Pablo Di Si, CEO de VW: “Queremos ser líderes con el T-Cross”

Durante la presentación del nuevo modelo en Brasil, el “número 1” de la alemana para la región aseguró que están listos para darle pelea a todos los integrantes del segmento. “Somos extremadamente optimistas”, confirmó

El segmento de los SUV es el que más crece en ventas en los últimos años. Su participación de mercado es tal que ha ido desplazando a otros clásicos modelos, como es el caso de los sedán, a quienes les fue ganando terreno gracias a sus características polifuncionales.

Es por eso que las marcas se abocaron de lleno a la categoría y quieren estar presentes en todos los nichos, desde los más pequeños, hasta los más grandes. Y en el caso de Volkswagen le faltaba un modelo de entrada de gama, espacio que vino a llenar el nuevo T-Cross, presentado en un World Premiere que convocó a la prensa de todo el mundo para vivir al mismo tiempo el lanzamiento del SUV global.

“Somos extremadamente optimistas. Nuestro objetivo es ser líderes en todos los mercados donde comercializamos T-Cross”, aseguró Pablo Di Si, CEO de Volkswagan para la región.

No quiso dar detalles sobre el posicionamiento porque todavía no se revelaron las versiones que llegarán a la Argentina, pero si explicó que para lograr el liderazgo en Latinoamérica trabajaron especialmente con el equipo de diseño de Brasil a fin de adaptar el modelo a los gustos de los clientes Latinoamericanos.

“El T-Cross que se comercializará la Argentina y Brasil, entre otros mercados, tuvo varios cambios. Se hicieron clínicas con clientes de todos los países y se modificaron varios detalles. Es más largo y más alto; también se retocó el frontal y la parte de atrás. Además, se sumó el techo panorámico y  se quitaron los puertos USB de las plazas traseras”, detalló Di Si.

Estrategia todoterreno

Este producto no llega solo, sino que el plan de la marca en la categoría arrancó en 2016 con la llegada del renovado Tiguan y siguió con el Tiguan Allspace, con 7 plazas. Luego aparecieron modelos para diferentes mercados: el T-Roc en 2018, el SUV de la familia Golf, para Europa; el Atlas diseñado para Estados Unidos y el Teramont, su versión homóloga para China, ambos como modelos de siete plazas.

A estos se sumaron en Volkswagen América otros dos prototipos del Atlas: el Cross Sport y el Tanoak. En China, donde debutó el nuevo Touareg, también se han presentado dos futuros SUV: el potente SUV familiar Tharu y el avanzado SUV de tamaño medio Tayron; mientras que en la Argentina se producirá para el Mercosur y México el Tarek. Así, la marca tendrá hasta 2020 varias novedades en el segmento.

“Los planes de inversión en Pacheco se están desarrollando a tiempo. Se invertirán los u$s800 millones pautados ya que el objetivo es lograr un producto de calidad. Ahora, la meta es trabajar con los proveedores y autopartistas”, dijo el CEO.

Nuestro objetivo es invertir más en la Argentina para la localización de partes. Pablo Di Si, CEO de Volkswagen

En cuanto al T-Cross, a diferencia de varios de los mencionados, es un producto global con expectativas muy ambiciosas y son varios los motivos que lo justifican:

  • Es la primera vez que se meterán de lleno a buscar su espacio entre los SUV compactos
  • Se sabe que Ford con la Ecosport, quien inauguró la categoría hace más de una década, detenta desde su llegada el liderazgo absoluto, por lo menos en la Argentina.
  • Tendrán que enfrentar a varios competidores, porque tras el éxito en ventas todas las marcas sumaron una propuesta
  • Además, se provocó una subdivisión del segmento B entre los del primer escalón, como la mencionada Ecosport, Renault Duster, y muchas chinas que se llegaron en los últimos años; y los más premium, como Honda HR-V y Jeep Renegade. Entonces también la duda es donde se ubicará el T-Cross, y cual será el objetivo de posicionamiento.

El futuro

Mirando hacia delante, y teniendo en cuenta el contexto de incertidumbre actual, Di Si considera que si bien no es el mejor momento para el país, la característica del mercado local es ser muy cambiante, por lo cual puede rebotar muy rápido y cambiar las cosas.

“En abril estuvimos pensando en ampliar la producción a los días sábados, hoy es todo diferente. Es muy cambiante el mercado”, repitió.

En cuanto a las ventas, desde Volkswagen prevén un mercado local de 770.000 unidades en 2018, el cual podría bajar a 700.000 el año próximo.

Por ahora, la recuperación de Brasil es la que sostiene más el negocio y absorbe en parte la caída argentina, ya que si bien las importaciones locales han bajado, se compensa con la exportación de Amarok, un producto que en los últimos tres meses fue un éxito en el país vecino.

Por último, sobre el plan que trascendió que un enviado alemán estaría analizando el negocio de Ford en la Argentina para una fusión o acuerdo, el directivo lo único que dijo fue: “Es un tema mundial. No coment”.