Peugeot: Después del 3008, se viene la pick up

Julián Tello, director de Marketing y Comunicaciones de Peugeot, explicó que significa la llegada del nuevo SUV y cómo seguirán los planes de la marca en el segmento, incluyendo a las pick ups, en los próximos años

El nuevo Peugeot 3008 (leer más) es uno de los productos más innovadores de la marca en los últimos años. Con un atractivo diseño exterior, y un equipamiento interior nunca visto en la categoría, llega para ganar terreno en el segmento que más crece en ventas, el de los SUV medianos, con un incremento de 156% en el año.

El desembarco significa varias cosas más. Es la reafirmación de la marca de su presencia en la categoría, que arrancó con el 2008 (leer más), y un paso clave para seguir sorprendiendo, como será la llegada de la pick up.

En este contexto, en una de las paradas en el test drive que se realizó en El Calafate, en la estancia La Estela, entrevistamos a Julián Tello, director de Comunicaciones y Marketing de Peugeot, quien nos contó en detalles que significa este lanzamiento para la marca y cuáles son los próximos pasos.

-M: El 3008 es un auto diferente a todo lo conocido, tanto por dentro como por fuera. ¿Qué significa para la marca poder venderlo en la Argentina?
– JT: Significa varias cosas. Por un lado, que el 3008 viene a insertarse en un segmento en crecimiento. Hoy en el acumulado hasta agosto, creció 156% el segmento C de SUV. Esto muestra un signo de recuperación importante en nuestro mercado, que ya había comenzado en los últimos años más allá de los vaivenes económicos, pero que básicamente en estos vehículos, que son productos extrazona, se nota más. Entonces, estamos convalidando la participación en un segmento que más ha crecido.

-M: ¿Están creciendo más que los SUV más chicos, es decir los del segmento B?
– JT: Más que los chicos, porque esos ya venían creciendo teniendo en cuenta que la mayoría de los SUV compactos eran brasileros. Desde ese lugar es que no ha tenido tanto impacto en los últimos años.

– M: ¿Qué otras cosas significa?
– JT: Por otro lado es un gran portador de imagen, porque la silueta se corre de los estereotipos cotidianos, y en general los SUV son una alternativa que el consumidor está tomando muy bien por la versatilidad que distingue a este tipo de productos, que tiene que ver mucho con los intereses del consumidor de hoy en día, y desde ese lugar es que en término de imagen y de valor percibido de estos productos resulta tentador. Además su arquitectura es moderna, es un concepto bien contemporáneo.

-M: ¿Esta nueva estética se va a reproducir en otros modelos?
– JT: Peugeot tiene la particularidad de ir transitando generaciones de diseños, que están anticipadas por los concept car. Esta es la representación del concept Quartz, que se presentó en Frankfurt en 2015, y que luego encuentra en los productos de serie todos los guiños que están anticipados en el prototipo

Esta generación con 3008 se denomina Sharp Design, es un nuevo diseño caracterizado por líneas muy tensas que recorren toda la arquitectura, se manifiesta mucho en el frente con una estética clara, la firma claramente contemporánea, y que irá identificando a todos los productos que se lancen en esta generación de estilo, el cual estará en próximos modelos, tanto SUV como cualquier otro producto. Cada auto nuevo que salga y pertenezca a esta generación, tendrá este estilo.

– M: ¿Peugeot necesitaba una jugada fuerte como esta para recuperar posicionamiento en la Argentina? 
– JT:
La posición de imagen de Peugeot en la Argentina es muy privilegiada, sobre todo si lo comparamos internacionalmente, esta dentro de las filiales con mejor nota de imagen. Históricamente Peugeot encontró una gran aceptación en el mercado.

Eso no lo perdimos, esta vigente y Peugeot siempre se ha mantenido vigente en el top tres en términos de imagen en toda su historia. Lo que ha contado en diversos momentos es con algunos aceleradores. Esto pasó en diferentes momentos, como fue con el 403 oel 504, o más recientemente con el 206, que genera un genera un impulso adicional dentro de ese aprecio que tiene el argentino en particular con la marca.

No resulta extraño para un argentino que Peugeot lance un producto atractivo, porque no hace más que rememorar y convalidar que la marca tiene bien ganada su imagen

También sucedió con el Peugeot 307, con el 308, y en este caso creemos que 3008 es un nuevo exponente de esta afirmación que la marca genera y que le va a otorgar nuevamente un impulso. No resulta extraño para un argentino que Peugeot lance un producto atractivo, porque no hace más que rememorar y convalidar que la marca tiene bien ganada la imagen de marca.

-M: El 2008 marcó el desembarco de la marca en el segmento SUV, ahora llega el 3008. ¿Cómo sigue?
-JT: Fue así. A través de 2008 la marca, también en Francia, comenzó a marcar la posición en términos de constructores de SUV y hoy estamos en un gran momento comercial, cumpliendo las expectativas que nos hemos propuesto y que de alguna manera es parte de este comenzar el recorrido en SUV con un vehículo compacto que responde a características claves como suspensión realzada, gran habitabilidad , una versatilidad en términos de utilización, posición de manejo elevada. Es comenzar en el mundo de SUV para llevarte el máximo aspiracional que es el nuevo 3008.

-M: ¿Después se viene la pick up?
– JT: 
Seguramente llegará en algún momento, la marca acaba de definirlo y seguro es un lugar donde Peugeot, considerando el mercado que tiene la Argentina, pondrá sus ojos al momento de definirlo.

-M: ¿Cómo ves el mercado?
-JT: En términos generales nos hemos encontrado con un 2017 que nosotros y nuestro colegas no nos esperábamos a este nivel, pensábamos en 2016 que sería un mercado cercano a las 700.000 unidades y ahora creemos que vamos a cerrar por encima de las 850.000, y lo hemos ido comprobando a lo largo del año.

Nos hemos encontrado con un 2017 que nosotros y nuestro colegas no nos esperábamos. Creemos que vamos a cerrar por encima de las 850.000, y lo hemos ido comprobando a lo largo del año.

Esto tiene varias explicaciones, pero en definitiva tiene que ver con la lenta recuperación del mercado brasilero, que ha generado una afluencia de vehículos construidos en nuestro principal socio comercial de manera muy concreta en todo 2017 y que ha generado un mercado muy competitivo, en el que la compulsa de precios y de promociones de parte de las terminales por mantener la participación dentro del mercado lo ha llevado hacia arriba.

Desde ese lugar es que creo que el mercado de alto nivel de competitividad esta acentuado o apalancado por las marcas emergentes El contexto macroeconómico permitió a esas marcas ampliar la disponibilidad y la paleta de ofertas que usualmente tenemos en el mercado y ha ido a favor del consumidor, con más oportunidades y modelos para elegir. Esta combinación llevo el mercado hacia arriba y es una tendencia que se mantendrá en 2018

-M: Hace unos meses anunciaron una inversión importante en El Palomar. ¿Cómo va el plan?
-JT: Viene viento en popa, tiene como horizonte 2019 y a principio de 2020 ya empezar a trabajar en una plataforma modular, y que va a significar una nueva era para lo que significa la producción local. Creemos que terminaremos de posicionar muestra marca con productos muy competitivos de última generación que nos deja un porvenir en el corto plazo muy auspicioso.