Plan 0km Agosto: Sigue hasta fin de mes, pero los aumentos se “comeran” las bonificaciones

Así lo confirmó el Ministerio de Producción y Trabajo tras un encuentro que mantuvo el ministro Dante Sica y los representantes de la Asociación de Fabricas de Automotores (Adefa), en la que las terminales comprometieron la normalidad en la comercialización.

Vale recordar que el día lunes y martes prácticamente todas las automotrices suspendieron la facturación de nuevas unidades (leer nota), ante lo que se consideraba una falta de precio por la devaluación registrada tras las primarias del domingo, con lo cual quedó pendiente de ratificación la vigencia del programa “Agosto 0 KM”.

Ayer, para dar certidumbre a sus red de concesionarias, la automotriz General Motors decidió incrementar 23% los precios de sus modelos bajo la marca Chevrolet con lo cual la marca busca mantener sus operaciones comerciales acorde a lo que ocurre en el mercado cambiario.

En ese sendero de aumentos, Vokswagen anticipó que sus modelos sufrirán un incremento a partir de un piso de 10%, y que el mismo tendrá vigencia a partir de mañana en sus concesionarias.

La única terminal que decidió no trasladar ningún incremento a sus modelos, es Toyota.Seguimos operando normal, tanto Toyota como Centro Motor. Fábrica nos sigue facturando y nosotros seguimos vendiendo con la lista de precio de Agosto y entendemos que no va a tener cambios. Tanto Etios, Yaris, Corolla, Hilux, SW4 e Innova, seguimos sin cambios y vendiendo normalmente”, aclaró Darío Ramonda (hijo) gerente general de Centro Motor, concesionaria oficial de Toyota en Córdoba.

A la espera de los precios

El plan de bonificaciones que entró en vigencia en junio y se extendió durante julio, le venía dando un nuevo impulso a la actividad automotriz que tuvo un efecto incremental en materia de ventas y recaudación. Después de los resultados de las PASO, todo indicaba que su proyección durante Agosto, estaba nula, lo que hubiera desatado un verdadero escándolo en la industria automotriz.

Hoy, el comunicado por parte del gobierno de continuar con dicha medida de beneficios para acceder al cero kilómetro, sirvió en parte para aquietar las aguas. Pero de ninguna manera esto implica que los valores serán tan competitivos como venían siendo. Faltan que las terminales, publiquen sus listas definitivas y ahí recién se podrá dilucidar cuál es el valor de las unidades.

De todos modos, ya se vaticina un incremento en promedio del 20% en los valores de las unidades. Una suba que evidentemente dejará obsoleto los descuentos (de al menos $50.000 por vehículo, para aquellos cuyo precio de venta sea igual o inferior a $750.000, y de al menos $90.000, para aquellos cuyo precio sea superior), que venía traccionando a una industria, que si antes tenía pocas certezas, ahora directamente no tienen noción de lo que les depara.