Sigue la revolución SUV: anticipo nuevo Hyundai Tucson

La marca coreana anticipó el rediseño de su modelo más exitoso. Cambió la estética, prestaciones y motorización.

Si uno cuenta las novedades en la industria automotriz, el segmento de SUV se lleva todas las primicias. Desde los más chicos a los más grandes, o desde las marcas masivas a la alta gama, todos los días hay algo nuevo para contar.

Sucede que, las ventas de estos vehículos, se convirtieron en protagonistas de las grandes marcas en todo el mundo, y nadie quiere quedar afuera de esta carrera por ganar nuevos clientes.

En el caso de Hyundai, la última gran revelación a nivel mundial fue la presentación del nuevo Tucson. El lugar elegido fue el Salón del Automóvil de Nueva York, un escenario clave teniendo en cuenta que la marca ya arrasa en ventas en Europa, donde es líder desde 2015, y va por más.

En la Argentina este modelo también es un éxito y tuvo épocas donde superó en ventas al Toyota RAV4 y Honda CRV, todo un logro para una marca coreana que pudo derribar a las japonesas en poco tiempo, y que lo hizo con un producto que tiene todo para ganar.

La edición 2019
Diseñado y fabricado en Europa, el concepto de diseño del nuevo Tucson combina un estilo urbano y llamativo, con un frontal dominado por  la parrilla en cascada y nuevos faros full LED.  El paragolpes delantero es más elevado y también cuenta con  protecciones y llantas de nuevo diseño, mientras que atrás incorpora nuevos pilotos y un paragolpes también rediseñado.

Por dentro, es más elegante y amplio, uno de los pocos datos que trascendieron hasta el momento. Tiene una pantalla táctil LCD de siete pulgadas, conectividad Bluetooth, Apple Car Play y Android, cargador inalámbrico de teléfono basado en QI estándar y conexión USB.

También se puede optar por un sistema de navegación de ocho pulgadas que ofrece mapas 3D y una suscripción gratuita de siete años a los Servicios LIVE, que incluye información actualizada en tiempo real.

Motor y seguridad
En cuanto a la motorización, el nuevo Tucson estará disponible con una de las más amplias gamas de motores del segmento, con dos opciones diésel y dos nafteras.

El motor más potente es el diésel  2.0 litros con una potencia de 186 CV. Este motor dispone de un sistema de tracción a las cuatro ruedas y se puede combinar con una transmisión manual de seis velocidades o con la opción automática de ocho velocidades.

En cuanto al diésel 1.6 puede ser con dos potencias: el motor de 115 CV y el motor de 133 CV. Ambos motores están disponibles con transmisión manual de seis velocidades y tracción delantera. Para la versión de mayor potencia, Hyundai ofrece una transmisión de doble embrague de siete velocidades (7DCT) y la opción de tracción delantera o cuatro ruedas.

La nueva transmisión 7DCT ofrece un funcionamiento totalmente automático, ideal para la conducción urbana, y cambio de marchas manual secuencial, con múltiples ventajas respecto a la transmisión automática convencional, entre otras, un menor consumo de combustible, reducción de las emisiones de CO2 y mejores prestaciones.

En cuanto a los motores nafteros, cuentan con el GDI de 1.6 litros con transmisión manual de seis velocidades y tracción delantera con una potencia 132 CV y el  T-GDI de 1.6 litros con 177 CV. Se puede acoplar a un 6MT o un 7DCT, ambos disponibles con tracción delantera o las cuatro ruedas. 

En seguridad, está equipado con asistencia a la frenada de emergencia (FCA), sistema activo de mantenimiento de carril (LKA),detector de fatiga advertencia de atención del conductor (DAW) y advertencia de límite de velocidad inteligente (ISLW).

 Además, el paquete de seguridad incluye el monitor 360º (SVM) de Hyundai, que utiliza cámaras para proporcionar una visión de 360 ° durante la marcha atrás, faros bi-LED, sistema activo de luces largas (HBA) y los limpiaparabrisas con sensor de lluvia.

Utilizando sensores de radar frontales, el control de crucero inteligente de Tucson (ASCC) mantiene la velocidad y la distancia constante del vehículo que se encuentra delante acelerando y frenando automáticamente para garantizar una conducción eficiente y segura.