Toyota Zento: “Ya tuvimos muchas consultas por el Prius”

La rebaja de precio tuvo un rápido impacto en la gente y ya hubo llamados a los concesionarios para conocer más sobre este híbrido que achicó su brecha con los sedanes medianos más vendidos

La llegada de los autos eléctricos o híbridos a la Argentina se convirtió en uno de los temas centrales de la industria desde que el Gobierno decretó la rebaja del impuesto extrazona que aplica a estos modelos del 35 al 2 o 5 por ciento.

Con esta medida, las automotrices ven más cercana la posibilidad de comercializar los autos en el país, que tienen un precio mucho más elevado que cualquier modelo naftero o diésel por el costo de las baterías. Y la decisión del Gobierno fue un buen aliciente.

En la Argentina, son muchas las marcas que cuentan con algún vehículo eléctrico o híbrido, y otras tantas ya tienen hasta homologados los productos, la única que actualmente tiene en sus concesionarios un producto con “tecnología más amigable con el medio ambiente” es Toyota, que hace ya varios años vende el Prius.

En este caso se trata de un modelo híbrido, es decir, que combina motor naftero y eléctrico, pero la decisión de contar aunque sea con este producto le permitió estar un paso adelante en el momento en que todas las marcas quienes competir en el segmento.

Otro acierto fue elegir el Salón del Automóvil de Buenos Aires, que este año tuvo récord de visitantes, para anunciar su rebaja de precios, con un valor que pasó de u$s62.000 a 38.900 dólares. Ese “ruido” que generó la marca hizo que las repercusiones en el público sean mayor, y por verdadero interés o por intriga, ya se nota en los concesionarios.

Según Matias Maglione, gerente de Marketing del concesionario Zento, “en los últimos días hemos recibido muchas consultas de parte de nuestros clientes por el Prius”, explicó.

“Llaman para preguntar cuánto sale, cuáles son las características y si se puede probar”. En este sentido, aclaró que es muy probable que en poco tiempo más el modelo esté a disposición de todos los puntos de venta oficiales de la japonesa para test drive.

En cuanto al precio, Maglione aclaró que el valor actual (a $621.000 aproximadamente), dejó al Prius muy cerca de otros modelos del segmento medio. Incluso el Honda Civic tope de gama tiene un valor de $651.000, mientras que cualquiera de los más equipados de la categoría, como Ford Focus o el mismo Toyota Corolla, están cerca de los 500.000 pesos

“El Prius tuvo dos momentos en el país. Uno antes del impuesto interno, cuando el mercado era otro y el auto no tenía un precio tan elevado. Teníamos disponibilidad y se vendía bien, con un valor que se ubicaba entre Corolla y Camry. El tema es que la cultura en ese momento estaba muy lejos de este tipo de autos, y se preferían otros modelos”, comentó Maglione.

En 2013 llegó el impuesto interno que duplicó su valor, por lo cual no se vendió el Prius, como tampoco se vendían Camry, RAV4 ni Prado.

“Hoy notamos una sensibilidad diferente de la gente si se compara con la primera etapa. No tiene un precio tan elevado, y encima permite ahorrar combustible. Se calcula que consume un 70% menos de nafta en comparación con otros modelos. Todo eso se evalúa”, comentó Maglione.

El Prius está disponible en los concesionarios por pedido. Una vez que el cliente lo requiere, lleva cuatro meses su llegada al país. En los concesionarios ya cuentan con el service para atender este tipo de modelos, en realidad, desde que se lanzó en su primera etapa el personal fue capacitado para atender estos autos.

¿Cómo es el funcionamiento de un auto híbrido?
A diferencia de los vehículos convencionales, un auto híbrido funciona gracias a la energía que le proveen sus dos motores, uno naftero y otro eléctrico. El sistema híbrido Toyota HSD (Hybrid Synergy Drive) combina la potencia otorgada por un motor naftero convencional con la de un motor/generador eléctrico.

Durante la aceleración, el motor naftero da potencia a las ruedas y permite el funcionamiento del generador eléctrico que le da energía al motor eléctrico para brindar más potencia. Cuando se frena o desacelera, el motor eléctrico funciona como un generador, convirtiendo la energía cinética del vehículo en energía eléctrica, que se usa para cargar las baterías.

Si es necesario, el generador también recarga la batería con la energía remanente del motor de combustión interna. Esto hace que la persona nunca deba preocuparse por el estado de la batería ni por cargarla; el sistema lo hace por sí mismo.

Con el sistema HSD (Hybrid Synergy Drive) un tanque de combustible de solo 43 litros permite recorrer casi el doble de distancia con un consumo promedio de 3 litros cada 100 km, alcanzando hasta 1.380 km de autonomía en uso combinado de ciudad y ruta.

Además, el sistema reduce el nivel de emisión de gases, y la combinación de ambos motores con la transmisión de variación continua, ofrece una suave aceleración. Otro gran beneficio es el silencio: utilizando solo el motor eléctrico, se logra un placentero confort de marcha.