El Porsche 911 Turbo S ya se vende en la Argentina

Nordewagen S.A., importador exclusivo de Porsche para Argentina, presentó el nuevo modelo en versiones coupé y cabriolet.




Porsche presentó en la Argentina el nuevo 911 Turbo S , un modelo que está disponible en las versiones Coupé y Cabriolet y que llega para poner aún más adrenalina a un vehículo que es un ícono del mundo deportivo.

Con cambios tanto por dentro como por fuera, una de las cosas más impactantes del nuevo modelo es su motorización, la cual fue modificada y tiene más potencia. Ahora cuenta con un motor bóxer de 3.745 c.c. con dos turbocompresores de geometría variable (VTG), que entregan una potencia de 641 hp, 478 kW, 70 caballos más que su  predecesor. El par máximo ahora es de 800 newton metro (un aumento de 50 Nm). La caja de cambios de doble embrague Porsche Doppelkupplung (PDK) y ocho marchas es específica para el Turbo.

Con este equipamiento, el 911 Turbo S acelera de cero a 100 km/h en sólo 2,7 segundos (0,2 segundos más rápido que su predecesor), mientras que la velocidad máxima permanece inalterada en 330 km/h.

Cambio de dimensiones
Además del nuevo motor, el modelo creció en dimensiones: la carrocería ahora es 45 milímetros más ancha en el eje delantero (1.840 mm), y el ancho total es 1.900 mm en el eje trasero (un aumento de 20 mm). El ancho de vía modificado, la aerodinámica desarrollada aún más y los nuevos neumáticos de tamaño mixto contribuyen a su agilidad y deportividad: la vía ahora es 42 mm más ancha en el eje delantero y 10 mm más ancha en el eje trasero.



La aerodinámica adaptativa ahora incluye deflector de aire de enfriamiento controlado en la parte delantera, mientras que el alerón trasero más grande ha sido diseñado para una mayor carga aerodinámica.

Por primera vez, el 911 Turbo S transfiere su potencia al asfalto con neumáticos mixtos en dos tamaños diferentes: de 20 pulgadas con sus dimensiones únicas 255/35 en la parte delantera y neumáticos 315/30 de 21 pulgadas en la parte trasera. Las nuevas opciones de equipamiento subrayan la imagen mucho más deportiva del 911 con tracción total. Estos incluyen el chasis deportivo Porsche Active Suspension Management (PASM), que rebaja la altura de la carrocería 10 milímetros, y el sistema de escape deportivo con aletas ajustables que garantiza un sonido único.

Diseño del nuevo Porsche 
En cuanto El armonioso diseño, que conjuga a la perfección el placer de conducir, el dinamismo y la deportividad, es tan válido para el uso diario del auto como para exprimir su potencial en circuito. El salto en prestaciones de esta nueva generación es especialmente destacable en la aceleración de 0 a 200 km/h: con una marca de 8,9 segundos, este 911 Turbo S es nada menos que un segundo más rápido que su antecesor.



Gracias al mejorado sistema Porsche Traction Management (PTM) que gestiona la tracción integral, el diferencial puede distribuir bastante más par a las ruedas delanteras (hasta 500 Nm). La nueva generación del chasis PASM que monta de serie el 911 Turbo S es también más deportivo. El control de la amortiguación, más rápido y preciso que antes, proporciona avances significativos en aspectos del comportamiento como el balanceo, la firmeza sobre la carretera, el funcionamiento de la dirección y la velocidad en curva.

En diseño, el nuevo frontal, con tomas de aire más anchas, tiene el aspecto Turbo característico que le dan los grupos ópticos, así como los faros matrix LED con inserciones oscuras. El rediseñado spoiler delantero se despliega por medio de un mecanismo neumático, mientras que el alerón trasero más grande proporciona 15 por ciento más de carga aerodinámica. Las musculosas aletas posteriores con tomas de aire integradas enfatizan la carrocería de líneas limpias y puras del 911 Turbo S. El nuevo aspecto de la trasera se completa con los tubos de escape rectangulares en negro de alto brillo, una seña de identidad del modelo Turbo.

El interior de alta calidad
El interior tiene un acabado deportivo y de gran calidad. La lista de equipamiento de serie incluye un habitáculo tapizado por completo en cuero, con inserciones de fibra de carbono que combinan con detalles en un tono plata suave. Los asientos deportivos con 18 posibilidades de reglaje incorporan costuras que rinden homenaje al primer 911 Turbo (tipo 930). Los elementos gráficos de alta calidad y los logotipos del cuadro de instrumentos completan la característica terminación Turbo S.


Leer más

BMW Serie 1: cambio de filosofía

Estuvimos a bordo de su nueva generación, la cual renunció a la clásica propulsión trasera (ahora delantera) con el fin de mejorar la habitabilidad. Pese a ello, su temperamento deportivo, sigue intacto.



El BMW Serie 1 representa las puertas de acceso a la familia Premium alemana. En Argentina debutó en el 2011 y su última novedad es su tercera generación, que se trae bajo el brazo un cambio de imagen, un nuevo sistema de tracción, mayor espacio interior y tecnología bien de vanguardia.

Lo que exterioriza
El sello distintivo de BMW -la parrilla con la clásica forma de riñón- creció significativamente de tamaño en los últimos lanzamientos de la marca y las críticas, no muy agraciadas por cierto, no tardaron. Esta nueva generación del Serie 1 es uno de los modelos que estrena este nuevo sello del lenguaje de la marca. Esto, sumado a unas nuevas ópticas delanteras más oblicuas, un capot más corto con marcadas líneas y su nuevo paragolpes con múltiples ángulos; le hicieron ganar una expresividad más deportiva.



De costado mantiene sus ya conocidas líneas que culminan hacia el sector trasero y es justamente su remate el sector que para nosotros mejor resuelto está. Una luneta pequeña, el alerón por encima de esta, las ópticas que avanzan sobre el portón y un paragolpes bien abultado; son los responsables de que el Serie 1 genere mayor satisfacción de verlo cuando se retira, que cuando el mismo llega.

Vida a bordo
Esta nueva generación utiliza una nueva plataforma, la cual influyó en una posición de manejo más elevada. Su distancia entre ejes es 20 mm menor que su antecesor, de modo que el espacio para las piernas de los pasajeros de atrás se acortó. En contra partida, su ancho se incrementó (40 mm), lo que se tradujo en mayor comodidad para que 2 adultos se ubiquen mejor.



El Serie 1 sigue apostando por los relojes a aguja, tanto para el velocímetro como el cuenta vueltas (la mayoría de sus rivales ya ofrece instrumental digital). Entre ambos relojes, presenta una computadora de a bordo que peca de austeridad. En el centro de su consola central, sobresale su pantalla digital, la cual se puede comandar por la clásica ruedita-mouse ubicada junto a la palanca de cambio. Increíblemente, es solo compatible con Apple Car Play, pero no con Android Auto.

Debajo de capot
La versión de prueba (118i) se equipa con un motor naftero de 3 cilindros en línea, de 1.500 cc y 140 CV, con un torque de 220Nm entre las 1.480 y las 4.200 vueltas. Se trata de propulsor sobre alimentado con un turbo de geometría variable. La caja de cambios es automática de 7 marchas, doble embrague, con modo secuencial, pero sin levas en el volante. La tracción, dejó de ser trasera y ahora son las ruedas delanteras las que traccionan, algo que a los más puristas, les cayó como un balde de agua fría.

¿Cómo va?
El cambio más notorio, comparándolo con su antecesor, es el gran salto cualitativo en calidad de rodadura y confort de marcha. Sorprende el imperceptible sonido de su motor, consecuencia del muy buen aislamiento de toda la cabina.


Colabora también el trabajo de sus suspensiones que se encargan de absorber y no transmitir los desperfectos del pavimento, pese a sus neumáticos de perfil bajo. Da placer interactuar con su caja automática, de la cual destacamos la rapidez y lo bien escalonandas que están las marchas, según el modo de conducción por el que se opte (Sport, Confort y Eco/Pro). En el modo Sport, nos quedó grabado en nuestra memoria, las relaciones de la caja, las cuales no dejan caer en vueltas el motor.

Conclusión
Esta nueva generación adoptó una apariencia mucho más deportiva. Contradictoriamente quedará en la historia como el primer modelo de la marca que abandona la clásica tracción trasera, por una delantera (justamente uno de los rasgos de los autos con carácter deportivo), con el fin de mejorar su habitabilidad trasera.


Para ser el modelo de entrada a la marca, su precio es elevado, pese a ello no es tarea nada sencilla encontrar modelos en stock.

Ficha técnica

  • Modelo: BMW Serie 1 118 Sport Line
  • Origen: Alemania
  • Motor: naftero de 3 cilindros TwinPower Turbo de 1.5 litros de 140 CV y 220 Nm
  • Caja: Automática Steptronic de 7 marchas con levas al volante
  • Tracción: delantera (antes trasera)
  • Dimensiones: Largo: 4.319 mm/ancho: 1.799 mm/alto: 1.434 mm
  • Distancia entre ejes: 2.670 mm
  • Capacidad de baúl: 380 litros
  • Precio: U$S 51.800 (la gama se inicia en los U$S 45.900 (Advantage) y asciende hasta los U$S 64.900 (M Performance)

Posted in Lanzamiento Noticias

Leer más

Motriz (C) 2013