Publicaciones etiquetadas ‘Pruebas’

Prueba de manejo: Renault Fluence GT2

La versión más deportiva del sedán cordobés no tiene nada que envidiarle a muchos deportivos de pura cepa con sus 190 CV y no pierde un gramo de confort de marcha para cuando se lo maneja en ciudad. Lee este informe para ver si da con tu perfil.
principal El nexo que tiene Renault con su participación en el mundo del deporte automotor viene hace tiempo salpicando a varios de sus modelos de calle. Los memoriosos podrán darnos la derecha en esto, si recuerdan al Clio Williams (1995), o al Mégane II Sport (2005) con ese amarillo estridente como color más representativo. Y si nos venimos más en el tiempo para aquí, imposible no mencionar al Mégane III RS, modelo que se presentó en el 2011 pero que se discontinuó en el 2013, apenas se aprobó el impuesto interno a los autos considerados de lujo. foto 1 Hasta entonces todos estos modelos provenían de afuera y si bien ya estaban dirigidos a un reducido número de clientes por el tipo de coche, lo era aún más por los valores que estos disponían. Quien iba a romper con ese paradigma de coche deportivo=a coche inalzancable iba a ser el Fluence GT, lanzado a fines del 2012, modelo con un motor 2.0 de 180 CV y que se diferenciaba del convencional Fluence por sus llantas de 17” y detalles deportivos como zócalos laterales, pedalera de aluminio y butacas deportivas, entre los principales. Pero la verdadera evolución se produjo cuando se lanzó el GT2, el cual además de su estética, mejoró en todo para que su comportamiento se aproxime lo máximo posible al de un deportivo. foto 2 Hay varias particularidades que son interesantes saber de esta versión deportiva del Fluence. La primera de ella es una versión que está concebida sobre la base del Fluence Phase 2 cordobés. De modo que se produce en la planta que Renault dispone en Córdoba y ello, con sus 190 CV, se convirtió en el modelo nacional más potente del momento. Otro dato no menor, es que no se trata de un Fluence camuflado de deportivo y con un par de caballos más de potencia, sino que todo su desarrollo absorbió mucho del know how de la división Renault Sport Technologies, lo que determina que se trata mucho más de una versión con estética más agresiva. foto 3 Y ya que mencionamos su estética, nos detendremos sobre esta. Si lo enfrentamos al Fluence más equipado de la zaga, el GT2 se diferencia por: ópticas enmascaradas, espejos retrovisores y manijas de la puerta de color metalizado y llantas de diseño deportivo bitono de 17 pulgadas. A esto hay que agregarle faldones laterales, alerones, deflectores y nuevo paragolpes. foto 4 Todo su interior tiene connotación con lo deportivo. Esto se percibe apenas uno toma posición en su butaca, la cual tiene una sujeción lateral mucho más marcada que en el Fluence a secas. Más allá de su pedalera de aluminio y la presencia de costuras rojas en sus asientos de cuero y en la palanca de cambios; reitera el instrumental de los nuevo Fluence: amplio velocímetro digital, climatizador automático bizona, techo solar y otros avances, como la tarjeta-llave que permite ingresar al auto y encenderlo con la sola presencia de la tarjeta, los sensores delanteros y traseros, cámara de retroceso y sensor crepuscular y de lluvia, entre los principales. interior Lo único que marca una distancia interesante puertas adentro con respecto al resto de sus hermanos, es su sistema R-Link, que, si bien conserva las funciones de siempre (se puede comandar el sistema de audio, el GPS, la telefonía y el Bluetooth, el audio streaming y los puertos de conectividad USB, toma auxiliar y tarjeta de memoria SD, además de poder visualizar fotos y videos, entre las más destacadas), suma en esta versión al sistema RS Monitor. ¿De qué se trata? Permite acceder a información en tiempo real sobre: aceleración lateral, entrega de potencia y par motor, presión del turbo, entre otros datos que se pueden almacenar en un pen drive para luego verlos en la notebook en casa. Desde la misma pantalla se puede acceder al sistema R Sound, que reproduce por los parlantes del equipo del audio, el bramar de diferentes motores. Así, uno puede girar con el ronroneo de una moto pistera o del Renault Clio Cup, entre otras opciones. tiempo real Motor y caja Donde si marca una diferencia con sus pares, se encuentra debajo de capot. Ya que mientras las versiones más equipadas están impulsadas con el motor 2.0 de 143 CV, este GT2, ofrece 190 CV. Este plus de potencia lo consigue gracias a la intervención de un un turbo compresor, lo que en la práctica es responsable que este sedán de grandes proporciones y por ende pesado, pueda acelerar de 0 a 100 km/h en un poco menos de 8 segundos y que su velocímetro roce los 220 km/h de velocidad final. Se asocia a una caja manual de 6 marchas que le sienta muy bien a esta motorización. ¿Cómo va? como va Quien accede a un Fluence GT2, evidentemente es un conductor que le entusiasma el hecho de tener pimienta debajo del acelerador, pero que no se olvida que de lunes a viernes tiene que llevar los chicos al “cole” o que precisa de un buen lugar en el baúl para cargar todos los bártulos que implica tener que salir un finde de paseo con la familia. En este aspecto, esta versión conserva el confort que siempre caracterizó al Fluence y por supuesto, toda su enorme habitabilidad. En ciudad, como en ruta, sus neumáticos de perfil bajo no atentan con su buen andar. Los consumos por ciudad rondan los 12 litros cada 100 km/h y en ruta, siempre que no se superen los 130 km/h, oscila entre los 7 y 8 litros para recorrer 100 km. Todos estos números se disparan lógicamente cuando uno saca a relucir su costado más rabioso donde el consumo pasa a un tercer plano. baul En este contexto, importa entonces lo rápido que este Fluence entrega su máximo torque y cómo se recupera. Es notable el trabajo que se hizo para que sus suspensiones sean un poco más rígidas. Esto se nota, sobre todo, cuando se toman curvas en velocidad, ya que el auto no tiende irse tanto de trompa. También se retocó el Control de Estabilidad y el Control electrónico de Tracción, los cuales, si bien no tienen opción de desconectarse, fueron recalibrados para que intervengan pero sólo en situaciones más deportivas. como va2 Conclusión Si tendríamos que graficar rápidamente una lista de modelos recomendables para que a uno no lo tilden de mezquino, ese sin dudas es esta versión del Fluence. Ya que la deportividad está presente, pero su costado familiar y racional también. La mísma fórmula puede funcionar a la inversa y entonces la compra de un Fluence GT, serviría también para a uno no lo cataloguen de “dominado” y que por tener chicos y mujer que trasladar, se tenga que caer en un típico familiar con poca gracia. final Ficha técnica
  • Modelo: Renault Fluence GT2.
  • Fabricado en: Argentina (Córdoba).
  • Garantía: 3 años o 100 mil kilómetros.
  • Motor: naftero 2.0 lt. de 190 CV con turbo compresor.
  • Caja: manual de 6 velocidades.
  • Medidas/ Largo: 4.620 mm.
  • Ancho: 1.810 mm.
  • Alto: 1.480 mm.
  • Distancia entre ejes: 2.700 mm.
  • Capacidad del baúl: 530 litros.
  • Consumo mixto: 10 km/l.
  • Precio: $406.800

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 11 Comentarios

Ram 1500: La jugadora de peso de las pick ups

La pick up “full size”, que deja chiquita al resto de las exponentes tanto por tamaño como por equipamiento, absorbe gran parte de la demanda de quienes buscan una “chata” lujosa. Motriz la probó en la costa argentina, lugar donde su presencia sorprende. Y te relatamos una nueva prueba de manejo.
ram principal 1 Después de haber testeado la Nissan NP300 Frontier y la nueva Toyota Hilux, Motriz volvió a la playa con la pick up que cualquier apelativo que denote grandeza, potencia, lujo, y por qué no ostentación, le queda bien. Nos referimos a la Ram Laramie 1500, única representante de la denominada categoría de camionetas Full Size. La idea de ponernos nuevamente al frente de esta gigantona, tuvo que ver en gran parte con la enorme presencia de este modelo por la costa, entorno ideal si los hay para poder disfrutar de una pick up. Pero también, por la trepada exorbitante de precios que tuvieron las pick ups en general. Es que, si bien la Ram sigue siendo la más costosa de todas (u$s69.000, hoy $936.700), las versiones tope de gama de las medianas rozan o pasaron los $700.000: VW Amarok Ultimate ($715.900), Toyota Hilux SRX ($707.000), Chevrolet S­10 High Contry y la recién desembarcada Nissan NP300 Frontier ($692.300). ram estatica perfil El tema es que si se compara el nivel de confort y nivel de equipamiento, ninguna de estas últimas le puede hacer frente a este exponente que no solo le saca cabezas en cuanto a proporciones, sino también en cuanto a detalles de confort. Y por eso en esta temporada 2016, si hay algo que llama la atención en la arena, es la cantidad de RAM que entran y salen diariamente de los médanos sin importar su tamaño ni el consumo de combustible, los cuales no son obstáculos para quien desea y está al alcance de su bolsillo la posibilidad de subirse a este modelo. Debajo de capo Como ya no merece presentación nos detenemos brevemente en sus principales ítems. Está impulsada por un V8, naftero por supuesto, 5.7 de 395 CV capaz de mover esta “mole” de 0 a 100 km/h en 8 segundos y de arrastrar unos 4.500 kilos. En ciudad, se desconectan automáticamente 4 de los 8 cilindros para bajar su consumo, tema candente en esta chata: A una velocidad de 120km/h promedio se mantiene entre 13 y 16 litros, cada 100 kilómetros recorridos. En la ciudad, se dispara a unos 18 litros cada 100 km. Pero creemos que aquel que aspira a desembolsar casi un millón de pesos en un vehículo, el tema del ahorro del consumo no debe ser un tema que le quite el sueño. Se asocia a una caja automática de 6 marchas, con modo secuencial. La tracción integral es desconectable y cuenta con cuatro modos: 2WD (tracción trasera), 4WD Auto (envía torque a las ruedas delanteras al detectar pérdidas de adherencia), 4WD Lock (bloquea la doble tracción de manera permanente) y 4WD Low (acciona la baja de la caja reductora). Estética Si bien en las últimas ediciones de las camionetas medianas, se percibe una gran evolución en la cuota de deportividad y agresividad que las mismas han adoptado, imaginamos a los diseñadores de la RAM, fanfarronear y decir “¿Agresivas las otras?”. Y lo cierto es que tienen fundamento para hacerlo. Es que hay pocos vehículos en el mercado que generan tanto estupor de solo verla venir, como lo genera la RAM. ram dinamica firme Su impresionante trompa y su gran parrilla cromada le otorgan una mirada intimidante. Luego, sus llantas de 20 pulgadas y su doble escape trasero cromado son otros atributos que le dan ese plus de agresividad. ram estatica toda atras Esta gran personalidad que emana por sus poros fue canalizada por la marca para emparentarla con los deportes extremos, a sabiendas de que, por ejemplo, a quien le gustan las motos, “los quads” y el jet sky le sentará más que bien una camioneta que destile robustez y agresividad. Por dentro Puertas adentro, pasa lo mismo: llama la atención el espacio de sobra tanto adelante como atrás, cómoda en la posición de manejo y para los acompañantes, con abundantes portaobjetos para que todo esté en su lugar. La visual desde su interior es de las mejores, y quien está frente del volante puede acomodar su butaca perfectamente manipulando los ajustes eléctricos, la profundidad y la altura de su columna de dirección y la extensión de su pedalera. Su consola central no se queda atrás en esto de descollar, ya que cuenta con mucha información (se puede chequear la presión de los neumáticos, la temperatura del aceite del cárter, si el tipo de conducción consume mucho o no, entre otros datos). Toma protagonismo su gran pantalla táctil, a la cual se le puede recriminar la falta de GPS. La calidad de su interior no tiene nada que envidiarle a los autos más lujosos del mercado, y es una de las razones por las que muchos clientes que buscaban un utilitario deportivo, eligen esta camioneta en particular. ram interior Después detalles como sus cinco plazas calefaccionadas, incluyendo a los asientos y al volante, el sonido increíble de su equipo de audio, entre los más destacable, hacen perder la noción de que se encuentra en una “chata”. Como va? La Ram propone una experiencia de manejo diferente en todo sentido. Desde su acceso al habitáculo (su gran altura exige un esfuerzo extra para subir y bajar) hasta cuando su motor V8 empieza a bramar, uno ya se percata que está a bordo de un vehículo diferente.  Es tan grande que todas las calles, salvo las avenidas, parecen haberse achicado estando sobre ella. pru Su confort de marcha es sólo comparable con un auto de andar señorial. Impresiona la reacción de su motor, y es para destacar su destreza en terrenos off­road, pese a su gran tamaño y peso (cerca de 3 toneladas). En ruta La manejamos cerca de mil kilómetros por ruta, donde supera el confort de marcha de cualquier auto.  No es “saltarina”, algo que viene siendo corregido en muchas pick up, pero que ninguna se acerca esta en este aspecto. La fórmula que utiliza para ser la reina de las no saltarinas es su eje trasero rígido con brazos múltiples (el mismo que utiliza la nueva Nissan NP300 Frontier). Pero la contracara de ello, es que esta gigantona,solo puede cargar media tonelada. Y aquí,en este caso las pick ups medianas son las que pueden fanfarronear con su tonelada de capacidad. Por los medanos En la arena, que es donde nos interesaba este vehículo, tuvimos en cuenta algunos datos claves. Primero, desinflar las cubiertas a 18 libras. Luego, tener siempre como precaución que la RAM es una pick up grande, por lo cual, los ángulos de entrada, ventral y salida son reducidos, y se deben tener en cuenta antes de encarar un médano, para no quedar “colgados”. Colocada la transmisión en Low, automáticamente se desconectan todos los controles de seguridad del vehículo que no son adecuados en estas superficies porque se necesita libertad para maniobrar. andando El lugar que elegimos para ponerla en acción fue por la única entrada a los médanos de Cariló en Divisadero. Un camino angosto donde muchos conductores encaran “a fondo”. Pero que no es necesario hacerlo, por lo menos no en esta RAM. A velocidad tranquila y constante la RAM cruza la arena como si fuera asfalto. Firme, sin deslizarse y sin necesidad de corregir el volante. La misma sensación deja cuando se trata de superar una trepada. Apenas hay que apretar un poco más el acelerador pero nada que implique brusquedades. Su potencia raramente te deje a mitad de camino. andando 2 Lo único que complica la conducción es su tamaño, que muchas veces no permite ver lo que viene después con su gran trompa hacia abajo. Esto igualmente se puede solucionar acomodando con más altura la butaca y ubicando el respaldo en posición vertical, ya que así se tiene un mayor control del vehículo. Sin embargo, una vez más, es fácil de manejar y siempre deja tranquilidad que le sobra motor en caso de que se complique la En ciudad Todos los atributos que durante nuestro prueba en la costa, nos dedicamos a resaltar en el informe, se pierden. O mejor dicho, quedan opacados cuando de incursionar por la ciudad y ni hablar de zonas céntricas se trata. El típico pasito por la noche por la calle principal de Pinamar, se hizo un suplicio. Es que es tan grande y ancha que mientras todos los otros vehículos circulan en doble fila, nosotros y otro que otro furgón grande, tenía que hacerlo de uno. ¿Buscar estacionamiento? Otro tema que se nos complico y bastante. Hasta incluso los cuida coches que por lo general agitando sus linternas animaban al resto de los mortales a ocupar el espacios de la cuadras que ellos custodiaban, a nuestro paso lento, señal evidente que necesitábamos estacionar donde sea, ninguna alma caritativa se apiadó. ¿Solución? Dejarla prácticamente cerca de la playa o en los estacionamientos de los restaurantes de la costanera. Eso sí, no muy tarde ya que después maniobrar entre los otros coches estacionados, era complicado. Conclusión Para quien busca una pick up con todos los lujos, no hay dudas que la RAM es la indicada. Tiene espacio, confort y capacidad para atravesar cualquier terreno. Ahora, en cuestión de precio, tendrá que pensar en desembolsar casi 1 millón de pesos, lo que no es un dato menor. El tipo de cambio la alejó de las medianas aunque estas también se fueron por las nubes. Sin embargo, las ventas demuestran que esto no es un obstáculo, ya que en enero crecieron un 20%. Así, el año se presenta como muy prometedor para esta full size americana. Ficha técnica Modelo: Ram 1500 Laramie Fabricado en: México Garantía: 2 años o 50 mil kilómetros Motor: Naftero Hemi V8 5.7 litros de 400 CV Caja: automática de 6 Medidas Largo: 5.817 mm Ancho: 2.008 mm Alto: 1.994 mm Distancia entre ejes: 3.572 mm Capacidad de carga y de arrastre: 554 kilos y 4.490 kilos, respectivamente. Precio: $ 936.700 (al cambio oficial)

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 12 Comentarios

Motriz (C) 2013