Nuevo Jeep Renegade Trailhawk diésel

Es la versión que faltaba para completar la oferta del SUV chico más radical del segmento. Se ofrece con caja automática de 9 marchas. Junto con Ford Ecosport, son las únicas opciones con motorización diésel en el segmento B 

El Renegade es el más nuevo en la oferta de SUV de Jeep, una marca con larga trayectoria en el mundo off road, a quien le faltaba un modelo de entrada de gama para completar su participación en todas las categorías a través del Compass, que se ubica en el segmento C y llegó al país renovado hace pocas semanas (Leer más); por el Cherokee que forma parte del segmento D y se actualizará antes de fin de año; y por el Grand Cherokee, que se ubica en la cima. (Leer más)

Fabricado en Brasil, el nuevo modelo se comenzó a vender en la Argentina en 2016. Primero se lanzó la versión naftera Sport con motor 1.8 en sus diferentes variantes; luego fue el turno del Longitude 2.4; y ahora se completó la oferta con el más esperado, la versión Trailhawk con motor diésel, el mismo que equipa la Fiat Toro (con quien comparten la planta de producción en Pernambuco).

Se trata de un motor 2.0 L MultiJet 16V de última generación, con 170 cv, combinado con una transmisión automática de 9 marchas (AT9) y el sistema de tracción 4×4 Jeep Active Drive Low.

El propulsor es  sobrealimentado con un turbodiésel de geometría variable, que lo asiste tanto a bajo régimen como a altas rpm, por lo cual, además de sus 170cv, consigue un torque (momento de mayor fuerza de empuje) de 350 Nm, desde las 1.750 revoluciones por minuto hasta las 4.000.

En todo ese rango de vueltas, tiene un gran poder de aceleración y recuperación de velocidad con mucha facilidad, además de un consumo contenido que asegura una excelente autonomía con el tanque de 60 litros.

Además del propulsor, esta versión se destaca por algunas diferencias estéticas y de equipamiento. Por un lado, tiene una mayor distancia al suelo (220 mm), ángulos de ataque y salida más agresivos (31,3° y 33° respectivamente), ganchos de remolque en color rojo y un sistema de tracción con bloqueo de diferencial.

También cuenta con el techo Open Sky (desmontable en dos placas), faros de xenón, las llantas de 17” con ruedas mixtas para uso en todos los terrenos, las barras longitudinales de techo y un capot ploteado.

Por dentro, el Trailhawk cuenta con computadora de a bordo de 7” TFT color, climatizador automático bi-zona, central multimedia Uconnect de 5” con pantalla táctil, cámara de retroceso y navegador, encendido por botón (sistema Keyless Enter-n-Go), freno de estacionamiento eléctrico y asientos tapizados con cuero.

En seguridad, Renegade tiene 7 airbags que cubren todo el interior del vehículo, sistema de reconocimiento de voz, HSA, HDC, control de estabilidad y muchos otros elementos que auxilian a conductor y pasajeros. 

Equipamiento off-road: Para destacar:

  • Sistema Jeep Active Drive Low: Es un sistema de tiempo completo autónomo que funciona sin intervención del conductor, controlado automáticamente. En condiciones normales, se envía el torque al eje delantero mientras se monitorea la diferencia de velocidad entre los ejes. Si hay cambio en el giro de las ruedas, el sistema enviará torque en proporción al eje trasero a través de la unidad de transferencia de potencia. Este sistema reduce la pérdida de energía y mejora la eficiencia en el uso del combustible. 
  • Selec Terrain: incluye los modos de selección de terreno (SNOW-Nieve, SAND-Arena y MUD-Lodo) que funcionan distribuyendo el torque a las ruedas en forma selectiva, procurando la mejor calidad de tracción de las ruedas al piso, pero le suma el modo ROCK-Piedra. Modo desarrollado para mejorar el rendimiento en este tipo de superficie, conecta el 4×4 full time, desactiva el control de estabilidad y permite un deslizamiento mayor de las ruedas, tanto en las aceleraciones como en las frenadas. También distribuirá el torque entre los ejes delantero y trasero. 
  • Asistente para descenso en pendiente (Hill Descent Control): Monitorea el acelerador en terrenos con descenso acentuado y automáticamente aplica los frenos de su coche para mayor seguridad y suavidad.

Con este lanzamiento, Jeep cuenta con cinco versiones de Renegade, el cual compite en un segmento que crece y gana cada vez más competidores. Entre sus rivales se encuentran los modelos que se ubican un escalón arriba de los más chicos, como Ford Ecosport, Renault Duster y Chevrolet Tracker, y debajo de los medianos como Jeep Compass, Ford Kuga y Hyundai Tucson, entre otros. (Leer más)

Sin embargo, en este nuevo sub-segmento, donde se ubican también Honda HR-V, Renault Captur y Hyundai Creta, es la única versión con tracción 4×4 y motor diésel. Solo Ecosport tiene un modelo con esta opción de motorización, pero con tracción 4×2. De esta manera, es el más completo de la categoría, y también el más caro.

Versiones y precios
  • Renegade Sport 1.8L MT5 FWD $434.900
  • Renegade Sport Plus 1.8L MT5 FWD $479.900
  • Renegade Sport Plus 1.8L AT6 FWD $522.900
  • Renegade Longitude 2.4 AT9 4WD $740.600
  • Renegade Trailhawk 2.0L AT9 4WD $ 802.900