Ford investiga nuevos materiales para fabricar

La divisón China trabaja en la investigación del bambú para la fabricación de componentes en los vehículos, ya que crece rápidamente y llega a la madurez en pocos años, regenerándose rápidamente.

Ford China trabaja en la investigación del bambú, una planta tradicional y abundante en la región, como posible materia prima sostenible para la producción de componentes de vehículos.

El bambú tiene amplias utilizaciones, como por ejemplo se emplea para realizar muebles, construcciones, se utiliza en arquitectura, en gastronomía e incluso en terapias, el bambú es un material renovable, considerado uno de los más fuertes y más versátil de la naturaleza.

Los estudios se llevan a cabo en la ciudad de Nanjing, donde funciona un centro de investigación avanzada de Ford. La búsqueda de nuevos materiales es parte de la estrategia de sostenibilidad global de Ford que se centra en la reducción del consumo, la reutilización y el reciclaje de los recursos.

Las cualidades de bambú son reconocidas hace más de un siglo, por ejemplo, Thomas Edison lo utilizó para crear la primera lámpara eléctrica. Es resistente a la tracción, ya que puede ser flexionado sin quebrarse. Además, crece rápidamente, y llega a la madurez en dos a cinco años, regenerándose rápidamente, mientras que otros árboles tardan décadas.

La implementación de materiales sostenibles en los vehículos de Ford sólo se realiza y aprueba después de reunir y cumplir con absolutamente todos los estrictos estándares globales de rendimiento y calidad.

Hoy en día, Ford utiliza diversos materiales sostenibles en sus vehículos. Entre otros, se destacan:

  • El Kenaf, una planta tropical de la familia del algodón que se utiliza para recubrir el interior de las puertas del Ford Kuga
  • El tejido REPREVE, fabricado con botellas de plástico recicladas. Anualmente Ford reciclar 5.000 botellas aproximadamente, implementándolas en sus vehículos.

Recientemente Ford introdujo el tejido REPREVE en la F-150: Se utiliza algodón de vestimenta reciclado (post-consumo) como acolchado interior y aislamiento acústico en la mayoría de los vehículos Ford.