Publicaciones etiquetadas ‘Ford Ka’

Suba de nafta: Los aliados del bolsillo

Con la reciente suba de hoy del combustible, te mostramos los modelos que menos consumen.

El mes de abril llegó con una mala noticia para la economía de los argentinos: Las naftas volvieron a subir una vez más, esta vez con incrementos de hasta un 10 por ciento. Con el litro de nafta Súper en $40,43 en YPF de la Ciudad de Buenos Aires; y $44.81 en provincias como YPF en Córdoba; con la Infinia rozando los $50 el litro en Córdoba ($49.99) y a $46.65 en Buenos Aires; y con los valores del diésel cada vez menos competitivos (Diésel 500 $39.46 y $37 y Diésel Premium en $45.51 y $44.40, respectivamente en Córdoba y Buenos Aires), hicimos un repaso por los modelos que menos consumen y los más convenientes para gastar un poco menos:

Renault Kwid

Entre los más populares y accesibles del mercado figuran modelos como Renault Kwid (desde $460.600). Debajo de su capot se encuentra el motor 1.0 SCE (Control Eficient) de 3 cilindros de 66 CV. Se acopla a una tradicional caja de 5 marchas. Lo manejamos en varias oportunidades y resumidas cuentas, decimos que su reacción urbana es modesta, pero que sobran para el uso que uno precisa en la diaria. Su consumo mixto (ruta/ciudad es de apenas 6,8 l/100 km). Su capacidad del tanque de combustible es de 41 litros.

Volkswagen Up!

up El más pequeño de la familia Volkswagen (desde $421.400 versión Take Up! 3 ptas 2018) recibió varias actualizaciones, pero siempre conservó su ya conocido motor de tres cilindros 1.0, con 75 CV. Este propulsor alcanza su torque máximo en las 3.000 vueltas, y puede llegar a los 100 km/h en 13 segundos. Su consumo medio en la práctica es para aplaudir: apenas supera los 8 litros cada 100 kilómetros (la marca declara 5,47 l/100 km). Su tanque tiene 50 litros, y con los consumos descriptos su autonomía promedia los 650 km.

Hyundai Grand i10

Su pequeño tamaño lo ubica como uno de los referentes de los “City Cars” y una de sus grandes virtudes, además de su agilidad para moverse en la ciudad, es su bajo consumo. Su propulsor de 1.2 litros de 86 CV (antes de 78 CV) consume en ciudad entre 6 y 7 litros cada 100 km. En tanto que, si se pasa a la ruta, su computadora de abordo acusa unos 5 litros estimativamente para recorrer el mismo kilometraje. Sus puntos en contra es que dispone de un pequeño tanque de nafta de apenas 35 litros y su valor elevado de $629.300, de su versión más accesible.

Chery QQ

Al referente más pequeño de la marca china (desde $ 431.000), lo impulsa un motor 3 cilindros. En este caso, un 1.0 litros con 12 válvulas e inyección multipunto que entrega 69 CV. Se acopla con una única variante de caja (manual de 5 velocidades). En ciudad, su consumo ronda los 8 litros cada 100 km, mientras que en ruta a un régimen de 100 km/h necesita unos 7,5 litros para recorrer la misma distancia. A 130 km/h, donde su motor va muy exigido, su consumo se dispara a casi 11 litros cada 100 km.

Ford Ka y Ecosport

Ford es otra de las terminales que hoy ofrecen modelos de poco consumo. Encontramos al Ford Ka y la EcoSport con motores de 3 cilindros. El Ka, tanto en su silueta sedán, hatchback y su versión aventurera FreeStyle, se equipan con el naftero 1.5 litros de 123 CV (uno de los más potentes del segmento). En ciudad tiene muy buena respuesta en baja, pero se torna algo perezoso en ruta, sobre todo en la EcoSport, por su mayor peso. A bordo del Ka, el consumo promedio es de 8 litros.

Citroën C4 Lounge diésel

Son cada vez menos las propuestas con motores diésel. Dentro del grupo PSA (Peugeot-Citroën) varios modelos ofrecen el propulsor turbo diésel Hdi de 115 CV. El rendimiento de este gasolero mejoró para bien cuando la marca decidió sumarle una caja de 6 marchas (antes, de 5). El resultado fue que se alargó la relación de las marchas y el C4 viaja realmente relajado, va menos forzado y por ende su consumo es por demás sostenido: viajando a 100 kilómetros por hora consume 4,7 litros y manteniendo una velocidad de 130 km/h consume 6,5 litros. En ciudad, son 8,6 litros los que necesita para recorrer 100 kilómetros. Independientemente del escenario, el consumo es realmente bajísimo, a cualquier régimen. El valor de esta versión es de $981.000.
¿Resignar potencia por consumo? Las ventas de los motores cada vez más chicos por sobre los de mayor cilindradas, es una tenencia. “El rey” de los propulsores de baja cilindrada es el de 3 cilindros. ¿Por qué se caracterizan?: Por su reducido tamaño y por ende menor cantidad de piezas móviles, se elimina la fricción mecánica y el peso. Hoy, son muchos los usuarios que prefieren resignar algo de reacción debajo de su pie derecho en pos de ahorrar combustible. Lo mejor de 3 cilindros:
  • Son más livianos
  • Compactos
  • Buena respuesta en baja
  • Reducen las emisiones de CO2
  • Tienen menos piezas móviles y eso merma la fricción mecánica (25% menos que un 4 cilindros)
  • Reducen el consumo hasta un 15% frente a uno de 4 cilindros
  • Son más seguros en caso de un choque (al ser más compacto, provoca menos daños)
Lo peor de 3 cilindros:
  • Menor respuesta en ruta
  • Son un poco más “gritones”
  • Precisan viajar en regímenes elevados en ruta

Posted in Noticias Versus

Leer más

¿Cuáles son los autos más seguros del país?

CESVI Argentina otorgó una vez más sus premios Crash Test, con los cuales reconoce a los autos más seguros lanzados durante el último año en el mercado local. Te contamos quienes son los ganadores según el segmento

En una nueva evaluación realizada por el organismo especializado en seguridad, seis modelos fueron distinguidos como los mejores de su segmento, siendo el Ford Ka el ganador absoluto con el premio de oro. La elección se realizó en la noche del miércoles, en la cual el pequeño se quedó con el galardón máximo además de obtener el liderazgo en el segmento Auto Chico. La versión evaluada es la 1.5 S (5P). El hatchback ya había logrado este premio en 2016, y ahora con su renovación incorporó mayor equipamiento de seguridad. A su vez, por su relación Precio-Seguridad, también se adjudicó el premio «Auto de Oro 2018». El informe destaca: «El Ka 2019 también mejoró en términos de estructura. Los refuerzos introducidos en la estructura para protección ante impactos laterales en el Pilar B y los elementos de absorción de energía en las puertas hicieron que mejore sus resultados en las pruebas de impacto de Latin NCAP, con buenas calificaciones en protección de adultos y niños». Otro aspecto que resalta es la relación precio-seguridad, la cual sobresale gracias a  una serie de asistentes electrónicos como la Distribución Electrónica de Frenado, los Controles de Estabilidad y Tracción, el Asistente al Frenado de Emergencia y el Asistente al Arranque en Pendiente. En la categoría mediano, el premio fue para Volkswagen Virtus en su versión 1.6 MSI Trendline. El tricuerpo que comparte plataforma con el Polo – la llamada modular MQB-A0-, fue premiado por su seguridad. «El nivel de seguridad que ofrece el Virtus fue comprobado en los crash test de alta velocidad que realiza Latin NCAP, donde obtuvo cinco estrellas en protección de ocupantes adultos (32.56 de 34 pts) y ocupante niño (43 de 49). Estos resultados se condicen con un puntaje casi ideal en lo que respecta al comportamiento estructural del Índice de Seguridad de CESVI Argentina», explicaron desde el organismo. En términos de seguridad activa, se destacan sus sistemas electrónicos para resolver situaciones de riesgo y corregir maniobras, en la búsqueda de evitar siniestros y vuelcos: Control de Tracción y Estabilidad, Distribución Electrónica de Frenado, Asistencia a la Frenada de Emergencia y Asistente al Arranque en Pendientes». En la categoría SUV Compacto se distinguió al Citroën C4 Cactus 1.6 VTI 115 Feel. Presentado a mediados del año pasado, el SUV del segmento B recibió una actualización en la que también incorporó una mayor dotación de equipamiento, importado ahora de Brasil. «El cambio de procedencia no hizo que el modelo perdiera foco en la seguridad. Por el contrario, la ecuación de lo que ofrece en este rubro y su precio de comercialización hizo que se imponga para obtener el premio Crash Test», señala el informe. Además de destacar sus ítems de seguridad activa y pasiva, CESVI valora el paquete de asistentes de conducción presente en la versión tope de gama: «El C4 Cactus incluye importantes ayudas a la conducción para llevar adelante un manejo seguro, como el Indicador de Presión de Neumáticos, que nos marca si alguno de ellos no tiene la presión indicada. El Indicador de Descanso Recomendado, por su parte, detecta mediante diferentes sensores si el conductor muestra signos de cansancio o somnolencia. En esos casos, le recomienda realizar una parada para no correr riesgos manejando en esas condiciones». En la categoría SUV mediano ganó el Chevrolet Equinox en su versión LT FWD AT6. El SUV del segmento C llegó al mercado el año pasado para reemplazar a la Captiva, y justamente en lo que más cambia es en tecnológica y seguridad. Al respecto, el informe destaca: «Su estructura es una de las principales fortalezas, con una plataforma que comparte con Cruze II y Volt II. Ya fue probada por el Instituto de Seguridad de Estados Unidos (IIHS) con diversos crash test de alta velocidad que dejaron como resultado un bajo riesgo de lesiones para el conductor y una intrusión razonable para el sector de los pasajeros». Desde el organismo también destacan el buen comportamiento del airbag de cortina que ofreció suficiente cobertura hacia adelante como para ofrecer protección ante los parantes y objetos externos. En categoría pick-up ganó la Fiat Toro 1.8 MPI Freedom C/D 4×2 AT. La marca sumó una nueva versión de entrada de gama con motor naftero 1.8 eTorQ de 130 CV acoplado a una caja automática de 6 marchas, manteniendo intacta la buena dotación de seguridad. El informe detalla: «Su fortaleza en seguridad no solo está dada por el equipamiento ya que su estructura cumple también un rol importante. El desempeño en las pruebas de impacto que realiza LatinNCAP fue destacado. Obtuvo 4 estrellas en protección de adultos (29.40 puntos de 34 posibles) y en protección de niños (36.90 puntos de 49 posibles)». El organismo también indica que la estructura de la Toro se mostró estable ante los crash test de alta velocidad a los que fue sometido, mostrando un buen resguardo para la cabeza, cuello y rodillas de conductor y acompañante».   Por  último en la categoría Excelencia, el ganador fue Mercedes-Benz Clase A 250 AMG Line, el cual forma parte de la nueva generación de vehículos de alemana, estrena plataforma y equipamiento. El informe oficial señala: «En esta oportunidad, como líder de ese grupo selecto, se erigió la cuarta generación del Clase A de Mercedes Benz, con 86.09 puntos, sustentados en un completo equipamiento y una verdadera fortaleza estructural. En seguridad activa destacamos el exclusivo Adaptive Brake que, entre otras cosas, precarga el sistema de frenos en situaciones críticas e incluso seca las pastillas de freno en caso de lluvia. Por su parte, el asistente de frenado activo puede evitar atropellos y colisiones». «Las múltiples ayudas a la conducción argumentan también la consagración del modelo. Entre ellas destacamos el sistema de monitoreo del cansancio que puede advertir a tiempo fatiga y distracciones, y el sistema activo de estacionamiento Parktronic que facilita la búsqueda de lugar para estacionar y realiza en forma automática las maniobras para realizarlo. Vale la pena destacar también su innovador sistema multimedia MBUX, con el mando fónico Linguatronic», agrega.
   

Posted in Mercado Noticias

Leer más

Motriz (C) 2013