Los modelos que dejaron de ser baratos

Nacieron con el lema de ser “autos accesibles”, sin embargo todos ellos ya saltaron la barrera de los $300.000. Varios de ellos, hasta la semana pasada costaban menos de ese importe.

Toda terminal cuenta entre su portfolio, aquellos autos accesibles con los que logran generar volúmenes de ventas. Modelos a los cuales no se les puede exigir nivel equipamiento, confort e incluso seguridad. Todo ello, por un un solo motivo: priorizar el factor precio.

Sin embargo, el aumento sostenido de los vehículos (el acumulado en mayo promedió un incremento del 12%), sumado a un dólar totalmente inestable, a empujado a estos “caballitos de batalla”, que permitían a muchos cumplir el sueño de acceder al 0km, a superar la barrera de los 300.000 pesos.

Esto, les hizo perder su principal fundamento de venta o por lo menos el speach en el cual las marcas se afirmaban para promocionarlos como autos económicos. A continuación, Motriz hace un repaso de los modelos que ya no son más baratos.

Fiat Mobi

Desde que llegó al mercado, estuvo en el grupo de los autos más accesibles. Este simpático City Car que vino a ocupar el espacio vacío que dejó el Fiat Uno, supo ganar de entrada por su buen diseño y su motor 1.0l de 70 CV poco gastador, pero por sobre todo, por su bajo precio. En febrero de este año, el precio de su versión de entrada de gama era de $239.200. Hoy, cuatro meses después, la versión denominada Easy, ya parte en los $308.900, mientras que el Mobi Way cuesta $344.990

Toyota Etios

Su valor bastante más accesible que un Toyota Corolla, llevo a la misma terminal a referirse en varias ocasiones como el modelo más económico de la firma.

 Nacieron con diseños sobrios (se ofrece en formato hatchback y sedán), y hasta discutibles – sobre todo en el caso del sedán- con calidades de sus materiales que no tenían comparación con lo que estaba acostumbrado el usuario de la marca, pero el factor precio hacía olvidar rápidamente todo esos complejos y el modelo empezó a volverse todo un éxito. Incluso lideró alguna vez el ranking de los más vendidos.

Con el paso del tiempo, el modelo evolucionó muchísimo. Su diseño quedó mucho más agraciado y moderno y puertas adentro su actualización fue rotunda. Sin embargo, todo ello trajo aparejado una suba de su valor.

Hoy su versión hatchback más accesible (X), parte en los $312.400 y trepa hasta los $406.500 del sedán Platinum AT. Un valor totalmente elevado considerando que el Corolla XLI, tiene un valor de $466.200.

Chevrolet Prisma

chevrolet prisma

Dentro de la gama del Onix y el Prisma, la marca sumó hace tiempo las versiones denominadas Joy, que en definitiva fueron concebidas para ser más accesibles incluso de la versión LS, denominación que históricamente dentro de la marca signa a la entrada de gama.

El Prisma Joy, al ser un sedán austero, se lo catalogó rápidamente como el reemplazante directo del discontinuado Chevrolet Classic.

Sin embargo, hoy el Classic o ex Corsa, se caería de espalda, si viera que sucesor arranca en los $329.900, precio incluso que según la web oficial cuenta con una bonificación válida hasta el 30 de junio.

El modelo cuenta con lo básico: doble airbag frontal, ABS, Radio AM/FM, Bluetooth, USB. Lo impulsa un naftero 1.4 litros de 98 CV. Su caja es manual de 5 marchas.

Chevrolet Onix Joy

La versión Joy es la más accesible del Onix, que recibió hace poco un lavado de cara, quedando entre los más atractivos. Tiene el motor 1.4 litros de 98 CV y caja manual de 5. La semana pasada el modelo figuraba a un valor de $298.900. Hoy, el sitio oficial ya figura en $301.900.

Volkswagen Gol Trend

Otro modelo que hasta la semana pasada rasguñaba los $300.000 era el Gol Trend. Su versión 3 puertas Serie del longevo Gol, impulsada por el conocido motor 1.6L de 101 CV, tenía un precio sugerido al público de $299.200.

Sin embargo, en menos de 10 días el modelo ya figura en el sitio oficial a $314.156. Mientras que su versión 5 puertas picó en los $334.534. La versión más equipada, la demominada Highline cotiza en $432.236.

Renault Sandero

A principios de año el hatchback que ya se fabrica en Córdoba (antes Brasil) tenía un seductor valor de $262.500. Esto era $ 33.400 arriba de lo que costaba entonces el Renault Kwid.

Hoy la versión de entrada de gama (Authentique), cuesta en $308.100. El Kwid, por su parte, subió el precio en una semana. Pasó de $287.400 a $293.000 su versión más accesible.

Ford Ka+

La versión con baúl de más pequeño de Ford, es otro de los modelos que hoy su valor superó los $300.000. Su versión S, parte en los $319.100 y asciende hasta los $375.400 de su versión SEL, la cual ya cuenta con control de estabilidad.

Su silueta hatch, se mantiene aún debajo de la barrera de los $300.000, al menos su versión S ($297.200), pues la SE tiene un precio sugerido de $328.300, mientras que la SEL, tope de gama, cotiza en $361.700.