Nuevos camiones VW Delivery: cuando la necesidad manda

Comprar un camión no es como elegir un auto. Qué hay que transportar, cuánto pesa y a qué destino son factores fundamentales para tomar la decisión. Conocimos la nueva línea urbana de la alemana que se fabrica en Brasil y te contamos para qué están pensados

El segmento de los camiones viene de meses de grandes cambios. Creció un 50% en 2017 y en el primer bimestre de este año acumuló un 20% de suba, se sumaron jugadores (especialmente los chinos para llevar menos kilos pero con muy buenos precios) y se amplía la oferta en los segmentos más tradicionales.

Sin embargo la compra de estos vehículos es “un mundo aparte”. La elección dista de ser un “gustito”, como cuando se elige un auto, y cuál será el destino laboral de este vehículo es clave para tomar la decisión.

Lo que si ha cambiado, y mucho, es que los productos que se ofrecen dejaron de ser esos modelos duros e inconfortables, que hacían bajar al pobre chofer con dolor en el ciático. Ahora, la mayoría de las marcas compite para ver quien ofrece el interior con butacas más ergonómicas y cabinas más amplias, para garantizar un mayor bienestar a su conductor.  

Un ejemplo que se advierte especialmente en el nuevo Delivery de Volkswagen que se lanzó esta semana en la Argentina, con un volante más pequeño y una posición de manejo más cercana a un auto de calle que a una unidad del segmento de los Pesados. Y así todas sus características marcas claramente la evolución que tuvo el segmento.

Los nuevos productos que comercializará la marca en el país pertenecen a la gama de livianos que van desde los 3,5 a las 11 toneladas. En su primera etapa, estarán disponibles dos versiones de 9 y 11 toneladas, pero en el resto del año se ampliará la oferta.

En cuanto a las características, lo más importante es la practicidad por su tamaño y dimensiones para el uso urbano, con un motor más económico y dinámico.

En diseño, por fuera el cambio es notable especialmente cuando se observa de frente, con una primera mirada que remite rápidamente al Constellation, el modelo insignia de la marca. Tiene una estética robusta, con nuevo paragolpes y faros rediseñados.

Por dentro, los detalles y comodidades fueron moldeados como si se tratara de un auto, siguiendo una tendencia que hace de los camiones vehículos mucho más confortables para el uso diario: instrumentos portaobjetos y espacio suficiente para moverse en el interior de la cabina.

También mejoró la posición de manejo, empuñadura del volante, ajuste de altura del asiento y panel de instrumentos. Los asientos se hicieron de tejidos de alta resistencia e hidrorepelentes, que no se manchan y con colores oscuros.

En el panel de instrumentos se destaca el concepto modular, que le permite al operador organizar dispositivos como radio, tacógrafo y los equipos propios de cada operación.

En cuanto a la conducción, es muy importante que este modelo está hecho a medida con volante regulable y menor diámetro. La columna de dirección es ajustable en altura y profundidad, lo que facilita la operación y proporciona la ergonomía de un automóvil.

La maniobrabilidad también se destaca como la mejor del mercado en su categoría, gracias a un mayor radio de giro y aumento de la capacidad de realizar las maniobras en caminos estrechos.

En motorización, la línea Delivery cuenta con el Cummins ISF, de 3,8 litros y tecnología SCR. Registran el torque máximo de 600 Nm, variando la potencia entre 165 y 175 cv.

Los nuevos modelos tienen transmisión ESO-6106. Habrá también una opción de transmisión automatizada para los vehículos, basada en la versión manual, más cómoda para el conductor.

También fue mejorado el diámetro del disco de embrague mayor que confiere menor desgaste y una durabilidad más larga. Se destaca la nueva serie de turbos que permite alcanzar el torque máximo a bajas rotaciones, además de aumentar el rango de giros que el motor proporciona el torque máximo.

La disposición de los tanques de diesel y de urea trae un conjunto más compacto, liberando más espacio en el chasís, reduciendo peso y volumen. El sistema de frenos es de tambores

En cuanto al equipamiento, los nuevos Delivery, de serie u opcionales, cuentan con aire acondicionado, conector de aire para limpieza de la cabina, elevadores de los cristales, retrovisores con ajuste eléctrico, faros de niebla, protección de los escalones y alarma del cinturón de seguridad del conductor. Cuentan, además, con sistemas de serie ABS y EBD.

Precios y versiones
Delivery 9.170

 Fue desarrollado con materiales altamente sustentables, con reducción de peso de aproximadamente un 10% al compararlo con su antecesor, más economía de combustible, menos emisiones y mayor capacidad de carga. 

Su motor es el Cummins ISF de 3,8 litros y tecnología SCR, con robustez ideal para cada aplicación, torque máximo de 600 Nm y 165 cv de potencia. La transmisión manual es la Eaton ESO-6106, con seis velocidades. Contará además con transmisión automatizada. Precio:$ 1.018.813

Delivery 11.180

 Indicado para entregas urbanas con agilidad, rapidez en los trabajos de carretera de corta y mediana distancias, logra el mejor desempeño de la categoría.

Está equipado con un motor Cummins ISF, de 3,8 litros y tecnología SCR, con torque máximo a 600 Nm y 175 cv de potencia y transmisión manual Eaton ESO-6106. Contará además con una opción de transmisión automatizada. Precios: $1.087.702

Más datos en fotos

La nueva línea de Camiones Delivery se diseñó en Brasil con el apoyo de Alemania

Su desarrollo fue un proceso que llevó cinco años

Los competidores de la nueva línea serán de Mercedes Benz y Ford

Desde Brasil, el nuevo Delivery será exportado a la Argentina, África y otros mercados