Volkswagen Polo y Toyota Corolla: 5 estrellas en seguridad

Durante las pruebas de choque que realiza Latin NCAP, el hatchback y el sedán recibieron la máxima puntuación. Se fabrican en Brasil. El Corolla ya se venden en la Argentina y el Polo llegará en 2018

La seguridad de los autos es un aspecto cada vez más valorado por los clientes. Si bien es raro que un comprador elija un auto por sus sistemas de seguridad, sí pregunta que equipamiento tiene y está dispuesto a pagar unos pesos de más por más protección.

Esto no sucedía hasta hace algunos años, pero lentamente, las campañas de concientización vial, la información, y el hecho de que los más pequeños reciban educación vial, impacta en los grandes que toman la decisión de compra.

En este contexto, los resultados de Latin NCAP, el organismo encargado de velar por la seguridad de los ocupantes de los vehículos, tienen cada vez más repercusiones. Sucede tanto cuando otorgan la máxima puntuación, como cuando los modelos testeados quedan a mitad de camino.

Las últimas novedades fueron para Volkswagen y Toyota. Los modelos sometidos a las pruebas durante la quinta ronda de resultados del 2017 del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, fueron Polo, que llegará a la Argentina en 2018, y Corolla, que fue lanzado hace pocos meses con nuevo diseño. Ambos modelos se fabrican en Brasil y fueron destacados por alcanzan la mejor calificación posible para Protección de Ocupante Adulto y Protección de Ocupante Infantil.

En el caso del Volkswagen Polo, que desde ahora cuenta con un nuevo diseño hatchback (hasta ahora lo conocíamos como un sedán) obtuvo cinco estrellas para protección ocupante adulto y cinco estrellas para protección ocupante infantil.

El modelo fue evaluado en impacto frontal, impacto lateral e impacto lateral de poste, en toda la gama del modelo. Las bolsas de aire de cabeza-tórax mostraron un rendimiento robusto en ambos impactos laterales. El Control Electrónico de Estabilidad -ESC-cumple con las condiciones de Latin NCAP.

En referencia a la seguridad infantil, el Polo cumple con la normativa i-size, ofrece buena seguridad en impactos a los niños, ofrece anclajes ISOFIX, interruptor para desconectar la bolsa de aire del pasajero cuando un SRI se instala allí mirando hacia atrás y cinturones de 3 puntas para todos los pasajeros de forma estándar, por tal motivo alcanzo las cinco estrellas para Protección Ocupante Infantil.

El Polo ofrece Protección para Peatones como estándar, lo que permitió recibir el premio Latin NCAP Advanced Award al ofrecer está característica de seguridad tan importante.

El Toyota Corolla recientemente actualizado con 7 bolsas de aire y Control Electrónico de Estabilidad de forma estándar, obtuvo cinco estrellas para Protección Ocupante Adulto y las cinco estrellas para Protección Ocupante Infantil.

El modelo que había sido previamente evaluado en 2014 y había obtenido cinco estrellas para Protección Ocupante Adulto, fue reevaluado de acuerdo con el último protocolo de Latin NCAP y auditado en diferentes versiones de diferentes plantas.

El buen desempeño en el impacto frontal, impacto lateral, impacto lateral de poste y el Control Electrónico de Estabilidad, que cumple con los requerimientos de Latin NCAP, permitieron al Corolla alcanzar las cinco estrellas para Protección Ocupante Adulto.

Toyota demostró una vez más que es posible colocar al dummy de 3 años de edad mirando hacia atrás y que esto trae beneficios relevantes a la protección infantil en un impacto frontal, alcanzando así las cinco estrellas para Protección Ocupante Infantil. 

Alejandro Furas, secretario general de Latin NCAP dijo: “Estos resultados son muy alentadores. Es un mensaje claro para los gobiernos, los consumidores, los fabricantes de automóviles que han invertido en una mayor seguridad y para aquellos que aún están retrasando en nuestros mercados niveles mínimos de seguridad en el mundo”.

“Creemos también que es muy bueno poder contar con el resultado de Latin NCAP ni bien un modelo sale a la venta, y no haya que esperar meses para que los consumidores cuenten con esa información. Imagínese qué tan lejos podríamos llegar sí todos los vehículos del mercado son testeados por Latin NCAP, de esta forma los consumidores tendrían la información sobre la seguridad de cada vehículo al comprar un auto nuevo. Es posible y factible. Empujemos por autos más seguros en América Latina ahora”.

Ricardo Morales Rubio, presidente de la Comisión Directiva de Latin NCAP dijo: “Estos dos modelos populares muestran claramente que es posible ofrecer modelos producidos localmente con niveles de seguridad de cinco estrellas en 2017, lo que esperemos animará a otros fabricantes a seguir los pasos de Toyota y Volkswagen. Los fabricantes están mostrando su compromiso hacia vehículos más seguros a pesar de la falta de regulaciones sólidas de seguridad en toda la región. Estos resultados demuestran a los gobiernos la capacidad de los fabricantes y que no hay excusa para posponer la adopción de medidas de seguridad mínimas que se centren en salvar vidas de los consumidores de América Latina y el Caribe.”