Nuevo Volkswagen Vento, estreno mundial en Detroit

El sedán, completamente renovado, se presentó en el Salón del Automóvil de EE.UU. Llegará a la Argentina procedente de México, donde se fabrica para todo el mundo

Desde Detroit. En la segunda jornada para la prensa del North American International Auto Show -NAIAS-, una de las novedades más esperadas fue la presentación del nuevo Volkswagen Vento.  Y su revelación generó tantas expectativas para el mercado de los Estados Unidos, donde se realiza el evento, como para la Argentina, ya que se trata de una versión totalmente renovada del sedán mediano, la cual se fabrica en Puebla, México, para todo el mundo.

El Vento 2018 dio un gran paso adelante con un objetivo: sortear los obstáculos que le representan en muchos mercados los crossover y SUV, los cuales le ganan terreno especialmente en Europa, donde no se venderá esta versión, y en América Latina, donde afortunadamente será lanzada.

El Jetta -como se llama en algunos mercados-, fue durante años el vehículo más vendido de VW en EE.UU. Lleva comercializadas 17 millones de unidades en todo el mundo

El nuevo modelo estrena plataforma, diseño y nuevas dimensiones. Presentado en un color muy llamativo, mezcla de naranja y ocre, cambió su diseño y donde se advierte fácilmente es en la parrilla, ahora más ancha y prominente.

También se logra identificar el parecido con el nuevo Arteon, con dos ópticas con LEDs diurnos y un paragolpes sencillo, mientras que de perfil hace recordar al Passat.

En cuanto a las dimensiones, el nuevo Vento con plataforma MQB es más largo, superando los 4.60 m, más ancho y alto. Así gana espacio en el interior, especialmente en las plazas traseras.

Por dentro, su tablero es digital y cuenta con una gran pantalla táctil. Sin embargo, el Digital Cockpit del Ventono es el mismo del los Golf o Passat, sino que es el de 10,25 pulgadas de los Volkswagen Polo -de menor resolución y dos pulgadas más pequeño-.

La consola central cuenta con el sistema de infotainment Composition Media con pantallas de hasta 8 pulgadas y compatibilidad tanto con Android Auto como con Apple CarPlay.

En cuanto a motorizaciones, por el momento se ofrecerá únicamente con un 1.4 TSI de 150 CV, asociado a un sistema Stop&Start, con caja manual de seis velocidades o automática de ocho.

Su equipamiento de seguridad se completa con cámara de marcha atrás es de serie en toda la gama y múltiples asistencias a la conducción, como alerta de cambio de carril, control de crucero adaptativo, frenada automática de emergencia y avisador de vehículos en punto muerto, entre otras.

Su arribo al país no está confirmado pero se espera se concrete en 2018.