Las propuestas de BMW en el CES: Vision INEXT y una moto autónoma

Desde Las Vegas. La marca presentó en concept que deja entrever cómo será la conducción del mañana, además de un vehículo de dos ruedas que “anda solo”. Y también se puede probar el nuevo SUV X7

BMW Group es otra de las marcas que desembarcó en el CES de Las Vegas, uno de los eventos que concentra mayor cantidad de expositores y de visitantes del mundo tecnológico, y que en los últimos años fue conquistando a las automotrices.

La marca llegó al “mega show” para presentar lo que serán sus desarrollo a futuro, con una propuesta completa llamada Vision INEXT, que une el placer de conducir con el Asistente Inteligente Personal, un experto a bordo que constituye el elemento central de interacción entre el conductor, su vehículo y su universo digital.

BMW Vision iNEXT combina un diseño innovador que responde a la pregunta, ¿cómo se verán los automóviles cuando ya no tengan la necesidad de ser conducidos por una persona pero, aun así, estén preparados para brindar la opción de ser conducidos?.

Para estos casos, el interior puede ser un lugar de relax, interacción, entrenamiento o un espacio de concentración según se necesite o desee.

Un nuevo principio de diseño denominado “Shy Tech” ocupa un lugar central en esta definición de un ambiente cálido sobre ruedas

El principio “Shy Tech” y la tecnología disponible en este BMW Vision INEXT también se comprueba en su integración al entorno digital del cliente y en la perfecta combinación con la red que conecta dispositivos y hogares inteligentes y con los servicios digitales.

Otra de las novedades de la marca, que se puede ver en el área exterior del Centro de Exhibiciones, llegan de manos de BMW y BMW Motorrad, que ofrecen dos experiencias diferentes.

En el caso de la división Motorrad, presenta un  vehículo de investigación y pruebas. Se trata de la motocicleta autónoma BMW R 1200 GS capaz de arrancar, acelerar, maniobrar en curvas, desacelerar y detenerse de manera totalmente independiente de cualquier acción humana.

Los desarrollos fruto de este vehículo de pruebas ofrecen muchas conclusiones en cuanto a la dinámica de manejo, que pueden ayudar al conductor a reconocer situaciones peligrosas y dominar maniobras de manejo exigentes. De esta manera, la motocicleta autónoma, gracias a su entendimiento respecto a las trayectorias ideales para tomar curvas, el  punto de freno y la aplicación de la aceleración pueden ayudar al conductor a mejorar sus habilidades.

Por último, la marca presenta en el CES el más reciente miembro de la familia BMW X, que está disponible para ser conducido por primera vez.

Se trata del exclusivo y espacioso BMW X7 que podrá ser manejado en un exigente circuito off-road donde quienes accedan a él podrán comprobar su agilidad y la versatilidad de este Sport Activity Vehicle (SAV).