Royal Enfield vuelve al país

Después de haberse comercializado en la localidad cordobesa de Laboulaye, la marca regresa. Ahora de la mano del Grupo Simpa. Cuatro son los modelos que estarán a la venta de momento en Buenos Aires.

La firma de origen británico, fue un emblema de las motos con estilo Café Racer de los ingleses en el ’50. En el viejo continente sigue tan vigente como en aquellos tiempo y desde ayer, regresará al país. La marca había puesto su pie en nuestro mercado en el año 2010, a través de un local ubicado en localidad de Laboulaye, al sur de la provincia de Córdoba. Motriz, habló con su ex dueño, Jorge Alvarez, quien nos comentó que decidieron cerrar, a causa de las trabas de la importación, período donde no se podía ingresar más modelos. No obstante a ello, Alvarez nos confirmó que llegaron a vender unas 470 motos de la marca, las cuales muchas se ven circular por Córdoba. Así mismo, sostuvo que en su momento, hablaron con la actual representación(SIMPA). “Habíamos acordado de palabra que nosotros ibamos a vende en el interior y ellos en Buenos Aires. Pero, eso quedó en la nada”. De modo que, hoy la representación exclusiva es de grupo SIMPA, empresa que ya tiene bajo a su ala la representación de la firma líder del enduro y motocross, KTM.

Si bien Royal Enfield es de origen británico, hoy la mayoría de los modelos se fabrican en India y en esta primera etapa se pondrá a la ventas solo cuatro.

La Bullet 500 se equipa con un mono cilíndrico 4T, de 500cc, refrigerado por aire y con inyección electrónica. La potencia máxima es de 28,4cv a 5250 revoluciones, y cuenta con suspensión delantera de horquilla telescópica de 35mm, con 130mm de recorrido; mientras que la trasera es un doble amortiguador ajustable en precarga de 80mm de recorrido. El sistema de frenado consta de ABS, lleva un disco delante de 280mm con pinzas doble pistón y atrás tambor de 153mm.

El dato: Se fabrica desde 1932 y las líneas del tanque se pintan a mano.

Precio: 136.500 pesos. Garantía de 2 años o 20.000 kilómetros.

Con la misma motorización que la Bullet, la Classic 500, cuenta con estilo vintage, con detalles tipo post guerra. Por ejemplo, el sillín de conductor cuenta con suspensión independiente y el asiento trasero es opcional. Por debajo de esta se ubica la Classic 350 con un mono cilíndrico de 346cc, también refrigerado por aire y con inyección electrónica. También tiene sistema ABS de frenos, que completa el disco de 280mm delantero y el tambor de 153mm trasero. Comparte con las suspensiones con el modelo anterior. Mírala en accion

Precio: Classic 141.000 pesos; Classic Chrome 147.500 pesos. Garantía de 2 años o 20.000 kilómetros.

Es la representante de estilo Café Racer de la marca, que mientras la mayoría de la marca trata de imitar el estilo, la Continental GT, nació como tal. Cuenta con un mono cilíndrico, de 535cc, con la mayor potencia de la zaga: 30cv a 5100 rpm. La suspensión delantera es una horquilla telescópica de 41mm, con un recorrido de 110mm; atrás lleva un doble amortiguador ajustable con precarga de 80mm. Los frenos son Brembo y constan de un disco flotante de 300mm con pinza doble pistón adelante y un disco simple de 240mm con pinza de un pistón detrás; además está equipada con ABS.

Precio: 154.000 pesos. Garantía de 2 años o 20.000 kilómetros

Es la más exótica del grupo con un estilo off road. Su nombre (Himalayan) deriva justamente porque fue utilizada por la policía para patrullar las fronteras del Himalaya. La impulsa un mono cilíndrico de 411cc, refrigerado por aire, con inyección electrónica y SOHC. Su potencia alcanza los 25cv a 6500 revolucione. Sus suspensiones son, adelante, horquilla telescópica (hubiese sido mejor que sean invertidas) de 41mm y 200mm de recorrido, mientras que atrás lleva un basculante con monoshock de 180mm de recorrido.

Precio: 132.000 pesos. Garantía de 2 años o 20.000 kilómetros.

Mirala en accion