Ford presentó el nuevo S-Max

La marca presentó la segunda generación del monovolumen, el cual fue diseñado sobre la misma plataforma que el Mondeo, y por eso adquiere una estética más “descontracturada”. Llega en dos versiones. Más detalles tras la presentación en el Hotel Faena de Buenos Aires

El S-Max llegó a la Argentina en 2008, un momento donde el segmento de los monovolumen empezaba a tomar protagonismo en el mercado local, pensado especialmente para las familias numerosas. Su venta se interrumpió en 2015, cuando las trabas a las importaciones limitaron el acceso al país.

En un nuevo escenario y con las ventas de 0km que no paran de crecer, Ford presentó la segunda generación de este modelo, el cual se renovó por completo para adquirir una estética mucho más moderna y “desestructurada”.

Fabricado sobre la plataforma del Mondeo, el monovolumentiene un frontal más agresivo, acompañado por una grilla prominente, ópticas con luces de conducción diurna que cuentan con tres tiras LED que funcionan también como intermitentes y parpadean secuencialmente en la dirección del giro.

Los faros son adaptativos de LED con anti-encandilamiento inteligente, que permiten conducir sin dificultar la visibilidad de los demás conductores. Los sensores identifican a los vehículos que circulan por delante y ajustan el haz de las luces de ruta para no encandilarlos, generan una sombra al vehículo en vez de apagar por completo las luces altas, lo que permite tener una mayor visibilidad en el resto de la ruta.

Volviendo al diseño, también se modificó el paragolpes, con un aspecto más deportivo. Los espejos retrovisores traen luz de giro incorporada, están calefaccionados y se rebaten automáticamente.

Por dentro: más confort y tecnología
El interior del S-Max es más lujoso, pero especialmente, es más tecnológico. Se destaca por la incorporación de nuevos sistemas que brindan más comodidad a sus ocupantes y también nuevos usos para el entretenimiento.

En su tablero se destaca la nueva pantalla multitáctil de 8 pulgadas, con sistema SYNC 3 con control por voz que integra las aplicaciones del Smartphone utilizando Applink, Apple Car Play y Android Auto.

En cuanto al confort, cuenta con todas las herramientas para hacer más rápido y fácil el acomodamiento de todas sus butacas, para siete pasajeros. Empezando por la butaca del conductor, es ajustable eléctricamente, con 8 posiciones, al igual que la columna de dirección eléctrica, con función de memoria.

Otro plus para los asientos delanteros, es que tienen integradas 11 almohadas neumáticas que se pueden controlar a través de la pantalla multi táctil color de 8” para elegir entre diferentes tipos de masajes. También tienen función de calefacción, refrigeración y un sistema de temperatura que se caracteriza por ser Tri-Zona y permite seleccionar las temperaturas para el conductor, el acompañante y las plazas traseras.

Para los pasajeros, los asientos son inteligentes y flexibles, con un amplio espacio en el cual entran desde cinco hasta siete personas. Los de la segunda y tercera fila pueden plegarse permitiendo 32 configuraciones diferentes para el transporte de pasajeros o carga.

Con solo apretar un botón, los tres asientos de la segunda fila se pueden rebatir hasta quedar planos, deslizar, reclinar o inclinar hacia adelante, de forma individual o conjunta. Los dos asientos de la tercera fila se pueden plegar hasta que queden planos con un solo movimiento, permitiendo un volumen máximo de carga de hasta 2.020 litros.

En tecnología, cuenta con cámara delantera de 180°, con vista dividida, una de las primicias que incluye el nuevo vehículo de Ford. Una pequeña cámara depositada en la parte delantera del vehículo muestra una imagen partida en el visualizador multifunción que permite detectar vehículos, ciclistas o peatones que se acerquen al vehículo desde cualquier lado.

El vehículo también incluye una cámara de visión trasera e integra sensores de estacionamiento delanteros y traseros. Tiene asistencia activa de estacionamiento, que ayuda a los conductores a estacionar tanto en forma paralela como perpendicular.

Motorización y seguridad
El nuevo S-Max está equipado con el motor 2.0 EcoBoost GTDI, que utiliza una combinación de inyección directa y sobrealimentación que entrega 240 CV.

Además, posee un sistema automático de arranque y apagado del motor, lo que implica que al detenerse en un semáforo o en un embotellamiento, el motor se apaga automáticamente, aunque sigue suministrando energía al aire acondicionado, radio y el sistema SYNC 3. Cuando se esté listo para reanudar la marcha, sólo se debe pisar el acelerador, para que el sistema vuelva a arrancar el motor. Esta tecnología logra un menor consumo de combustible.

La caja es automática secuencial de seis velocidades, control de velocidad de crucero, dirección adaptativa (que aumenta o disminuye el bloqueo del volante en relación a la velocidad del vehículo) y sistema de apertura y arranque sin llave.

En seguridad, el vehículo posee 9 airbags, además de modernos sistemas como el Lane Keeping Aid, un sistema de mantenimiento de carril que utiliza una cámara frontal para monitorear la posición del vehículo y advertir cuando éste tiende a desviarse involuntariamente.

Precios y desembarco
Si bien la marca concretó su presentación oficial, los nuevos S-Max estarán desembarcando en los concesionarios en junio, y hasta ese momento no habrá lista de precios.