Peugeot: Los “por qué” del cese de producción y la suspensión de 1000 operarios

La marca del grupo PSA “bajó las persianas” durante todo el mes, y según la evolución del mercado, verá qué hace en abril. En diálogo con Motriz, explicaron por qué llegaron a esta decisión y como sigue la inversión de 320 millones de dólares que iniciaron en 2017

 

La noticia sacudió a la industria automotriz. El último día de febrero, Peugeot informó que para la producción durante todo el mes de marzo, con la suspensión de 1000 empleados de un total de 1500 operarios que trabajan en la planta.

La decisión se tomó porque “no tuvieron otra salida”, tal como explicaron en la marca. La acumulación de stock tanto en la terminal como en los concesionarios llegó a un punto tal que debían decir basta, y parar definitivamente la fabricación de más modelos que solo se “stockean”.

Peugeot es la marca del grupo PSA (junto con Citroën y DS) que opera en la planta ubicada en El Palomar, en la provincia de Buenos Aires, donde fabrica el 308, 408 y Partner.

Allí, hoy no se encendieron las luces ni se pusieron en marcha las máquinas, mientras que solo estará activo el sector donde se está instalando la nueva plataforma que permitirá producir diferentes modelos, pero que en este arranque sería destinado al 208, modelo que comenzaría a ser “made in Argentina”.

En diálogo con Motriz, desde la marca comentaron que era necesaria la medida para ganar en eficiencia, y que se acordó con los trabajadores la suspensión, sindicato de por medio, y el sueldo que recibirán este mes. Si bien no lo confirmaron, trascendió que será el 75% del total.

“Lo que se busca es achicar stock en la empresa y en la red de concesionarios, para ser más eficientes, y por eso dejamos de fabricar en marzo. De acuerdo a cómo evolucioné el mercado y cómo va la demanda, se verá la reactivación o no en el mes de abril”, explicaron.

Lo que se busca es achicar stock en la terminal y en la red de concesionarios, para ser más eficientes, y por eso dejamos de fabricar en marzo. De acuerdo a cómo evolucioné el mercado y cómo va la demanda, se verá la reactivación o no en abril

Por otro lado, desde la marca aseguraron que siguen trabajando en la instalación de la nueva plataforma modular, la cual es poco tiempo más tendría los primeros vehículos de prueba hechos realidad.

A este proyecto destinaron u$s320 millones y la nueva plataforma permitirá fabricar diferentes modelos gracias a sus características modulares, aptas para diferentes productos y segmentos.

En este sentido, desde PSA confirmaron que la decisión es muy importante porque indica que la Argentina está en el plan de inversiones globales del grupo, el cual está obteniendo muy buenos resultados en otros mercados y por eso han decidido regresar a Estados Unidos, uno de los países más fuertes, donde hace años se habían ido.

En cuanto al futuro de la producción del 308 y 408, dos modelos que caen en ventas, desde la marca no pusieron un plazo de finalización pero coinciden en que son productos cuya penetración se achica en todo el mundo y que con el tiempo se irán discontinuando.

La nueva plataforma tiene las características de poder adaptarse a múltiples vehículos, entre ellos los compactos y SUV, que son los que ganan terreno a nivel global.

“Naturalmente la nueva plataforma viene a albergar nuevas configuraciones. Los actuales modelos seguirán en producción pero el nuevo producto irá ocupando más espacios. Además, trabajamos para ganar otros proyectos. Estamos en el mapa de inversiones del grupo y eso nos da muchas oportunidades”, aseguraron.

Mauricio Macri en la planta en 2017, cuando se anunció la inversión de u$s320 millones

La situación de Peugeot no es única en el mercado. Chevrolet, Fiat y Honda son algunas de las marcas que tienen acordado un esquema de suspensiones con los sindicatos para mermar la producción. Al mismo tiempo, Ford anunció que no fabricará más el Focus en la Argentina, mientras que Renault hizo lo mismo con el Fluence. Por ahora, ninguno de los modelos tiene reemplazo.