A quemar gomas se ha dicho

Hasta ahora, la divertida función que bloquea las ruedas delanteras para que las de atrás aren (Line-Lock), eran solo de la versión GT del Mustang. A partir de ahora se ofrecerá en toda la gama.

La llegada del Mustang a nuestro mercado quedará en la historia, como el desembarco por primera vez en su historia de un de los íconos del Ford (Leer más). Como si fuese poco, la única versión disponible es la GT, aquella que viene con el brutal naftero V8 5.0 de 421 CV, que se combina a una caja secuencial de seis velocidades, con levas al volante.

Entre las particularidades de este Muscle Car, esta presente el sistema Line-Lock, el cual se activa presionando unos botones situados en el volante. Automáticamente los frenos delanteros se bloquean, dejando que el conductor apriete el acelerador a fondo para que los neumáticos traseros giren, generando una enorme nube de humo como consecuencia de que el caucho se quema.

Tal es así, que durante el período de préstamo del Mustang a la prensa especializada (lee esta nota), la marca tuvo que incluir en el contrato de deslinde, la aclaración que no se podía utilizar dicha función. La novedad con respecto a este “juguetito”, con resultados costosos por cierto (la rueda se quema), ahora se extendió a la motorización menos potente del Mustang. Es decir, el 2.3 EcoBoost de 317 CV, que si bien aún no se comercializa en nuestro país, su demanda es cada vez mayor en otros mercados.

“Incorporamos line-lock en los Mustang Ecoboost porque no queríamos que nuestros clientes se queden sin disfrutarlo”, comenta Mark Schaller, responsable de marketing del Ford Mustang.

Paralelo a ello, los clientes que opten por el nuevo cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas contarán con un gráfico animado que muestra una rueda quemando goma para indicar, precisamente, que la función Line-Lock (que dura 15 segundos, por cierto).

 

Tagged with: , ,