Publicaciones etiquetadas ‘T-Cross’

Volkswagen: “En enero vamos a definir qué modelos se justifican vender por el impuesto interno»

Desde Cariló. Lo dijo Thomas Owsianski, CEO de VW Argentina, en una rueda de preguntas donde participamos. Además, fecha definitiva de la llegada del SUV Tarek y posible llegada del e-Up! (eléctico)



La Costa Argentina “explota” de turistas y este año, más que nunca, los stand de las automotrices, están siendo más que convocantes. Ayer, al atardecer, Volkswagen Argentina inauguró oficialmente su stand, en pleno centro de Cariló.

Entre los anfitriones de lujo, estuvieron el CEO de VW Argentina, Thomas Owsianski y el vicepresidente de Ventas y Marketing, Guillermo Fadda. Seguido de unas palabras de un Thomas de muy buen humor, donde aprovechó para festejar los 16 años consecutivos de liderazgo en el mercado, además de la confirmación en breve del SUV Tarek, entre lo más relevante; Motriz, tuvo el privilegio de acceder a una mesa chica con otros 3 medios, donde pudimos formar parte de una rueda de preguntas a los directivos antes mencionados y a Ángela Stelzer, directora de Asunto Corporativos.



La entrevista, a continuación

– ¿Cómo se posiciona VW en un escenario de incertidumbre y crisis como dejó 2019?

TO: Muchas empresas confiamos en el futuro del país e invertimos en él. Vamos a tener en breve al SUV Tarek, que se fabricará en la Argentina. Luego, llegará el Nivus, que se fabrica en Brasil y se producirá también en Europa, Pamplona. Vamos a lanzar tantos productos en los años que vienen que solo necesitamos un mercado más estable.
– ¿Está conforme con las medidas que el Gobierno viene adoptando?

TO: Yo creo que no debemos discutir mucho la industria o la economía entre nosotros, eso es tema del Gobierno. Tenemos que invertir la energía en el negocio, en hacerlo crecer.



– Ya que lo mencionó ¿Cuándo estará listo el proyecto Tarek?

TO: Viene muy bien. En Febrero empezará la producción. Es decir, las pre-series, la primera prueba de la fábrica ya que hasta ahora fue solo papel. Tenemos confianza en llegar a término. Estamos “On time”.

– ¿Ustedes como marca, tienen esperanzas de que, cuando lancen Tarek, el Gobierno tenga consideración con los productos nacionales para que no los alcance el impuesto interno?

AS: Trabajaremos con el Gobierno y ADEFA para tratar de lograrlo. Es un objetivo porque es muy importante para nosotros.

– ¿Están trabajando para que solo los modelos nacionales queden exentos o modelos en general?

AS: En general. Entendemos el momento que se está viviendo en el país y queremos apoyar las medidas. Pero queremos trabajar desde todos los puntos: con ADEFA, como industria y en particular con el proyecto Tarek.

– ¿Qué pasará con los modelos afectados por el impuesto interno?

GF: En Volkswagen, desde el Gol hasta el T-Cross no están afectados. Solo una versión tope de gama de T-Cross. En los autos, el problema son los que vienen de México: Tiguan, Golf y Vento. Estamos viendo de replantear la gama y ver qué posibilidad tenemos para simplificarla. Por otro lado, creemos que quien está dispuesto a pagar el impuesto, seguro quiere auto con más equipamiento.


– ¿La importación de los autos sería según la demanda?

GF: Pediremos el stock según la demanda.

– Considerando que el Tarek tiene la plataforma MQB, que es común a vario modelos, se puede fabricar otro producto?

TO: La posibilidad existe, es una gran ventaja de la fábrica, la cual antes solo podía producir un vehículo. Ahora, podemos fabricar muchas variantes. Mi objetivo es lanzar Tarek, tenemos Nivus en camino, veremos cómo evoluciona el mercado porque con 400.000 unidades es diferente el contexto.

– ¿Debido a las condiciones del mercado, puede postergarse algún lanzamiento?

– TO: No, todo sigue en curso.


– Lograron mantenerse 16 años seguidos como líderes, en un escenario en baja. ¿Cuál fue la estrategia de la marca para lograrlo?

GF: la estrategia está apalancada en la ofensiva de producto y especialmente en los SUV. En Argentina y en toda la región, está creciendo el segmento de forma importante. No estamos como Europa, pero este año cerró con una participación de 18,6%, y las proyecciones dicen que 1 de cada 3 autos en la Argentina serán SUV en 5 años, tanto por la demanda de los consumidores como por la oferta de los fabricantes. En Volkswagen, en un año, tendremos 5 SUV con una gama completa, donde cada cliente encontrará en nuestra marca la mejor opción.

– ¿Se puede decir que la marca se hará especialista en SUV?

GF: Sí, pero eso no quiere decir que hay otro 70%, donde tenemos una gama amplia con muchas novedades, como Polo, VIrtus. Tenemos una gama equilibrada con una apuesta importante en calidad de producto. Volkswagen tiene una cobertura total del mercado y con los nuevos productos en América del Sur tendremos una presencia del 94% de los segmentos. Solo un 6% estará vacío.


– ¿Qué lugar ocupa la pick up Amarok, dentro del rango de importancia, considerando el aluvión de SUVs que usted acaba de mencionar?

GF: Amarok también es importante. Las pick ups, mientras los patentamientos totales caen 44%, caen solo un 30%. Esto implica que el peso de las pick ups crece y es una oportunidad que tendremos en el año 2020, porque además no está impactado por el impuesto. Es un segmento que debería crecer más que el resto.

– ¿Aunque el campo no está en su mejor momento?

GF: Eso lo veremos, porque a nivel empresa, muchas durante dos años no renovaron la flota y ahora tendrían que hacerlo. Además tenemos novedades como la Amarok V6 de 258cv, ampliamos la garantía a 6 años, y seguiremos consolidando el posicionamiento en el segmento.


– A nivel mundial, Volkswagen tiene una gran ofensiva en vehículos eléctricos. ¿Cuándo llegarán a país?

GF: Hay una apuesta muy importante para vehículos eléctricos en el mundo, la idea es alcanzar el millón de unidades, especialmente con la participación de China. En Argentina habrá dos fases. Primero iremos por los híbridos, por las limitaciones en infraestructura. Pero igual, en dos años llegará un modelo de la flia ID. Nos parece atractivo el e-Up y estamos trabajando para hacer desarrollos que nos permitirán lanzarlo en la Argentina. También estamos trabajando con los híbridos enchufables, algún SUV como Toaureg o Tiguan podrían llegar al país.

– Hace un año se hizo el anuncio de trabajar en conjunto con Ford para producir una pick up juntos. ¿Cómo avanzaron los planes al día de hoy?

AS: No se pueden hacer comentarios sobre el tema.

– Entonces volvemos a Tarek. ¿Cuándo se conocerá el nombre definitivo y en qué se diferenciará con la Taruk china?

TO: El proyecto comenzó en China con Taruk. Ahora está también en México, por lo cual finalmente es un modelo global. La diferencia entre Taruk y Tarek está dada por los clientes, ya que son muy diferentes en América del Sur. El Tarek no es de entrada de gama, exigieron que la calidad interior y el equipamiento sea otro. En China es diferente, en EE.UU saben que es un SUV de entrada.

AS: Lo que se hizo fue adaptarla a los clientes regionales.
GF: El nombre definitivo se conocerá en el segundo semestre, estará en el salón de San Pablo.

En los primeros días de enero, los patentamientos cayeron 30% respecto al año pasado y ya se piensa en menos de 400.000 unidades. Desde la marca, ¿Creen que esta tendencia cambiará?

GF: Estos días no son representativos. Creemos que el año debería de ser en línea con el anterior o en función de cómo evolucionen los segmentos macro, lo que impactará o no en el mercado. Hay que ver que pasa con el consumo, si bajan las tasas de interés. Creemos que se verá una dinámica más positiva en el segundo trimestre.

– Entonces, ¿Son optimistas que el panorama definitivamente mejorará?
Hoy no vemos una señal de alarma, todavía creemos que puede haber una evolución positiva que haga crecer el mercado más que el año anterior en el segundo semestre. Pero lo iremos viendo. Actualmente, hay muchas variables dando vuelta, por eso es difícil hacer previsiones y 4 días no son representativos.

– ¿El 2020 será un mercado de cuántos modelos, según Volkswgen?

TO: Creemos que el mercado será de 400.000 unidades, pero se necesita que mejore el consumo. La economía está parada. Todas las medidas fueron de impuestos, se necesitan otras señales. Cualquiera sea la actividad, el mercado necesita arrancar. Hay dinero en la Argentina, pero hay mucha incertidumbre y las personas necesitan expectativas más claras.

GF: Venimos de dos años sin crédito y el poco que hubo era caro. Confiamos en que mejoren las tasas y se activará en los próximos meses. En Volkswagen estamos trabajando con tasas cero, bonificadas, que tendrán que ser facilitadores para que el cliente se vuelva a animar, y ahí tenemos una red capacitada para que crezcan las ventas. Lo que la Argentina enseña es que, cae rápido pero también rebota rápido y se pone de pie, esa es la historia. Asi mismo, nos ha enseñado que después de un año electoral, luego viene un rebote.

Posted in Mercado

Leer más

VW T-Cross: Aventura con el SUV chico por el Sur Argentino

Villa La Angostura. Participamos de una travesía a bordo del T-Cross, a la que no le faltó nada. Recorridos urbanos, tramos por la Ruta 40, senderos de tierra, barro y por momentos, caída de agua nieve.

La posibilidad de interactuar con un modelo durante su lanzamiento, es por lo general, tema controvertido. Las agendas con tiempos comprimidos, (palabras de directivos, explicaciones de voceros de sus respectivas áreas; tiempo para que 50 periodistas se suban y manejen. Sin olvidarnos de las pausas para los almuerzos, cenas y traslados, etc, etc); todo ello, dificulta conducir y conocer el auto como uno quisiera. En ese contexto, cuando determinadas marcas, organizan test drive de grupos reducidos, en lugares que, además de ser atractivos turísticos, permiten interactuar con el auto de veras, dicha acción se agradece.
 

En el estacionamiento del Aeropuerto de Bariloche, todas las T-Cross y alguna que otras Tiguan, nos esperaban

Es por ello que, no tardamos en confirmar la propuesta de Volkswagen de subirnos a un avión rumbo a Bariloche, y luego desde dicho aeropuerto, subirnos inmediatamente a las T-Cross, que estaban alistadas para ir rumbo a la vecina y hermosa, ciudad de Villa La Angostura.

Se largó a llover el primer día del recorrido. De momentos, costaba divisar al auto adelante nuestro

Seguramente no estaba prevista una copiosa lluvia que nos acompañó hasta pasado el mediodía, la cual dejó sin efecto unas paradas que se habían previsto en uno de los tantos miradores que hay camino a La Angostura. Solo unos valientes fotógrafos con unos pilotines improvisados descendieron para retratar imágenes, donde el agua color turquesa y las montañas con sus picos de nieve, no iban a apreciarse del todo.

Todos cobijados adentro de las T-Cross, por la lluvia.

Independientemente de la versión, el T-Cross, es uno de los de mejor habitabilidad del segmento y ello, en un viaje como este, desde luego que es para remarcar. Algunos hicimos el recorrido con tres, otros con cuatro pasajeros, y lo cierto es que nadie renegó cuando le tocó el turno de ir sentado atrás. Las versiones más equipada, como la nuestra, cuenta con el plus del techo vidriado que abarca todas plazas y que incluso se abre el sector delantero. Esta solución, es resolutiva no solo al momento de dejar ingresar luz al interior, sino que colaboró para que nadie se quedara sin la visual del majestuoso paisaje donde nos íbamos internando. Una pequeña alarma y el icono universal que retrata el frío, apareció en el amplio tablero -cien por ciento digital en el caso de nuestra unidad- para indicarnos que el pavimento tiene una temperatura de apenas 3 grados. La lluvia no cesa, las escobillas funcionan a máxima velocidad, pero adentro nadie se puso nervioso ni preocupado por la inclemencia. Una buena música, mates de por medio y una destacable insonorización; sumado a una posición de manejo elevada (se tiene mayor control de lo que sucede afuera) y la seguridad que da saber que el Control de Estabilidad, está atento ante cualquier situación de patinamiento, ayudaban a pasar el momento. Se acercaba el mediodía y la idea de degustar algo típico del lugar, empezaba a girar al compás del ruido de algunos estómagos. Es por ello que, al saber que la primera parada técnica estaba prevista en la exclusiva cabaña llamada “El Santuario” – a la vera del Nauel Huapi- nos esperaba un cordero braseado al vino tinto, nos animaba a acelerar la marcha. Un detalle: para ingresar había que incursionar por un hermoso camino de tierra, convertido en barro ya a esa altura; y la T-Cross es de aquellos SUVs que no cuentan con doble tracción. Muchos badenes estaban realmente colmados de agua y por tramos, había que ponerse enérgico con el acelerador para encarar unas trepadas, donde más allá que alguna que otra escarbada de las ruedas delanteras, la cosa no pasó a mayores. Es muy bueno el despeje de este SUV mediano, excelente la configuración de las suspensiones y ágil al momento de “muñequear” su dirección, en busca de la zona menos barrosa y de la huella menos profunda. Pero la ausencia de tracción en las 4 ruedas y sus neumáticos cien por ciento para asfalto, impedirían desde ya, incursionar por recorridos más escarbados. Más allá de ello, se pudo llegar airoso al destino. Hasta el momento habíamos podido estar al mando del T-Cross en un breve contacto por ciudad y ahora en un pequeño tramo lluvioso de ruta, con incursión por tierra/barro y el desempeño de su conjunto motor/caja, nos había resultado correcto. Es decir, sin mucho para criticar, y sin mucho para destacar. Sin embargo, a la jornada siguiente, ya con un sol radiante, el plan fue seguir recorriendo la zigzagueante ruta 40, para desembocar al Cerro Bayo, lugar donde nos esperaba una caminata con raquetas por la espesa nieve que aún se cobijaba en la zona alta del mismo. Fue un tramo corto, pero trabado por el intenso tráfico y gran presencia de camiones que van rumbo a Chile y viceversa. En este tipo de test drive, hay una consigna: no perder de vista a la caravana y mantenerse a ritmo, para no quedar rezagado. El sobrepaso de camiones, se volvió entonces la maniobra más recurrente (y peligrosa); a excepción de que uno esté dispuesto a tomarse de paciencia y a circular a no más de 30 km/h, detrás de un gran acoplado. La constante doble amarilla se convertía por escasos momentos (la mayoría del tramo es curva y contra curva), en una sola línea blanca y entonces, era el momento de “acelerar o acelerar” para pasar a turistas distraídos por el paisaje y a extensos acoplados arrastrados por camiones. En esa situación, el conocido naftero 1.6 litros de 16 válvulas y 110 CV, combinado con la caja automática de 6 marchas, no la  pasó muy bien. El esfuerzo del motor se traduce en un fuerte y forzado rugido (grito) que se siente bastante desde adentro y en una respuesta un tanto lenta de su caja, que ante la acelerada, queda un poco pensante y luego rebaja la marcha. Aquí, es donde queda en evidencia la falta de vigor de este conjunto mecánico y donde se le regaña un par de caballos más. Caballos, que llegarán el año que viene cuando se sume la versión que equipará el 1.4 turbo de 150 CV y 250 Nm. Más allá de ello,  con 4.500 unidades vendidas del T-Cross hasta el momento, el SUV viene superando con creces las expectativas de la marca. Llegó a destiempo de la competencia, pero su buena recepción, ayudada principalmente por su seductora estética, está dándole muy buenos resultados a la marca. El espacio interior es de los mejores del segmento, se hace fuerte también con su alto nivel de seguridad (Doble airbag lateral delantero, doble airbag de cortina, frenos ABS con EBD, Control de estabilidad, Sistema de frenado postcolisión, Asistencia al arranque en pendiente, cámara de visión trasera, Sensores de estacionamiento delanteros y traseros, control de presión de neumáticos, control de crucero, Anclajes Isofix, Detector de fatiga, entre los principales), la configuración de sus suspensiones es casi perfecta; como también así la calidad de todos sus materiales. Su comportamiento en ciudad no defrauda, como tampoco su consumo (9 litros cada 100 km) e incluso tiene ciertos permitidos para incursionar fuera del cemento. Flaquea en ruta y autopistas, donde la potencia y reacción son muchas veces necesarias, y los caballos de su motor se quedan cortos para mover su peso. Amén de ello, son más los puntos a favor que en contra y ello, por ello este debutante utilitario deportivo chico, viene abriéndose camino entre rivales (Ford EcoSport, Renault Duster, Chevrolet Tracker, Nissan Kicks, Honda HR-V, Jeep Renegade, Renault Captur) de peso.
Ficha Técnica
  • Modelo: Volkswagen T-Cross
  • Fabricado en: Brasil
  • Motores: Naftero, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, de 1.6 litros
  • Potencia: 110 CV a 4.500 vueltas
  • Caja: Manual de 5 marchas y Automática de 6 marchas, con modo secuencial y levas al volante
  • Medidas: Largo: 4.199 mm; ancho: 1.760 mm; alto: 1.565 mm
  • Distancia entre ejes: 2.651 mm
  • Capacidad de baúl: 373 kilos
  • Desde $1.141.500 (Trendline Manual) hasta $1.776.550 (Hero TipTronic) …

Posted in Actualidad

Leer más

Motriz (C) 2013