Prueba de manejo Peugeot 308S GT

Combo perfecto: El confort de marcha y consumo sostenido en la diaria; con la expresión y rabia necesaria de todo buen deportivo. Así es, esta variante “picante” del Peugeot 308.

En el proceso de maduración de la vida de uno, hay elecciones cruciales que uno debe tomar. Una de ellas es definir, si se continúan priorizando los gustos propios y se dejar llevar por lo que el corazón y – en este caso -la adrenalina dicta; o si en cambio, se priorizan las necesidades del grupo familiar – en detrimento de lo anterior- y se realiza una búsqueda y una elección más racional que emocional.

Por suerte hoy, en el mundo de los autos, no hace falta ser tan drásticos, gracias a que hay modelos que pueden satisfacer ambas necesidades por igual. Una gran opción, representa esta variante deportiva del Peugeot 308 GT.

Para los que no estén en sintonía con el ambiente deportivo, la sigla GT (son la abreviatura de Gran Turismo), es indicio de que se trata de una versión con un temperamento diferente. En Peugeot, fueron varios los modelos que se distinguieron con este emblema, pero el último en desembarcar (proviene de Francia), fue este 308 GT.

 El 308 del león no merece mucha presentación. Es un hatchback familiar pero que gracias a un nuevo tratamiento (deportivo), puede transmitir un temperamento mucho más radical.

Lo realiza visualmente, con sutiles soluciones, como una parrilla con detalles cromados, faros delanteros con proyectores full led y luces diurnas led,  una grilla inferior de mayor tamaño (tiene la función de refrigerar la mecánica), unas tomas de aire laterales más voluptuosas, y llantas de 18” con neumáticos de perfil bajo.

Desde adentrotodo es agradable al tacto, a la vista y al oído. Sus butacas, tapizadas en alcántara, ofrecen una lograda postura de manejo deportiva. Su tablero i-Cockpit (volante chico y el tablero que se puede ver por encima de este), sumado a su palanca de cambio tipo Joystick, realzan la deportividad.

El techo panorámico oscuro (no se abre) es el responsable de la luminosidad del habitáculo. Todos los revestimientos son blandos y algunos sectores tienen cuero. Al presionar el botón Sport que convierte a este 308 en un auto “picante”, los parlantes amplifican de manera artificial el sonido de sus escapes y el tablero se torna color rojo.

El conocido naftero THP 1.6 litros con turbo e inyección directa, es el corazón de este 308. Es el propulsor más “salvaje” que tiene el grupo PSA, pero que en esta versión rinde 225 CV y entrega un torque de 300 Nm en apenas las  1.900 vueltas. Está asociado a una caja automática Aisin de 8 cambios con convertidor de par, modo secuencial y levas al volante.

¿Cómo va?

Peugeot se las ingenió para ofrecer en un mismo combo, todas las comodidades y desempeño que se pueda esperar de un auto familiar de cinco plazas, con la estética y desempeño de un verdadero deportivo.  Moverse por la ciudad, es moneda corriente para este “hatch”, al que lo único que se le puede reprochar, es su dureza como consecuencia de sus neumáticos de perfil bajo.

Donde más se lo disfruta, es en rutas y avenidas en buen estado. Este es el hábitat ideal donde mejor se desempeña este 308 S GT. ¿Da para algo más? Los populares Track Day, o Día de Pista, donde uno se puede inscribir para despuntar el vicio de la velocidad, es ideal para este 308 que puede dejar mal parado a varios contrincantes, sin necesidad de intervenir su mecánica ni suspensión.

Ficha Técnica

  • Modelo: Peugeot 308 S GT
  • Fabricado en: Francia
  • Motor: naftero de 4 cilindros THP
  • Potencia de 225 CV
  • Caja: Aisin Automática de 6 marchas
  • Medidas:  Largo: 4.253 mm/ancho:1.084 mm/alto: 1.472 mm/
  • Distancia entre ejes: 2.620 mm
  • Precio: $2.287.000