Audi Q2 Vs BMW X2

Son los dos representantes del segmento chico de los SUVs y nosotros te los ponemos frente a frente para que puedas compararlos.

De a poco las marcas premium mostraron interés por lo que sucede en el segmento de los SUVs (Sport Utility) chicos y decidieron incursionar hacia el mismo. Una de las primeras en reaccionar fue la marca de los cuatro anillos, quien con la misma denominación (Q), que identifica a sus utilitarios deportivos, presentó al Q2 hace un año.

Semanas atrás, la marca rival más directa de Audi – BMW– hizo lo propio y le planteó pelea al compacto chico alemán, el X2. Un SUV chico que a diferencia de su hermano menor (BMW X1), tiene una estética más deportiva. Es por eso que los pusimos como rivales aunque el más pequeño alemán también podría serlo. Pero esto de compartir el nombre en letras y números, hace que cualquier comprador se los imagine como rivales directos. Y en su estética menos conservadora, en ambos casos, también encuentran una similitud.

Motriz los enfrenta en este informe para que deduzcas cuál de los dos es el más conveniente.

Sobre la plataforma MQB-A (la misma que el Audi A3), se monta el Q2, este utilitario chico que a diferencia del popular hatchback de la marca tiene a primera vista, mayor despeje.

Las llantas de 18” refuerzan la estirpe de todo terreno, pero se queda solo en eso. Pues, no cuenta con tracción integral, de modo que su concepción es netamente urbana.

El Q2 es un poco más corto que el X2 (4.19m) Ancho (1.79m) alto (1.50m), su distancia entre ejes es de 2.59m y la capacidad de baúl es 405 litros, bastante más acotada que la del BMW.

El BMW X2 se monta sobre la plataforma del X1, aunque sus proporciones varían. Es un poco más corto (4,36m), más bajo (1,52m) e imperceptiblemente más ancho (1,82m). Pero mantiene la misma distancia entre ejes.

Se calza con llantas de 19” (corresponde al acabado M Sport). A priori, la capacidad de su baúl, respecto al X1 es menor: 470 litros frente a los 510 del X1.

Esto en parte, responde a la estética más deportiva que denota el X2, ya que a partir del pilar trasero, empieza la caída del techo es notoria. Al igual que el Audi Q2, no ofrece alternativa para que traccionen sus cuatro ruedas.

El Q2 se asemeja mucho a sus hermanos mayores en el interior. Plásticos soft (blandos), apliques de aluminio, volante de cuero multi función con base plana, son el cocktail de bienvenida, apenas uno toma posición frente a su volante.

Hay una contrariedad a nivel “tecno”, y es que mientras su tablero es completamente digital (Virtual Cockpit) y puede configurarse de diferentes maneras, su pantalla multimedia es muy completa (cámara de retroceso, sistema Head-Up Display, GPS integrado y Mirror Screen), no es táctil.

La misma, se comanda desde joystick que tiene múltiples funciones. El espacio en las plazas traseras es muy justo. Solo para que viajen 2 adultos de talla media, pues la caída de su techo limita el espacio para las cabezas.

La calidad de los acabados del X2, es superior al del X1 (costuras en el tablero y plásticos suaves) como también es diferente la postura de manejo: más baja y cercana a conducir un modelo 100 por ciento urbano, que un SUV.

Su instrumental es parcialmente digital, y la consola central está presidida por una pantalla multimedia que es de 6.5” o 8,8”, según versión – compatible con Apple CarPlay, pero no con Android Auto. Las plazas traseras, son similares al Q2: espacio para llevar holgados a dos adultos.

En materia de seguridad, el Audi Q2 obtuvo la calificación máxima en las pruebas de choque de EuroNCAP. Obtuvo cinco estrellas, con 93% de protección para adultos, 86% para niños y 70% para peatones.

En Europa se destacan sistemas como el sistema automático de frenado de emergencia con detección de peatones y vehículos. También el asistente para el mantenimiento de carril. Pero en nuestro país no los ofrece.

Solo se destaca (además del doble airbag frontal delantero, lateral, doble airbag de cortina, y el Control de estabilidad), el Control de tracción, la asistencia al arranque en pendientey el sistema Audi Drive Select. El tirón de oreja va para su rueda de auxilio temporal que solo permite circular hasta 80 km/h.

El BMW X2 también obtuvo por su parte las 5 estrellas en los test de seguridad EuroNcap: en el apartado dedicado a la seguridad de los ocupantes, obtuvo un 90% de la nota; en el capítulo de la protección infantil, un 87%; un 77% reflejó en las asistencias a la seguridad y, por último, un 70% en protección al peatón.

Cuenta con una selección de asistentes que incluyen asistente de mantenimiento en el carril, control de crucero adaptativo o frenada automática con detección de obstáculos. No cuenta con rueda de auxilio convencional, sino temporaria.

En Argentina el motor que lo impulsa al Audi Q2 el 1.4 TFSi con 150 CV, motor que ya es empleado en varios modelos de Audi y Volkswagen. Se combina con la caja automática S-Tronic de 6 velocidades, con doble embrague, que cuenta con modo secuencial, levas al volante y sistema Audi Drive Select para elegir entre cuatro modos de manejo: Efficiency, Comfort, Dynamic e Individual. 

Son diferentes programas que alteran la respuesta del acelerador y el régimen del cambio de marcha para economizar combustible u obtener un poco más de viveza al pisar el acelerador. Durante nuestra prueba el Q2, alcanzó una máxima de 210 km/h y su consumo promedio que arrojó fue de 7,5 l/100km.

En el caso de BMW, se optó por el mismo motor que impulsa a la X1 sDrive20i: un naftero 2.0 turbo de 192 CV, con el cual, según la marca, alcanza el 0 a 100 km/h en 7’7 segundos y homologa un consumo medio de 4’7 litros. Se acopla a una caja automática de 7 velocidades.

Precios

  • Audi Q2: Desde 42.400 dólares (1.4 TFSI S-Tronic) hasta 56.300 dólares (1.4 TFSI Off Road Style S-Tronic)
  • BMW X2: 62.900 dólares (X2 Sdrive 2.0i)