Jeep Wrangler Rubicon: Prueba de manejo

Probamos uno de los grandes exponentes del mundo off road, con el cual también nos metimos en la ciudad. Y comprobamos por qué no tiene rivales. Motriz te cuenta en detalles las sensaciones que genera estar arriba del Jeep
«Cualquiera puede fabricar un 4×4, pero solo nosotros fabricamos Jeep». Con esa definición los directivos de la marca presentan sus productos en todo el mundo. Los modelos no tienen rival y solo con nombrarlos la gente ya sabe de que están hablando. Con una larga trayectoria y con creaciones icónicas que sellaron su historia, como el Willy, Jeep es única. ¿Qué otra marca fabrica únicamente 4×4 y se mantiene vigente aún cuando pasan los años?. Por eso decidimos subirnos al Rubicon. Si bien por estos días la noticia es el Renegade, el primer modelo del segmento chico que fabrican fuera de Estados Unidos, esta edición del Wrangler es uno de los máximos aspiracionales de la marca, y vale la pena sentir desde arriba qué compra el que elige un Rubicon. Y cual puede ser la meta de quien compre el nuevo pequeño. En detalles Sin dudas el diseño de este modelo es uno de los grandes atractivos. Es cuadrado, con líneas totalmente rectas y sin inclinación alguna. Eso mismo lo hace un modelo original y tan simple como excéntrico al mismo tiempo. No hay un producto que se le asemeje y no tiene rival ni en estética ni en andar. Su originalidad se completa con una estructura totalmente desmontable en una carrocería de cuatro puertas con techo de fibra de vidrio. Si este se saca, lo que queda por sobre la cabeza de los cinco posibles ocupantes es una barra antivuelco forrada en tela y material acolchado. Y en caso de lluvia, una capota de lona retráctil que se guarda en el sector trasero puede extenderse de manera muy fácil. Otro detalle estético exclusivo de esta edición son sus llantas especiales de 18” y vale destacar algunos elementos que quedan haciendo alusión a su historia. Uno de ellos se encuentra en el capot, el cual sigue utilizando el sistema de apertura mediante broche de goma, y su tablero, que sigue siendo con agujas y si bien se complementa con una computadora de a bordo y en su consola central dispone de una pantalla táctil de 8 pulgadas, todo el resto carece de lujos. Tampoco va con este off road demasiadas perillas y accesorios, aunque si sobresale en cuanto a portaobjetos y espacios para guardar cosas, muy necesario a la hora de transitar terrenos sinuosos donde todo parece salirse de lugar. El equipamiento de serie se completa con climatizador automático, espejos eléctricos, volante multifunción (no se regula en altura), control de velocidad crucero. Es para subrayar su equipo Alpine de altísimo nivel. No tiene cámara que asista el estacionamiento y por su gran rueda de auxilio colgada en su portón trasero sería útil. En seguridad, solo dispone de airbags delanteros y cinco juegos de cinturones inerciales y apoya cabezas para cinco pasajeros. Motor En este aspecto Jeep realizó un cambio importante, ya que el Rubicon cuenta con un Pentastar 3.6 litros, que reemplaza al viejo V6, de seis cilindros con unos 284 CV. El propulsor no solo mejoró las aceleraciones, sino que redujo los consumos aunque siguen siendo elevados: En ruta fueron 12 litros los que consume a 130 km/h. En ciudad necesita casi 15 litros cada 100 km, y en casos con mucho tráfico se disparó incluso hasta los 17 litros. Compensa este gasto, su tanque de 85 litros lo que le da una muy autonomía. Otro dato para destacar del motor es que se nota más silencioso que el anterior. Además tiene gran elasticidad ya que entrega alrededor del 90% de su fuerza a apenas 1.6 revoluciones, lo que garantiza muy buena respuesta en baja. Esta solo disponible con caja automática de cuatro marchas que se adapta a cada condición de manejo. Le haría falta mejor cantidad de relaciones y un mando secuencial algo más preciso. El andar Quien elige un Rubicon seguramente no lo hace pensando en su uso en la ciudad, aunque obviamente puede hacerlo. En general, este modelo gusta a los fanáticos del barro o la arena, quienes aprovechan cualquier espacio de tiempo libre para meterse en el mundo off road. Y aquí es donde mejor se siente el modelo, sin dejar baches. Su buen despeje del piso y sus amplios recorridos de sus ejes rígidos, le permiten casi siempre tener las ruedas en contacto con el piso. Esta versión, además, cuenta con el sistema de tracción llamado Road Track que puede moderar patinamientos en el modo 4×4 para no desperdiciar potencia. Para maniobras pesadas, lo mejor es la reductora. Dispone control de descenso y arranque en pendiente, muy útil para subir o bajar lomadas. En la ciudad se siente más duro y pesado, aunque la dirección ayuda a las maniobras y la suspensión es excelente. En ruta lo ayuda bastante el control de estabilidad. No es tan ágil y demanda un cuidado extra en todas las maniobras. Sus neumáticos de dibujo mixto lo hacen perder frenada en ruta, no así en off road, donde interviene el anti bloqueo y no extiende de ese modo la distancia. Conclusión: 10 razones para comprarlo Cuando arrancamos la prueba pensamos qué compra el que compra un Rubicon. Y después de una semana de uso, de transitar todo tipo de terrenos y de probarlo con pasajeros, llevando carga y no, quedo claro por qué puede sobrevivir al mercado especialmente tras el impuestazo que incrementó su valor. Y es que, más allá de cualquier análisis, el Jeep es un gusto que los amantes del 4×4 se quieren dar, y una vez que se lo dan, no se arrepienten. Algunas claves son: 1. La marca y su trayectoria en uso off road: no tiene rival. 2. La estructura del Rubicon es invencible: fuerte, robusta, un verdadero todoterreno. 3. La estética aporta todos los condimentos necesarios para diferenciarse. No hay quien no se de vuelta para mirarlo. 4. El interior ha mejorado tanto que se puede considerar «cómodo» para un vehículo con esas características mecánicas. Los asientos, con mayor altura y por eso una mejor visibilidad para un parabrisas muy chico, permiten tener un viaje placentero y no sentir la «dureza» del andar. 5. La calidad de su equipamiento interior también mejoró. Tiene un tablero sencillo pero completo, con un excelente equipo de audio. 6. La capacidad de carga es óptima. Se logra buen espacio tanto con asientos rebatidos como en su uso normal. 7. El motor es a prueba de todo. Tiene buena reacción en ruta y permite andar a una velocidad máxima de 170km sin esfuerzo. 8. Es, sin dudas, un vehículo «no apto para todo público», pero quien desea un off road, es el más puro del mercado. 9. Su precio, excesivamente elevado tras el impuestazo, lo deja a la altura de muchas SUV de alta gama. Es un gran problema para la marca, pero lo siguen eligiendo. 10. Incomparable. Por eso se compra el Rubicon. Ficha técnica Modelo: Jeep Wrangler Unlimited Rubicon Fabricado: Estados Unidos Garantía: 2 años o 50 mil kilómetros Motor: Naftero 3.6 litros de 6 cilindros en V de 284 CV Caja: Automática de 5 marchas Medidas Largo: 4.751 mm Ancho: 1.877 mm Alto: 1.800 mm Distancia entre ejes: 2.947 mm Capacidad de baúl: 498 litros. Precio: Desde $876.760 (Sport 3.6 MTX 2 ptas) hasta 1.060.000 (Rubicon 3.6 ATX 4 ptas)

Posted in Noticias Pruebas

Leer más 13 Comentarios

Autos bajo el agua: ¿Qué pasa con los seguros?

Los imprevistos meteorológicos se llevaron, en varias oportunidades, muchos vehículos al pasar. Y el granizo ya no es el único desastre natural a tener en cuenta. ¿Cómo protegerse de las inundaciones?
zzzznacg2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, ABRIL 2: Inundaciones en la ciudad de Buenos Aires luego de las intensas lluvias registradas esta madrugada en el area metropolitana.  Foto NA: SANTIAGO PANDOLFI/DIARIO POPULARzzzz Muchas veces nos toma por sorpresa, con un río que desbordó y nada se puede hacer. Otras, es un instante donde la decisión pasa por hacer marcha atrás o seguir adelante, sin saber que deparará el destino. Pero cuando se resuelve la duda, no hay mucho más por hacer. Así, la lluvia que hace días no para en algunos lugares del país está dejando todo tipo de problemas a los conductores que de repente, encuentran con que el agua les llegó al techo. Lo cierto es que pasada esta situación, son muy pocas las personas que saben con certeza qué pueden reclamar al seguro y qué cosas no forman parte de la póliza. Más aún cuando no son hechos comunes los que ocurren. Y ahí empiezan los llamados y averiguaciones concretas. Las aseguradoras no están exentas de estas cuestiones que toman por sorpresa a sus asegurados. En más, los desastres climáticos son cada vez más frecuentes, y  el cambio ha sido tal que tener cobertura contra granizo era un ítem que no existía hace algunos años, mientras que en la actualidad es uno de los agregados más comunes para los usuarios. Hoy las inundaciones también se están volviendo en un tema común. Por recordar algunos hechos, hace pocos meses ocurrió en Córdoba, en varias oportunidades sorprendió a la Ciudad de Buenos Aires, y ahora afecta a la provincia, con Areco, Arrecifes y Luján bajo el agua, puentes rotos y rutas anegadas. Entonces las compañías de seguro empezaron a contemplarlas ante ciento de reclamos que recibieron de los clientes, algunos con conocimiento de que no tenían nada por reclamar, pero otro tanto confundidos por la llamada «letra chica». Según Francisco Astelarra, Presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), la contemplación de los fenómenos naturales es un hecho cada vez más común en las compañías, las cuales sumaron como ítems inundación.  En general, es una cláusula este accidente se encuentra junto al granizo y puede estar en las coberturas de terceros completos asimilándolo al adicional existente para el evento de la piedra», comentó Leandro Canosa, gerente técnico de GAMAN Argentina Ahora bien, ¿hay opción de reclamar aunque no esté la palabra mencionada explícitamente?. «En el caso de las coberturas que amparen la Destrucción Total de la unidad el evento de inundación está amparado siempre que se verifique como lo indica la cobertura la Destrucción Total del vehículo. En cobertura Todo Riesgo el evento está amparado deduciendo la franquicia correspondiente (es considerado un accidente cubierto). zzzznacg2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, ABRIL 2: Inundaciones en la ciudad de Buenos Aires luego de las intensas lluvias registradas esta madrugada en el area metropolitana.  Foto NA: SANTIAGO PANDOLFI/DIARIO POPULARzzzz Algunas de las empresas que ya reconocen el tema y lo especifican en la póliza son Sancor Seguros, Allianz y Mercantil Andina, entre otras. Los precios son muy variables de acuerdo al vehículo y la compañía elegida. En Sancor Seguro la cobertura de un todo riesgo completo, con granizo e inundación, tiene un valor de $2900 para un auto de gama media y de $2000 para un gama baja. El tercero completo también contempla ambos ítems pero solo con destrucción total. En este caso el monto es de $1383 en el gama media y $1000 en el de una categoría inferior. Allianz es otra de las que contempla la inundación desde el tercero completo full, con un precio de $1.580. El Todo Riesgo asciende a $2.018. En el caso de Mercantil Andina solo la máxima cobertura tiene granizo e inundación. El precio es de $1.290 para un auto chico y de $2090 para uno mediano. En las opciones anteriores no está contemplada. Los especialistas aclaran que el Todo Riesgo con franquicia no es suficiente para esta cobertura. La franquicia se aplica en estos casos para accidentes, pero cuando se quieren proteger otros accesorios, como cristales o robo de ruedas, se suele contar con adicionales Premium, lo mismo que sucede con Granizo. ¿Qué cobertura conviene? El mantenimiento de un auto se convirtió en un gasto con mucha incidencia en el presupuesto familiar. Seguro, patente, combustible y cochera demandan por mes la misma suma que alquilar un departamento dos ambientes en el barrio de Palermo. Y gran parte del salario de una familia va destinado a cubrirlo. Sin embargo son gastos inevitables y especialmente en el caso del seguro es una obligación antes de salir a la calle, tanto considerando el daño que se puede causar a terceros como el propio. Por eso una adecuada selección de la cobertura y una lectura en detalles de la pólizas pueden hacer que el gasto mensual tenga su recompensa. «Lo primero que se debe evaluar es qué riesgo quiero transferir a la aseguradora y cuánto estoy dispuesto a pagar por eso», comentó Astelarra. En este sentido, el directivo explicó que el seguro es uno de los costos menores si se analizan todos los ítems vinculados a gastos del automotor. «Un todo riesgo con franquicia sale lo mismo que dos tanques de combustible de un auto mediano», ejemplificó. Entonces, la elección de una cobertura depende de dos factores fundamentales: • El modelo del vehículo • El modo de uso En general, para los autos más caros y cuyos repuestos tienen un valor elevado, se recomiendan coberturas más altas. En cuanto al uso, tiene que ver tanto a la cantidad de kilómetros recorridos al mes como con las zonas. Hay lugares que tienen un mayor riesgo de siniestro que otros, y eso también influye en el costo de la póliza. «Ante la existencia de aumentos en las renovaciones la primera reacción es la reducción de cobertura para bajar el presupuesto,sin embargo con el adecuado asesoramiento la mayoría de los clientes mantiene la cobertura más amplia que la antigüedad y tipo de vehículo les permite contratar», explicó Canosa. zzzznacg2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, ABRIL 2: Inundaciones en el barrio de Belgrano luego de las intensas lluvias registrada esta madrugada en el area metropolitana. Foto NA: Jose Luis Perrino zzzz Los tipos de cobertura, como ya se conoce, van desde un Responsabilidad Civil, hasta el Todo Riesgo sin franquicia. En la Argentina, el más demandado es el llamado Tercero completo, aunque desde las compañías recomiendan, por la poca diferencia, el Todo Riesgo con franquicia. «La cobertura de seguros depende totalmente de los hábitos de uso del propietario del automóvil. La sugerencia para una persona que ha comprado un vehículo en términos generales es que adquieran un seguro contra todo riesgo con franquicias. De esa forma se evitan el costo de reparación que generalmente es alto para un vehículo 0 km y con franquicias lógicas de acuerdo al vehículo y, nuevamente, al uso que el propietario tendrá de él mismo», explicó Martín Ferrari, CEO de 123seguro. «Teniendo en cuenta el costo cada vez más elevado de los repuestos y mano de obra necesarios para reparar la unidad creemos conveniente la contratación de una cobertura contra Todo Riesgo incluyendo la cláusula de reposición de 0km cuando la póliza se contrató para un auto aún sin rodar», comentó. El todo riesgo con franquicia es una buena opción y muchas veces es muy chica la diferencia con un tercero completo, por lo cual Astelarra recomiendo por sobre todas las cosas informarse antes de contratar. Esta franquicia implica que una parte queda a cargo del asegurado. «Es una cuestión que el cliente comprende claramente y es un argumento tanto moral (para que el cliente no se descuide totalmente del cuidado del bien asegurado) como técnica (de cubrir daños ínfimos el costo del seguro sería mucho mayor)», agregó Canosa.

Posted in Actualidad Noticias

Leer más 13 Comentarios

Motriz (C) 2013