Todo lo que dejó 2017 y lo que traerá el año nuevo

Lanzamientos, renovaciones de modelos, autos que se fueron y otros que llegaron. Cambios en impuestos. Regulaciones sobre seguridad. El año fue “movidito” y promete mucho más para 2018

El 2017 va llegando a su fin, y el balance para la industria automotriz no podía ser mejor. Después de tocar fondo, allá por 2014 y 2015, se recuperó en 2016 y en 2017 cerrará el segundo mejor período de su historia, después del récord de 2013. Pero eso no es todo: las proyecciones a futuro ya prometen alcanzar nuevas metas y un largo plazo con una estabilidad que permite proyectar sobre tierra firme.

Así lo admiten en las automotrices, que este año comprometieron inversiones por u$s5.000 millones para renovar infraestructura, instalar plataformas más modernas y fabricar nuevos modelos en el país, lo que no es un dato menor.

Entre algunos de los planes, solo para recordar, Nissan producirá la nueva Frontier en Córdoba; PSA lo hará en el Palomar instalando la misma plataforma que se usa en Francia; Volkswagen producirá un nuevo SUV en Pacheco, y Chevrolet un nuevo “vehículo”, aún sin nombre”, en Alvear, provincia de Santa Fe.

El presidente Mauricio Macri y el director de Nissan Argentina, Diego Vignati, junto a la pick up que se fabricará en Córdoba

Los planes a futuro también prevén que en 2018 se alcanzará el millón de unidades patentadas (este año llegarían a 900.000), y que en 2023 se estarían fabricando un millón de autos en las terminales argentinas (hoy promedian las 500.000  unidades).

Con estos números, en ADEFA, la Asociación de Fábrica de Automotores, están seguros que Argentina está lista para competir mano a mano con los dos mercados regionales más fuertes: Brasil y México.

¿Qué falta? Mejorar los costos, reducir las presiones laborales, mejorar la competitividad y hacer más eficiente la producción, con un mayor número de unidades por menor cantidad de operarios. En eso se trabaja en el “Plan un millón” que este año diseñaron automotrices y el Gobierno.

Toyota Hilux fabrica

Toyota, la terminal argentina que produce mayor cantidad de unidades, con capacidad para 140.000

En cuanto a las decisiones que ya se tomaron para alcanzar la meta, la eliminación del impuesto interno que afectaba a los modelos de gama media es un paso. Si bien quedó vigente la segunda escala, para vehículos con un valor de $1.300.000 aproximadamente, es un paso importante que se haya derogado en aquellos que en los concesionarios salen entre $530.000 y $1.300.000. Recordemos que el 54% del valor de un 0km son impuestos, la carga más elevada en la región.

En novedades, también hay mucho por contar y mucho por esperar para lo que viene. Este año se renovaron todas las gamas, desde las más chicas a las más grandes. Se multiplicaron los SUV, los que más ganan mercado, y se actualizaron los autos chicos, los más vendidos.

La Ford Ecosport inauguró el segmento de los SUV chicos y sigue siendo la más vendida. Se renovó este año.

Entre los primeros, se vino el restyling de Chevrolet Tracker y Ford Ecosport; Nissan sumó el nuevo Kicks; Hyundai siguió ampliando la gama de Tucson; y Kia también actualizó Sorento, entre otras muchas novedades.

En el segmento de los chicos, llegaron los nuevos Fiat Argo y Volkswagen Polo, junto con Ford que renovó el Fiesta. Autos del segmento B cada vez más pretensiosos y equipados, con buen equipamiento en seguridad, por sobre todas las cosas.

Fiat Argo y Volkswagen Polo, dos nuevos hatch para el segmento B con más aspiraciones.

Para los más chicos y de entrada de gama, quedó el nuevo Renault Kwid, que reemplaza al Clio Mio; mientras que Volkswagen sumó nuevas versiones del Up!, ahora con un motor más potente. Así, las marcas apostaron de lleno al mercado, con novedades, modelos  más jugados y más variedad.

La alta gama también lo hizo con muchos lanzamientos de todos los segmentos. BMW, Audi y Mercedes Benz recuperaron su protagonismo con SUV y autos grandes, ya que durante el año, con un dólar que no mostró sobresaltos como sí lo hizo la última semana del año, y con las importaciones destrabadas, la demanda retrasada se puso al día.

También llegaron más marcas chinas, otro dato que no se debe pasar por algo. Se amplió la oferta de Geely, se lanzó DFSK y se sumó Baic. El año próximo serán 14 marcas de ese origen.

Las marcas chinas son la sorpresa del mercado. En 2018 habrá 14 en el país.

Por último, 2017 fue el año donde se empezó a hablar de eléctricos en el país, que desde los próximos meses empezarán a desembarcar. Si bien será una adaptación lenta y costosa, las marcas ya saben que, en algún momento, también llegarán a la Argentina.

El Volkswagen Golf GTE será la gran apuesta de la marca con tecnología híbrida para el año 2018.

Para finalizar, lo único que deja un sabor amargo, es la decisión del gobierno de postergar la obligatoriedad del ESP (Control Electrónico de Estabilidad) en los autos 0km, una decisión que debería estar vigente en 2018, pero que por el lobby de las marcas y por priorizar el comercio con Brasil, donde recién en 2020 será obligatorio, se dejó en “stand by”.

El resto, tras la reforma impositiva, y con un 2018 donde el Gobierno promete que seguirá creciendo la economía, las perspectivas para el sector son buenas y se piensa en volver a crecer por lo menos otro 5 o 10 por ciento.

Para conocer todos los modelos que llegarán en 2018 leer más

Por un gran 2018
Motriz.info