Publicaciones etiquetadas ‘Clase A’

“Mercedes Benz sigue apostando a la Argentina”

Christian Kimelman, director general de la división Mercedes-Benz Autos, se refirió a la nueva GLA, al fallido proyecto de la pick up Clase X y la mirada de la casa matriz sobre Argentina, entre otros temas.



Estancada desde hace dos años (en junio del 2018 el sector cayó 3.4% con respecto al mismo período del 2017, luego de un primer semestre de récord histórico en ventas), la industria automotriz sigue en estado reservado de salud.

La implementación de una nueva escala de impuestos internos, trabas a la importación de autos y piezas, las diferentes cotizaciones del tipo de dólar, sumado a la devaluación de la moneda local y la aceleración de la inflación, no generó más que un cockatil de malas situaciones, que no hacen más que tirar mes a mes a la industria hacia abajo: las ventas de 0km cayeron en agosto 31.5% en comparación del mismo mes en el 2019.

Sin embargo, la política de lanzamientos de las terminales se mantiene. Mercedes Benz es una de las que viene cumpliendo a raja tabla con los anuncios que adelantó durante enero, en su stand de Cariló.



En julio presentó al GLB, el SUV mediano de 7 plazas y en el día de hoy presentó a la nueva generación de la GLA, el SUV más chico y accesible de la marca. Luego de una breve presentación del modelo via streaming, Motriz participó de una reducida ronda de prensa con Christian Kimelman, Managing Director de Mercedes Benz Argentina. A continuación, los temas más relevantes sobre los cuales se refirió el directivo.

SUVs Premium: “vienen en alza”

Uno de cada tres vehículos que hoy vendemos es un SUV, hoy vienen en alza. A nivel mundial dentro de ese segmento, uno de cada cuatro modelos viene de la familia de los compactos”

Proyección de venta



“La expectativa para lo que queda del año es vender 200 unidades de GLA. El mix va a estar un poco más fuerte orientado hacia la versión de entrada, la GLA 200, cuyo valor es de U$S55.200 (está afectada por la primera escala del impuesto interno). La GLA 250 4 Matic, cuesta U$S 79.500 y su diferencia de precio es porque está afectada en este caso por la segunda escala del impuesto. En un año completo, las expectativas son de 300 unidades, teniendo en cuenta que ya se estabiliza la demanda que suele ser más fuerte los primeros meses», dijo el directivo.

GLA 4 Matic: “el mejor off road de lujo”

En cuanto a las características del vehículo, desde Mercedes Benz no dudaron en llenarlo de elogios. «Tenemos el mejor paquete de off road en el mercado de lujo. Todo el paquete de seguridad y también de tecnología de info entretenimiento que empezó con el Clase A. El cliente se sorprenderá gratamente cuando se sube a la nueva GLA. Estamos teniendo mucho éxito en los clientes que se suben a nuestros autos”.

Qué significa Argentina para Mercedes Benz (Alemania):

“Está acostumbrada la lidiar con mercados no favorables”, dijo Kimelman. “Soy la voz de autos de Mercedes Benz de Argentina en Alemania. La casa matriz hace está acostumbrada a lidiar con mercados a veces favorables y a veces no. La estrategia de lanzamientos no se vio tan afectada. Lo que se redefinió es la cantidad de modelos que se van a traer al país. Mercedes Benz sigue apostando a Argentina, confiando que son ciclos económicos que van a pasar”.

Proyección: “Esperamos que el año que viene mejore”

«Estamos lejos de un año normal, seguimos hablando de 200 autos por mes. Son volúmenes muy reducidos, ojalá podremos contar con mayores volúmenes. Para el año que viene esperamos hacer un poco más. Este año cerrará con 1800 autos vendidos de los 2100 proyectados al comienzo. El impuesto interno no nos afectó más porque ya golpeaba a todos los autos de la marca, y lo bueno es que se actualice todos los meses, tener reglas de juego claras».

Eléctricos: “Hoy no es prioridad”

“Las versión Plug in enchufables tiene una demanda muy alta a nivel mundial. Nos juega en contra de traer esa tecnología en Argentina el hecho de en otros países además de tener ventajas arancelarias, hay incentivos para los clientes, cosa que no tenemos aquí. Eso hace que la prioridad de ese tipo de tecnología quede para más adelante”.

Pick up Clase X: “la vida te da muchas oportunidades”



“La pick up de Mercedes Benz no pudo ser. A veces hay capítulo en la historia de los negocios que son menos felices que otros. Pero miro con bueno ojos cuando los competidores si pueden seguir adelante con proyectos (refiriéndose al futuro lanzamiento de la pick up Renault Alaskan), porque suma al negocio. La historia de mercedes Benz tiene más de 130 años y tuvimos pick ups en el pasado. Esta vez no fue. Yo pienso que la vida da muchas vueltas y da oportunidades, pero ahora no hay nada pensado de momento”

Leer más

MERCEDES BENZ Clase A SEDÁN: Prueba de manejo

Probamos a fondo a la nueva silueta de 4 puertas del Clase A. Un compacto, ahora familiar que no renuncia a su esencia moderna y con toques deportivos.


Los sedanes resisten. Los números avalan el notorio crecimiento que los SUVs (Sport Utility Vehicle), vienen experimentando en todos los mercados del mundo. Y si bien, los clásicos modelos con baúl mermaron abruptamente su participación, muchos resisten y otros incluso se animan a incursionar en el segmento. Sino véase el caso del Mercedes Benz Clase A, el eterno hatchback que hoy sumó una variante sedán.


Siempre que una marca replica una versión con baúl, sobre una silueta hatchback existente, se generan controversias a nivel estético. Hay varios ejemplos de casos fallidos. El Peugeot 207 sedán fue un gran fracaso para la marca; el Fiat Línea -el sedán del Punto- tampoco funcionó como se esperaba, lo mismo que Fiesta sedán, por mencionar algunos.

Pero lo cierto es que hay varios ejemplos que lograron replicar una silueta tricuerpo armónica y proporcionada: Chevrolet Cruze, Ford Focus o el Ford Ka, Fiat Cronos –basado en el Argo- el Volkswagen Viruts- basado en el Polo-, son algunos de ellos.


En el segmento de las marcas Premium, el ejemplo más resonante lo concretó Audi, llevando a su clásico hatchback A3, hacia una variante con remate recto, es decir con baúl. Ahora es Mercedes Benz quien replica la fórmula, nada menos que con su clásico Clase A, el cual ahora visto de atrás, nadie lo reconoce como tal.


De hecho, vamos a empezar refiriéndonos a su sector trasero, puesto que visto de frente y hasta el segundo parante, es prácticamente igual que su hermano “hatch”. No así su sector trasero, donde su baúl con una leve caída, va a consonancia con el resto de la carrocería.

Lo cierto es que Mercedes tiene otros sedanes, como el Clase C, Clase E, de modo que tiene escuela en esto de producir tri cuerpos atractivos y este Clase A sedán, no es la excepción.


De este modo, el Clase A no ha perdido su gracia, y sumó incluso capacidad de baúl: 420 litros, contra los 340 litros de su par hatchback.

La trompa, como dijimos, es un clon del Clase A hatch, la cual fue definida por su propio mentor, Gorden Wagener, como “cara de depredador”, lo que denota su estirpe deportiva y que en la práctica, con su coeficiente aerodinámico (CX de 0,22), se posiciona como uno de los modelos con mejor aerodinámica del mundo y ni hablar dentro de los sedanes.


También colaboran en su semblante sus llantas de serie de 17”, en la versión que probamos (Progressive), las cuales son de 16” en su versión más “sencilla”, llamada Style y de 18”, en la AMG-Line, aquella con dotes más deportivos.

Si se lo compara este Clase A con baúl, con su versión redondeada de atrás a nivel proporciones, el sedán es 13 cm más largo, 6mm más bajo, conservando el mismo ancho (1.796 mm) y la misma distancia entre ejes (2.729 mm).


La revolución que presentó la cuarta generación del Clase A “hatch”, puertas adentro, se replica tal cual en este nuevo integrante. Frente del puesto de conducción, desaparecieron por completo los relojes analógicos del tablero y en su lugar figura una enorme pantalla de 10.5” (similar a una tablet) que se puede programar a gusto del conductor.

Lo novedoso: esta pantalla se une a otra de la misma medida, ubicada al centro, destinada a multimedia; entre ambas hay interacción.


Esta última, utiliza tecnología de inteligencia artificial (Mercedes-Benz User Experience) para mejorar el diálogo entre el usuario y el auto. La palabra clave es “¡Hey, Mercedes!”: así se le pueden dar al auto infinidad de órdenes. En la práctica no es de las más precisas, siendo superada ampliamente por otros sistemas de marcas generalistas, como el SYNC 3 de Ford.

Incluso, después de varios minutos interactuando con la pantalla, notamos varios faltantes, como por ejemplo, un navegador satelital, ni cámara de retroceso. Aunque si ofrece, por ejemplo, el sistema Park Assist (busca espacio y estaciona el auto solo), lo cual habla de una gran contrariedad a nivel equipamiento.

¿Cómo va?

Se ofrece en tres versiones: 200 Style y Progressive (que probamos), con motor de 163 CV, y 250 AMG-Line, con impulsor de 224 CV. Se asocia a una caja automática DCT de doble embrague y 7 marchas, con la cual ya habíamos interactuado en su hermano hatch y que no dudamos en llenarla de elogios, por su precisión, suavidad y rapidez.

No es la versión más deportiva, sin embargo entre sus modos de conducción, ofrece uno Sport, donde el velocímetro escala a los 100 km/h en solo 8 segundos. En su modo de conducción Eco, amamos a este sedán que según su computadora de bordo, en ciudad necesitó 6,6 litros cada 100 km y en ruta a 120 km/h solo consumió 5 L/100 km. Un verdadero aliado al bolsillo.

La posición de manejo es impecable, con muchas regulaciones que te pueden llevar desde una postura deportiva a otra más relajada sin problemas. Es silencioso, estable y gran responsable de ello es su trompa, la cual corta el viento como si fuese una katana.

¿Se viaja mejor atrás que en el Clase A hatchback? La verdad es que no. Puesto que replica caída pronunciada del techo, de modo que sigue atentando contra la distancia del techo. Luego, dijimos que su distancia entre ejes y su ancho era el mismo, de modo que es un auto para que viajen cómodos 4 adultos.

El nuevo sedán de Mercedes que probamos, tiene un precio sugerido al público U$S52.900, es apenas U$S1.800 más que su par sin baúl. Un dato: Esta versión llega proveniente de México (no tributa arancel aduanero), mientras que el Clase A hatchback, llega directo de Alemania (tributa el 35%).

Un precio, sin dudas, elevado, que aleja este gran producto de cualquier compra racional. Lo bueno sale caro, ya se sabe. Y festejamos por quienes pueden analizar la compra de este modelo que ya está dando que hablar en todo el mundo.
Ficha Técnica
  • Modelo: Mercedes Benz Clase A 200 sedán
  • Motor: naftero 1.4 litros de 4 cilíndros en línea de 163 CV y 250 Nm
  • Caja: Automático de 7 marchas
  • Dimensiones: Largo: 4.549 mm/Ancho1.796 mm/Alto1.446 mm/
  • Distancia entre ejes2.729 mm
  • Capacidad de baúl: 420 litros (50 más que el hatch)
  • Precio: desde U$S47.600 (Style) hasta U$S60.000 (AMG-Line de 224 CV).
  • La versión de prueba (Progressive), cuesta U$S47.600 … [Mensaje recortado] Ver todo el mensaje

Posted in Pruebas

Leer más

Motriz (C) 2013