¿Cómo cuidar la pintura del auto en la playa?

Mientras los chicos chapotean en el agua, más de “un conductor” sufre viendo como su auto va pasando largas horas al sol, con la arena y la sal del mar que golpean por todos lados por el viento. Para que nada nos amargue las vacaciones, Axalta describe algunos tips para evitar los daños

Dodge RAM 1500

Sol, arena y la sal del mar que empiezan a acumularse en los autos, especialmente en aquellas playas donde se puede acercar aún más con el vehículo, lo cual se convierte en una gran comodidad.

Sin embargo a aquellos que cuidan más su vehículo, y que muchas veces hasta le hablan como si el mismo tuviera sentimientos, las consecuencias de esas largas horas de exposición al sol empiezan a molestarle, y buscan la forma de evitar o disminuir el deterioro.

En este contexto, y para aquellos que están en la playa o que arribarán en pocos días más, Axalta, empresa especializada en pinturas para autos, elaboró una serie de tips  para mantener el auto perfecto al transitar los caminos de la costa.

Las opciones son:

  1. Lavar el auto con frecuencia: el lavado elimina sustancias dañinas que se depositan sobre la pintura (excrementos de ave, restos de insectos, alquitrán del asfalto, gasolina, arena, sal y aceites). Una exposición prolongada de la pintura de tu coche a estas sustancias puede dañarla.
  2. Proteger la pintura del sol: los intensos rayos del sol pueden ser muy perjudiciales para la pintura del auto si vas a estar en la playa durante un tiempo prolongado. Por eso, lo mejor es procurar que esté en un lugar resguardado.
  3. Evitar los autolavados: las máquinas de autolavado son muy poco delicadas, la acción de los rodillos, golpeando y arrastrando las cerdas del cepillo por la pintura, genera una abrasión en forma de micro arañazos que, cuando son muy numerosos, resultan muy visibles al sol, sobretodo en colores oscuros. Además, provocan unos reflejos en la pintura que son similares a una tela de araña.
  4. No utilizar productos agresivos para lavar: no se pueden usar productos agresivos ni mucho menos productos que sean para el aseo personal como jabones o champús. La mejor opción es emplear champús especiales para carrocerías, ya que tienen el PH correcto y están diseñados para eliminar las sustancias más frecuentes. Asimismo, recomendamos utilizar toallas de microfibra para el secado correcto.
  5. No estacionar bajo árboles: éstos pueden desprender resinas que se adhieren a la pintura y son realmente difíciles de eliminar con un simple lavado.
  6. Limpiar y encerar la pintura cada seis meses: a pesar de todas las precauciones anteriores, es inevitable que la pintura se contamine. Por lo tanto, es conveniente realizar un tratamiento limpieza y encerado en cada cambio de estación del año o bien cada 6 meses, según el uso.
  7. Pulir la pintura: el pulido restaura la superficie de la pintura, eliminando pequeños arañazos y marcas. Además, devuelve completamente el brillo perdido. Es importante realizarlo por lo menos una vez al año para proteger la pintura después de este procedimiento. Recordá realizarlo en área cubierta.
  8. Lavar y desengrasar el chasis: Es importante que una vez al año se haga lavado y desengrasado de chasis para eliminar residuos de arena y salitre para proteger y asegurarnos de que funcione perfecto todos los sistemas del auto.

Tagged with: , , ,