y del stand de Renault. Con un diseño totalmente original, el coupé eléctrico de 2 plazas se inscribe en la renovación del diseño que se inició en 2010 con DeZir.

“Iniciamos un nuevo relato en el ciclo de la vida. Este concept-car ofrece libertad de expresión y abre el camino de las tendencias de nuestros próximos vehículos. Estas tendencias podrían resumirse del siguiente modo: French Design and Easy Life”, dijo Laurens Van den Acker, director de diseño de Groupe Renault, durante su presentación.

Con una carrocería muy baja, las trochas anchas (2048 mm en la parte delantera y 2106 mm en la trasera) y la distancia entre ejes de 2776 mm, el diseño es todo para hacerlo más estable y dinámico.

En cuanto a la estética, tiene una  firma luminosa en forma de «C», con  lunas rojas y una carrocería de carbono con superficies en contraste, mientras que en el capó, la entrada de aire en forma de panal de abeja se hace eco de la estructura trasera de la carrocería.

En el lateral, del lado del conductor, la tapa de combustible se sustituye por un indicador analógico que muestra el nivel de carga del vehículo. En la parte trasera,ostenta una firma luminosa claramente moderna con fibras ópticas que incorporan una luz láser de color rojo.

Uno de los aspectos más destacados del Trezor es que, su puerta, se levanta de una sola pieza hacia arriba. La moderada altura, de un metro, invita a atravesar los flancos de su carrocería para acceder al interior del habitáculo. Esta forma de subirse a bordo es un guiño vintage a los vehículos de carreras clásicos, cuando piloto y máquina se funden en uno solo.

El volante, de forma rectangular, despeja el campo de visión y recuerda al universo de la Fórmula 1. Consta de tres pantallas: la pantalla central donde aparece el logo y dos pantallas táctiles en cada lado que sustituyen a los mandos tradicionales.

En cuanto al motor, es un derivado del que equipa la escudería Renault e.dams, doble campeón del mundo de la Fórmula E. Con una potencia de 260 kW (350 CV) y un par de 380 Nm, permite pasar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos.

Dispone de dos baterías, cada una con su propio sistema de refrigeración y cuenta con un sistema de recuperación de energía al frenar gracias a la tecnología RESS (Rechargeable Energy Storage System) desarrollada para la Fórmula E.