Ford suma equipamiento a todas las versiones de Ranger

En plena guerra de pick ups, la marca incorpora más tecnología desde la entrada de gama. Además, todas las versiones nafteras serán aptas GNC

El segmento de las pick ups está ganando cada vez más mercado en la Argentina. Hoy, el 17% del market share corresponde a ventas de estos productos, logrando imponerse y copando el mercado de los autos en general.

En este escenario, las tres marcas líderes, Toyota, Ford y Volkswagen, suman continuamente más tecnología a cada uno de sus modelos, a fin de hacerlos cada vez más confortables para la vida cotidiana.

En el caso de Ford, que en este año está consolidándose como número dos en ventas en varios meses, la novedad es la incorporación de nueva tecnología y equipamiento para todas las versiones.

“Las modificaciones que fueron teniendo las pick ups fueron de acuerdo al cambio de uso. Hoy los clientes quieren un producto versátil, para todos los días. Y cuando hablamos de Raza Fuerte, eso no solo tiene que ver con la potencia, sino con la tecnología y seguridad, hay que estar aggiornado para dar la mejor solución”, comentó Laly Casadella, gerente de Producto de Ford Ranger.

La presentación se llevó a cabo durante la realización del Ford Ranger Experience III, la tercera acción del año bajo esta denominación, que tiene como finalidad poner a prueba la pick up en diferentes terrenos, mostrando tanto sus capacidades para el mundo off road y laboral como para la vida cotidiana.

La primera se realizó en Cariló durante el verano, en arena; la segunda en Mendoza, en caminos de montaña y piedras; y la tercera en el Hipódromo de San Isidro. El adicional de esta edición, además, es que durante el sábado 12 y domingo 13 a partir de las 10 hs, el lugar estará abierto para el público en general para que puedan probar la Ranger en un camino con diferentes obstáculos.

Más equipamiento
En cuanto a las novedades que incorpora la Ranger, Ford cuenta actualmente con 16 versiones, con motorización diésel y naftera.

Por un lado, las novedades llegaron para la naftera, ya que a partir de ahora las tres versiones serán aptas GNC: la cabina simple; cabina doble XL y XLT.

En cuanto al resto de los modelos, los cambios arrancan desde la más equipada, la Limited, la cual a partir de ahora tendrá una nueva cámara interna para mejorar la seguridad, sistema de radar, luces automáticas, sistema de alerta de parabrisas, detector de fatiga y sistema de pre-carga de frenos, entre otros.

La función de la cámara es detectar los desvíos involuntarios de carril, para lo cual tiene diferentes modos de activarse y con diferentes colores indica la gravedad o intensidad del desvío.

El control de luces altas es también muy importante porque se registran las condiciones del camino y la luz disponible. A partir de eso, indica qué tipo de luces necesita. El detector de fatiga, por su parte, monitorea a través de la cámara el desvío que se produce en el vehículo y actúa.

Otra novedad es el radar, mediante el cual la camioneta hará una radiografía al camino e ira adaptando su andar. Con esto contribuye el control crucero adaptativo, el ajuste automático de la velocidad para mantener la distancia del vehículo que está delante.

El alerta de riesgo en el parabrisas y el sistema pre-carga de frenos, por su parte, realiza una advertencia de colisión sonora y visual en aquellas situaciones de conducción que constituyen un riesgo de colisión con el que está delante.

Esas modificaciones son para la Limited. En el caso de la XLT Diésel, las novedades son el navegador satelital y la cámara de retroceso, mientras que la XLS suma detalles de estética, como manija de color carrocería, al igual que los espejos.

En la XL cabina doble los cambios son la incorporación del levantavidrios en las cuatro puertas, con el sistema one touch, y espejos exteriores con comando eléctrico.

En cuanto a los precios, las versiones nafta arracan en $499.700 hasta $603.200; y las diésel arrancan en $541.500 hasta 1.048.700 pesos.