Publicaciones etiquetadas ‘Test’

Ford Ka: Prueba de manejo

Es el más chico de la marca, que ahora vuelve con nuevo diseño y plataforma. Con mayores dimensiones, quiere enfrentar al concurrido segmento B. Lo probamos por unos días y te contamos cómo es la nueva propuesta.
????????????????????????????????????

Ford Ka, prueba de manejo del más chico del óvalo.

Chico por fuera, grande por dentro. Así fue la estrategia que impulsó Ford desde que nació el Ka, allá por 1997. Publicidades con decenas de amigos subiendo al auto, demostrando “lo grande que es su corazón”, trascendieron al modelo y se convirtieron casi en un mito hecho realidad. Hoy el Ka realmente es más grande. Cambió su plataforma, creció en dimensiones, y la propuesta de la marca es enfrentarlo a los rivales del segmento B. Se trata de la categoría más competitiva del mercado, donde Ford ya tiene el Fiesta, pero ahora lo dejará en un escalón más arriba y buscará un lugar entre los populares con el “benjamín”. En Motriz pusimos a prueba la versión más equipada, llamada SEL, y te contamos todas las novedades. ???????????????????????????????????? Diseño, totalmente nuevo El Ka siempre fue un auto rupturista. Desde sus primeras generaciones, con forma redondeada, llamó la atención. Tuvo siempre «opinólogos» a quienes “le gustaba o no”. No había medias tintas en quienes elegían ese auto.  Otro elemento muy característico de este modelo fue que siempre atrajo mucho a las mujeres, especialmente por su estética, pero también por lo maniobrable del modelo. La versión actual cambió radicalmente. Por un lado, incorporó las líneas de diseño del Kinetic Design, un estilo muy característico de la marca que se visualiza especialmente en el frontal, con un grupo óptico grande, una parrilla generosa y los típicos nervios del capot. Si bien con este diseño perdió esa exclusividad que lo diferenciaba, ganó lo más puro del ADN de Ford. También creemos que ganó más estatus, es decir, le permite posicionarse un escalón más arriba.
????????????????????????????????????

Ford Ka, nueva parrilla y grupo óptico, característico del estilo Kinetic Design.

Por otro lado, aumentó las dimensiones. Ahora tiene 3,88 metros de largo (5 cm más que antes), 1,91 metros de ancho y 1,52 de alto (10 cm más). Pero el cambio más influyente son sus 2,49 metros de distancia entre ejes (4 cm más), ya que es lo que justamente repercute puertas adentro y es el motivo de porqué su espacio se ha incrementado.
????????????????????????????????????

El Ka creció en dimensiones, especialmente la distancia entre ejes, que lo hace más cómodo.

El otro gran cambio es que abandonó la carrocería de 3 puertas para pasar a una de 5 puertas, siempre con la silueta hatchback.
Por dentro El diseño interior remite directamente al Fiesta. Es prácticamente igual. Tiene un pequeño tablero analógico, que posee un velocímetro y un cuentavueltas que se completa con un pequeño display con la información de la computadora de abordo. Su posición de manejo es muy buena, pese a que su volante no tiene regulación en profundidad. Eso se compensa con la gran maniobrabilidad que ofrece su butaca: de hecho, sorprende lo mucho que baja.  Atrás es muy cómodo y e el baúl tiene capacidad para 257 litros. En agregados tecnológicos cuenta con sistema de conectividad SYNC, que permite dictar órdenes de voz para operar distintas funciones del audio o la telefonía. Agrega reproductor de CD-MP3, puerto USB, entrada Auxiliar, controles de audio en el volante y cuatro parlantes. No ofrece ni espejos eléctricos ni sensores de estacionamiento, elementos que tienen otro rivales (Volkswagen Gol y Nissan March, que también incorpora cámara de retroceso). Motor y seguridad La única motorización disponible es el naftero 1.5 litros de 4 cilindros y 16 válvulas de 105 CV. Se ofrece con caja manual de cinco velocidades. El motor se destaca por ser muy silencioso. Además, la potencia le da un vigor muy interesante, lo que lo hace progresivo a la hora de acelerar, aunque no es de los más enérgicos en bajas vueltas.
????????????????????????????????????

El Ka cuenta con un motor naftero 1.5 litros.

También logra un consumo sostenido: unos 9.0 litros en ciudad y unos 6.5 en ruta, llevándolo a unos 110 km/h. Tiene una sola opción de caja, manual de 5 velocidades, que nos sedujo por la precisión al momento de pasar las marchas. En seguridad, el tope de gama se destaca por tener ESP. Además tiene doble airbag frontal, frenos ABS con distribución electrónica de frenado y anclajes Isofix/Top-Tether para sillas infantiles. Agrega: asistencia al frenado de emergencia, asistencia al arranque en pendiente, control de tracción y control de estabilidad. Dinámica Nos subimos al Ka durante un fin de semana con diferentes objetivos. Por un lado, recorrimos algunos kilómetros en ruta. Pero especialmente lo medimos en ciudad, donde creemos que el futuro dueño del Ka, piensa usarlo con mayor frecuencia. ???????????????????????????????????? Como sucedió con la anterior generación, lo primero que se percibe es que se trata de un auto cómodo, maniobrable. Aunque creció en dimensiones no perdió la agilidad. Y resulta práctico para transitar por donde uno quiera, algo que no es menor en ciudades cada vez más congestionadas.
????????????????????????????????????

Prueba en ciudad, que incluyó calles que todo lo ponen a prueba, con adoquines.

La dirección es liviana y el buen despeje ayuda al andar confortable en calles que no tienen el mejor estado. Pero también en curvas o ante los cambios de carriles es firme y da la sensación de seguridad que muchas veces falta en autos chicos, incluso a una mayor velocidad en autopista. Cabe destacar que la  dirección eléctrica tiene un nivel de asistencia inmejorable, que permite estacionarlo fácilmente. Sus suspensiones blandas y sus neumáticos de perfil alto le dan un andar impecable. ????????????????????????????????????   En ruta, siguen las buenas impresiones. El Ka no transmite inseguridad y da la sensación de ser un auto más grande, por el aplomo que presenta. Esta edición cuenta con Control de estabilidad, lo que influye al girar exigido y ayuda a que nunca pierda la dirección. Agrega doble airbag frontal y ABS en todas las versiones, además de ganchos Isofix en los asientos traseros.
En ruta, el auto sigue mostrando buen aplomo y es excelente la dirección.

En ruta, el auto sigue mostrando buen aplomo y es excelente la dirección.

Conclusión Situarlo frente a sus competidores es clave con este auto teniendo en cuenta la decisión de Ford de posicionarlo como un nuevo rival de los chicos más populares. De esta manera, el Ka arriesga mucho más en esta nueva etapa, porque del limitado segmento de los pequeños o city car (que nunca fue exitoso en la Argentina), pasa ahora a enfrentar a los autos del segmento B. En esta categoría encontramos desde el Volkswagen Gol y Up!, hasta un Toyota Etios, los Renault Sandero y Clio Mio, o los Chevrolet Agile y Onix. Un gran mix de adversarios donde tendrá que buscar su propio espacio. Para ganar mercado tiene una ventaja: la calidad. Por donde se lo mire, las terminaciones del nuevo Ka son superiores a sus rivales, y ahí es donde podrá diferenciarse. Tanto en los paneles del interior como en tecnología y acabado externo (por ejemplo los espejos pintados color carrocería en todas las versiones) agregan un plus. Por dentro, la calidad se percibe en el tablero y los paneles de las puertas. Con estas características, el modelo está listo para salir a ganar mercado. Precios:
  • Ka S: $210.400
  • Ka SE: $236.300
  • Ka SEL: $258.300

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 14 Comentarios

KTM RC 200: Prueba de manejo

Nos pusimos al frente de la pistera más pequeña del mercado. Con 26 CV y un peso de 137 kilos, se posiciona como la mejor en relación peso/potencia. La aceleramos por el camino del Cóndor Copina (Córdoba). Aquí nuestra sensación de manejo de este pequeño “torpedo”.

KTM Duke 390

Hace exactamente tres años, KTM puso el ojo en la mira en aquellos motociclistas que no se sentían atraídos por el tipo de modelos de enduro y Cross, con el que tan buena fama alcanzó la firma austríaca. Fue así que propuso a la Duke 200, una naked de baja cilindrada, que sedujo por su diseño sin carenado y el cual tiene en la actualidad una muy buena cabida.

Muy poco tiempo pasó, para que apareciera su hermana mayor. Hablamos de la Duke 390, con la cual KTM, empezó a cubrir la brecha de aquellos que los 26 CV de la 200cc le quedaban escasos.

Con las Duke liderando las ventas de la firma en el país, KTM no ha querido dejar pasar la oportunidad de llegar a esos clientes que pretendían una moto de aspecto más deportivo. De esta forma lanzó la KTM RC 200, la primer pistera pequeña de la marca.

KTM RC 200- parador_DSC2446

El parador Terrazas de Copina es, además de una de las paradas obligadas para degustar sus típicos sandwich de bondiola o salame, el “bunker” donde todos los “finde” decenas de motociclistas aprovechan para estirar las piernas, para luego seguir disfrutando de uno de los mejores trazados urbanos para deambular a bordo de una motocicleta.

Hasta allí, llegó Motriz el pasado viernes, luego de ser invitados por la concesionaria oficial de KTM, Quality Bikes, para tener el primer contacto con la pequeña pistera. Para ello, se pusieron a disposición diez ejemplares de la RC 200, la cual se encuentra a la venta desde hace dos semanas en nuestro mercado.

Salta a la vista lo logrado de la estética de este modelo. Se trata de una gran simuladora, que aparenta ser una moto mucho más potente y agresiva de lo que es en realidad. Su afilado frontal con su particular juego de luces y sus luces de posición de led, le dan una mirada realmente que intimida.Pero tanto su carenado, como su tanque de combustible de líneas rectas y su colín levantado, le terminan por dar una imagen realmente agresiva.

KTM RC 200- detalles_DSC2564

Por dentro,la flamante KTM RC 200, mantiene el mismo motor que la Duke 200. Es decir, es un mono cilíndrico 4T de 200cc que entrega su torque máximo de 19.2 Nm y una potencia de 26 CV.

“El motor es el mismo que el de la Duke, cambia el chasis y la disposición de la batería, la relación de su caja de seis marchas, el carenado lógicamente es distinto y la posición de manejo del manubrio es también totalmente distinta”,explica Lucrecio Vázquez, titular de Quality Bikes.

KTM RC 200- detalles_DSC2560

Pero no solo el motor es el mismo que la Duke 200. Conserva también el chasis y parte ciclo habiéndose modificado la geometría y posición de conducción. Atrás quedó el manillar para pasar al semi-manillar por debajo de la tija, los pedalines más altos y un tanque de nafta sensiblemente más estrecho que ha restado un litro al tanque origina (diez en lugar de once).

KTM RC 200- detalles_DSC2575

El asiento ha sido elevado 20 mm para adaptarse a una postura más deportiva, la distancia entre ejes se ha recortado en unos inapreciables 47 mm y las horquillas invertidas de 43 mm tienen ahora menos recorrido. A estos cambios hay que sumar el peso del carenado (unos ocho kilos) aunque es de esperar que la velocidad punta mejore notablemente.

¿Y cómo va?

Nada tiene que envidiar en la posición de manejo a las pisteras de cilindradas mayor y ello es el primer gran mérito que le encontramos. Su asiento es bajo (820mm) y es realmente liviana (137 kilos), por lo que es fácil de maniobrarla desde abajo. El sonido de su motor, es un tanto agudo y es en definitiva el gran delator de que a tan agresiva moto,la impulsa un motor chico. Sin embargo, al momento de ponerla a girar se terminaron muchos de los complejos que nos había generado su escasa cilindrada. Básicamente porque su pequeño propulsor empuja con bastante decisión desde abajo. Su pantalla digital es amplia y además de acusar la velocidad, se complementa con un tacómetro en barras que para sorpresa nuestra, escala rápidamente. De echo, cuenta con una luz testigo roja (corta a las 10.500 vueltas y a los 138 km/h) que acusa el momento en el que debe meter la marcha siguiente (tiene seis), que por cierto se parpadeó en varias ocasiones. No podemos determinar cuál fue la su velocidad final en un trazado como el Cóndor Copina, donde las curvas y contra curvas aparecen y desaparecen constantemente. Pero si pudimos comprobar que puede llegar los 130 km/h en tramos rectos sin ningún tapujo

Conclusión Se trata de una excelente opción para aquel que quiere iniciarse en el segmento de las “pisteras” y aquellos de talla chica, serán los que mejor a se sientan a gusto. Su única rival directa, sería la Kawasaki Ninja 250, pero la KTM tiene mejor relación peso/potencia.

Para los que quieren un poco más de pimienta en el puño derecho y quienes tengan una contextura más robusta, tendrán que esperar por la RC 390, la cual llegará antes de fin de año. Mientras tanto, la diversión está asegurada a bordo de este pequeño “torpedo” que a más de uno lo convencerá también por su muy buen precio de lanzamiento: $105.000 (incluye casco LC2)

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 14 Comentarios

Motriz (C) 2013