Publicaciones etiquetadas ‘Mercedes Benz’

¿Cuáles son los SUVs 4×4 más puristas de Argentina?

De todos los utilitarios deportivos, solo algunos están aptos para el off road extremo. Jeep, Mercedes Benz, Land Rover y Suzuki, las marcas con los mejores 4×4 del mundo.

Por tradición, pero por sobre todo por sus prestaciones, hay modelos que son considerados “Los padres del 4×4”. A pesar de un 2020 que se perfila como uno de los peores de los últimos tiempos (ACARA vaticina por debajo de las 400 mil unidades vendidas), son varias las marcas expertas en off road que decidieron, pese a este contexto, apostar por sus modelos más icónicos y costosos. A continuación, estos son los 4×4 más exclusivos que este año podrás ver circular en Argentina.

Jeep Wrangler Rubicon

La firma Jeep, perteneciente al grupo FCA (Fiat Chrysler Argentina), empezó el año entre las diez que más patentaron autos en Argentina. Su novena posición con un total de 1.377 unidades, se la debe casi en su totalidad, al exitoso Jeep Renegade. Esta gran cuota de confianza, le permitió a la marca iniciar la comercialización de la cuarta generación del Jeep Wrangler Rubicon. La oferta se compone por dos tipos de carrocería (2 y 4 puertas), ambos con el motor PentaStar V6 de 3.6 litros de 285 CV y 350 Nm. Motriz, ya pudo tomar contacto con el modelo (leer nota), en California (Estados Unidos) en el circuito natural que lleva su propio nombre (el Rubicon Trail). Esta nueva generación, denominada JL, ha recibido notables mejoras para sacar a relucir aún más su perfil off road: Cuenta por primera vez con diferencial central, mejoró todos sus ángulos de ataque de su carrocería, bajó 90 kilos de peso, la suspensión evolucionó y cuenta con mayor recorrido, la caja es ahora de 8 marchas automática y cuenta con 75 sistemas de seguridad activa y pasiva, entre lo más destacable. El precio de esta maravillosa máquina que cuenta con dos niveles de equipamiento: Rubicon (el más extremo para off-road) y Sahara (el más lujoso), el primero de ellos con el sistema 4×4 Rock-Trac y el segundo con el sistema Selec-Trac (ambos sistemas distribuyen de manera constante a la fuerza en las cuatro ruedas) parte en los U$S81.500 (Rubicon 2 puertas), hasta los U$S88.500, de su par con 4 puertas. En el medio, se ubica el Sahara a un valor de U$S86.500

Mercedes Benz Clase G500

Dentro de Mercedes Benz, el 4×4 extremo se combina con el lujo extremo, en el recién lanzado Clase G 500. Esta suntuosa bestia mantiene intactas sus líneas de sus ancestros, cuando era un vehículo de guerra, pero cargada de sofisticación. Proviene de Austria y cuenta debajo de su capot, con un bestial V8 twin turbo de 4.0 litros que genera 422 CV y 610 Nm. Tiene transmisión de 9 velocidades y lleva tracción integral 4MATIC.  Cuenta además, con tres bloqueos de diferencial con una acción de bloqueo del 100%: dos bloqueos de garras en el diferencial del eje delantero y del eje trasero y un embrague de discos con acción de bloqueo del 100% en la caja de transferencia. Estos bloqueos pueden activarse manualmente para poder afrontar situaciones extremas. Al igual que el Jeep Rubicon, este 4×4 bajó de peso (150 kilos menos) y en este caso mejoró 50% su rigidez estructural. También recibió mejoras en su capacidad de vadeo, gracias a sus ángulos de ataque (30.9º de salida, 25.7º ventral y 45º  en subida en pendiente). La gran revolución del modelo se dio puertas adentro, destacandose las dos pantallas de 12.3”, cada una mostrando diferente información del vehículo. En materia multimedia, es posible conectarse a dispositivos con Apple CarPlay y Android Auto, mientras que el sistema de sonido está compuesto por 15 bocinas y un amplificador DSP de 10 canales con una potencia de salida de 590 watts.   Su precio, es nada más y nada menos que de U$S274.000, una cifra prohibitiva, pero que sin embargo, la marca ve un posible comprador, como sucedió con los 28 dueños que se compraron uno el año pasado.

Land Rover Defender

La firma inglesa Land Rover, tendrá también a su máximo exponente del off road en Argentina este año. El importador Ditecar (Land Rover, Jaguar y Volvo), ya adelantó que este 2020 el New Defender llegará con dos tipos de carrocería (3 y 5 puertas) y con diferentes tipos de motores. Se habla de un 2.0 Turbo diésel de 200 CV y 430 Nm y 240 CV y 430 Nm. Todas se combinarán con tracción integral (de acople automático y con bloqueo de diferenciales, según equipamiento), caja automática de ocho velocidades (con convertidor de par) y reductora (de serie). Luego, habrá dos opciones nafteras. Un 2.0 turbonaftero de 300 CV y 400 Nm. En el sitio también figura el bestial 3.0 de 6 cilindros mild-hybrid, el cual trae baterías de 48 voltios, con una potencia final de 400 CV y 550 Nm.

Suzuki Jimmy

Este simpático 4×4 se presentó en el 2018 en el Salón de Paris y este año llegó a la Argentina. Oriundo de Japón, se caracteriza por su estética y formato bien rústico. Su largo es de apenas 3.5 metros y su distancia entre ejes es de 2.25 metros, de modo que es un SUV chico. De hecho, está homologado solo para 4 pasajeros, aunque solo podrían viajar cómodos los dos de adelante: atrás, no tiene puertas y las ventanillas son fijas y el baúl de solo 85 litros obliga a tener a plazas traseras como la opción para llevar cosas. Debajo de su capot cuenta con un 1.5 litros de 102 CV y un par motor de 130 Nm. Se asocia a una caja manual de 5 marchas o automática de 4 velocidades. A simple vista parece ser un vehículo inofensivo, pero es un verdadero 4×4 con un sistema de doble tracción desconectable y con reductora. Este sistema, en condiciones normales trabaja a tiempo parcial con una caja reductora que puede hacer el pasaje entre los modos 2H (2WD-marcha alta), a 4H (4WD-marcha alta) y 4L (4WD-marcha corta), gracias a una palanca conectada directamente a la caja de transferencia. La alta puede colocarse en movimiento, hasta los 100 km/h, mientras que la baja requiere detenerse por completo y poner la caja de cambios en “N” (neutro). Es un verdadero 4×4 que cuenta con ejes rígidos adelante y atrás, y que en definitiva ofrece las mismas prestaciones de la mayoría de los SUVs de este informe. Lo mejor de este modelo, es su precio. Su versión más accesible (GLX manual) cuesta U$S33.000, mientras que la más costosa (GLX AT Bitono), asciende hasta los U$S 35.000.  

Posted in Actualidad

Leer más

MERCEDES BENZ Clase A SEDÁN: Prueba de manejo

Probamos a fondo a la nueva silueta de 4 puertas del Clase A. Un compacto, ahora familiar que no renuncia a su esencia moderna y con toques deportivos.


Los sedanes resisten. Los números avalan el notorio crecimiento que los SUVs (Sport Utility Vehicle), vienen experimentando en todos los mercados del mundo. Y si bien, los clásicos modelos con baúl mermaron abruptamente su participación, muchos resisten y otros incluso se animan a incursionar en el segmento. Sino véase el caso del Mercedes Benz Clase A, el eterno hatchback que hoy sumó una variante sedán.


Siempre que una marca replica una versión con baúl, sobre una silueta hatchback existente, se generan controversias a nivel estético. Hay varios ejemplos de casos fallidos. El Peugeot 207 sedán fue un gran fracaso para la marca; el Fiat Línea -el sedán del Punto- tampoco funcionó como se esperaba, lo mismo que Fiesta sedán, por mencionar algunos.

Pero lo cierto es que hay varios ejemplos que lograron replicar una silueta tricuerpo armónica y proporcionada: Chevrolet Cruze, Ford Focus o el Ford Ka, Fiat Cronos –basado en el Argo- el Volkswagen Viruts- basado en el Polo-, son algunos de ellos.


En el segmento de las marcas Premium, el ejemplo más resonante lo concretó Audi, llevando a su clásico hatchback A3, hacia una variante con remate recto, es decir con baúl. Ahora es Mercedes Benz quien replica la fórmula, nada menos que con su clásico Clase A, el cual ahora visto de atrás, nadie lo reconoce como tal.


De hecho, vamos a empezar refiriéndonos a su sector trasero, puesto que visto de frente y hasta el segundo parante, es prácticamente igual que su hermano “hatch”. No así su sector trasero, donde su baúl con una leve caída, va a consonancia con el resto de la carrocería.

Lo cierto es que Mercedes tiene otros sedanes, como el Clase C, Clase E, de modo que tiene escuela en esto de producir tri cuerpos atractivos y este Clase A sedán, no es la excepción.


De este modo, el Clase A no ha perdido su gracia, y sumó incluso capacidad de baúl: 420 litros, contra los 340 litros de su par hatchback.

La trompa, como dijimos, es un clon del Clase A hatch, la cual fue definida por su propio mentor, Gorden Wagener, como “cara de depredador”, lo que denota su estirpe deportiva y que en la práctica, con su coeficiente aerodinámico (CX de 0,22), se posiciona como uno de los modelos con mejor aerodinámica del mundo y ni hablar dentro de los sedanes.


También colaboran en su semblante sus llantas de serie de 17”, en la versión que probamos (Progressive), las cuales son de 16” en su versión más “sencilla”, llamada Style y de 18”, en la AMG-Line, aquella con dotes más deportivos.

Si se lo compara este Clase A con baúl, con su versión redondeada de atrás a nivel proporciones, el sedán es 13 cm más largo, 6mm más bajo, conservando el mismo ancho (1.796 mm) y la misma distancia entre ejes (2.729 mm).


La revolución que presentó la cuarta generación del Clase A “hatch”, puertas adentro, se replica tal cual en este nuevo integrante. Frente del puesto de conducción, desaparecieron por completo los relojes analógicos del tablero y en su lugar figura una enorme pantalla de 10.5” (similar a una tablet) que se puede programar a gusto del conductor.

Lo novedoso: esta pantalla se une a otra de la misma medida, ubicada al centro, destinada a multimedia; entre ambas hay interacción.


Esta última, utiliza tecnología de inteligencia artificial (Mercedes-Benz User Experience) para mejorar el diálogo entre el usuario y el auto. La palabra clave es “¡Hey, Mercedes!”: así se le pueden dar al auto infinidad de órdenes. En la práctica no es de las más precisas, siendo superada ampliamente por otros sistemas de marcas generalistas, como el SYNC 3 de Ford.

Incluso, después de varios minutos interactuando con la pantalla, notamos varios faltantes, como por ejemplo, un navegador satelital, ni cámara de retroceso. Aunque si ofrece, por ejemplo, el sistema Park Assist (busca espacio y estaciona el auto solo), lo cual habla de una gran contrariedad a nivel equipamiento.

¿Cómo va?

Se ofrece en tres versiones: 200 Style y Progressive (que probamos), con motor de 163 CV, y 250 AMG-Line, con impulsor de 224 CV. Se asocia a una caja automática DCT de doble embrague y 7 marchas, con la cual ya habíamos interactuado en su hermano hatch y que no dudamos en llenarla de elogios, por su precisión, suavidad y rapidez.

No es la versión más deportiva, sin embargo entre sus modos de conducción, ofrece uno Sport, donde el velocímetro escala a los 100 km/h en solo 8 segundos. En su modo de conducción Eco, amamos a este sedán que según su computadora de bordo, en ciudad necesitó 6,6 litros cada 100 km y en ruta a 120 km/h solo consumió 5 L/100 km. Un verdadero aliado al bolsillo.

La posición de manejo es impecable, con muchas regulaciones que te pueden llevar desde una postura deportiva a otra más relajada sin problemas. Es silencioso, estable y gran responsable de ello es su trompa, la cual corta el viento como si fuese una katana.

¿Se viaja mejor atrás que en el Clase A hatchback? La verdad es que no. Puesto que replica caída pronunciada del techo, de modo que sigue atentando contra la distancia del techo. Luego, dijimos que su distancia entre ejes y su ancho era el mismo, de modo que es un auto para que viajen cómodos 4 adultos.

El nuevo sedán de Mercedes que probamos, tiene un precio sugerido al público U$S52.900, es apenas U$S1.800 más que su par sin baúl. Un dato: Esta versión llega proveniente de México (no tributa arancel aduanero), mientras que el Clase A hatchback, llega directo de Alemania (tributa el 35%).

Un precio, sin dudas, elevado, que aleja este gran producto de cualquier compra racional. Lo bueno sale caro, ya se sabe. Y festejamos por quienes pueden analizar la compra de este modelo que ya está dando que hablar en todo el mundo.
Ficha Técnica
  • Modelo: Mercedes Benz Clase A 200 sedán
  • Motor: naftero 1.4 litros de 4 cilíndros en línea de 163 CV y 250 Nm
  • Caja: Automático de 7 marchas
  • Dimensiones: Largo: 4.549 mm/Ancho1.796 mm/Alto1.446 mm/
  • Distancia entre ejes2.729 mm
  • Capacidad de baúl: 420 litros (50 más que el hatch)
  • Precio: desde U$S47.600 (Style) hasta U$S60.000 (AMG-Line de 224 CV).
  • La versión de prueba (Progressive), cuesta U$S47.600 … [Mensaje recortado] Ver todo el mensaje

Posted in Pruebas

Leer más

Motriz (C) 2013