“No van más”

Algunos por el cese de su producción, otros por sus bajas ventas, y algunos por estar afectados por los impuestos “al lujo”. Estos son los autos que no volverán a ver más en las concesionarias.

Como todo inicio de mes, la Asociación de Fábrica de Automotores envía el informe de producción de vehículos de las terminales que fabrican en el país. Y como viene sucediendo en los últimos meses, la misma muestra una caída sostenida: Cayó un 33% comparado con abril del 2018.

Este indicador, sumado a la estrepitosa caída de las ventas (52% abajo con respecto al mismo período, enero-abril) y al reciente anuncio del Gobierno Nacional de uno de los impuestos para los modelos importados, no solo ha alejado a los consumidores de los autos 0km, sino que está empujando a que muchas terminales, decidan dejar de comercializar.

En Motriz hicimos un repaso por los modelos que ya dicen “adiós” en la Argentina y que por ahora, no tienen reeemplazo:

Ford

Focus: En octubre del año pasado, Ford Argentina anunció el cese de producción del Focus de tercera generación, el cual dejará de producirse en la planta bonaerense de Pacheco esta semana.

¿Motivos? Por las bajas ventas de todos los modelos del segmento C (En 2014 representaba en la Argentina un 13,5 por ciento del mercado total; en 2018, se lleva un 8,7 por ciento. En el mismo período, en Brasil cayó del 8,2 al 5,8 por ciento.), sobre todo el de los sedanes -el Focus se producía con silueta hatchback y tricuerpo.

S Max: Con solo 10 unidades vendidas en lo que va del año, el familiar de 7 plazas concebido sobre la plataforma del Mondeo no será renovado su stock por las escasísimas ventas. El modelo Premium nunca tuvo un precio accesible, su valor de lanzamiento era de 49.000 y 60.000 dólares, muy elevado por llegar  de España y pagar el 35% de arancel aduanero, de modo que nunca tuvo un valor tan competitivo, salvo cuando se producía en México.

Renault

Nuevo Renault Fluence

Fluence: Por los mismos motivos que afectaron al Focus, Renault (caída de las ventas del segmento de los sedanes) también bajó de la producción de la planta cordobesa de Santa Isabel al Fluence.

Su período más exitoso fue entre 2011 y 2013, en el cual llegó a vender cerca de 10.000 unidades por año, en promedio. En contrapartida, en el 2018 no figuró ni siquiera entre los 100 modelos más vendidos del país.

Volkswagen

Suran: Uno de los más longevos de producción nacional, que salía de la planta de pacheco de Volkswagen,  apenas inició el 2019 fue jubilado.

Se trata del Suran, un modelo con silueta rural en vía de extinción, que después de 12 años de vigencia interrumpida y precios siempre competitivos (llegó a convertirse en el 0km más vendido en diciembre del año pasado por sus tentadoras ofertas), es uno de los que tenían el retiro ya marcado.

Honda

Civic: Afectado desde su lanzamiento por los impuestos internos, el Civic más poderoso y deportivo (el 1.5 turbo EX.T de 173 CV) dejará de ser la partida este año.

Su elevado precio (39.000 dólares según lista de precios de ACARA), siempre lo ubico como un auto caro y solo para algunos. La marca, solo comercializará a su versión 2.0 EXL CVT de 154 CV, cuyo precio es de $1.2700.000

Chevrolet

Camaro: Otro de los modelos aspiraciones que este año la marca ha decidido no volver a reponerlo, es el  Camaro. El Muscle Car del moño dorado, estuvo durante febrero a un valor promocional increíble: las versiones cabriolet y coupé, las cuales pasaron a costar de 90.000 dólares a menos de 60.000 dólares. Es decir, al contado tuvo un precio de $2.229.032, mientras que con un cheque diferido a 30 días el precio es de $2.313.017.

Motriz hizo algunos llamados a concesionarios oficiales en aquel entonces, y por ejemplo en Córdoba, en una mañana, se vendieron 4 unidades al contado.