Jaguar E-Pace, llega al país en 2018

Después de presentar el F-Pace, el primer SUV de su historia, la marca británica reveló el segundo modelo que llegará a la Argentina y que apuesta a competir con los compactos de las marcas premium

Tras el estreno mundial del F-Pace, que ya se vende en la Argentina, Jaguar reveló un nuevo SUV, que será presentado oficialmente en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

El nuevo modelo llega para sumarse al segmento de los chicos y enfrentar a rivales como el BMW X1. Mide 4,39 metros de largo y tiene una distancia entre ejes de 2,68 metros, con un baúl de 557 litros.

Fue desarrollado sobre la misma plataforma LR-MS de las Evoque y Discovery Sport de Land Rover. Además, tiene un chasis de desarrollo específico, el cual se puede combinar con suspensiones adaptativas y sistemas que permiten modular el balanceo de la carrocería.

Con un diseño exterior similar al F-Pace, se trata de un modelo de cinco plazas con el característico diseño de Jaguar, con una parrilla delantera muy marcada y aspecto compacto y deportivo.

Por dentro, tiene pantalla táctil de 10 pulgadas a través de la cual puedes tener acceso a Spotify, conectarse a Internet a través de la conexión Wifi 4G que permite conectar hasta ocho dispositivos, que se pueden cargar a través de las cinco tomas USB o los múltiples cargadores de 12 voltios.

También hay una opción de pantalla digital TFT de 12,3 pulgadas a todo color, que permite manejar las distintas funciones del vehículo con mayor comodidad.

Al igual que su hermano mayor, una de las soluciones más interesantes que incorpora el E-PACE es el Activity Key, una pulsera que hace las veces de llave y permite acceder al coche y arrancarlo sin tener que llevar la llave tradicional, que queda inhabilitada dentro del auto.

Tendrá motorizaciones naftera o diésel, con potencias entre 150 y 300 caballos. Las transmisiones serán en todos los casos una automática ZF de nueve relaciones. La tracción podrá ser delantera o integral AWD con Active Driveline, que es un sistema de tracción con la mayor parte del torque llevado al eje trasero en condiciones normales.