Publicaciones etiquetadas ‘Para suspirar’

Bently Continental GT3-R

Para el infarto. La prestigiosa firma de autos de lujo acaba de presentar una versión limitada del Continental. Un motor V8 Biturbo de 580 CV, lo convierte el el Benty más rápido de serie.
Concebido solo para trescientos afortunados y pudientes propietarios, la prestigiosa firma Bently decidió producir la versión más radical de la familia Continental: el Bentley Continental GT3-R. Está basado en la variante GT3 de competición, que este año en el circuito de Silverstone ha conseguido la primera victoria británica para Bentley en 84 años. Debajo de su capo monta un motor 4.0 litros V8 Biturbo, con una descomunal potencia de 580 CV a 6.000 RPM. Además, pesa 100 kilogramos menos que un GT V8 S y tiene relaciones de cambio más cortas de 8 velocidades, por lo que se convierte en el Bentley de producción con mayor aceleración: 0-100 km/h en 3,8 segundos. Nada que envidar a uno de competición Entre sus componentes de competición, vale destacar su sistema de tracción total con Torque Vectoring, que reparte el par motor entre las ruedas traseras, así como un chasis puesto a punto «para ser el Bentley de calle más dinámico y eficaz». Los responsables de frenar a su descomunal potencia, es un equipo de enormes discos carbocerámicos (CSiC o Carbon Silicon Carbide) de 420 mm y 356 mm (delante y detrás), junto a pinzas de ocho pistones. Tanto el nuevo escape de titanio (que ahorra 7 kilogramos) como las llantas de aleación ligera de 21 pulgadas acabadas en negro brillante, o el hecho de prescindir de asientos traseros, contribuyen al adelgazamiento del modelo, que aún así pesa 2.195 kilogramos y homologa un consumo de 12,7 litros a los cien kilómetros. Por si quedara alguna duda que este Continental era realmente deportivo, la marca lo doto de elementos aerodinámicos en fibra de carbono como el splitter delantero o el alerón trasero fijo, nuevas entradas de aire en el capó, parrilla matrix, una pintura blanca con gráficos y franjas en color verde, y detalles a juego con las llantas, acabados en negro brillante.

Motriz (C) 2013