Prueba de manejo: Nissan X-Trail

La nueva generación del SUV mediano de Nissan, abandonó las líneas rectas  para adoptar una imagen más estilizada. Mantiene la vieja motorización. Su tracción integral, le permite incursionar por terrenos de poca complejidad.

¿Se acuerdan de la Nissan X-Trail anterior? Aquella de lineas bien rectas, de aspecto rudo que invitaba a sus felices propietarios a morder un poco de polvo el “finde”. Pues, tenemos que decirle que de aquella última generación que se vendió hace 4 años en Argentina, esta nueva (la tercera generación) que se lanzó a principios de este año, no quedó prácticamente nada de su fachada.

La nueva Murano se ofrece con una única versión naftera 3.5 V6 de 252cv, con un torque de 324 Nm a 4.400 rpm.

Sucede que el año pasado la marca renovó a su SUV de lujo, el Murano (leer prueba de manejo). A la vez que incursionó por primera vez con el Kicks (leer informe) en el segmento de los utilitarios deportivos chicos, el cual ahora proviene de Brasil. Entonces, era de esperar que esta X-Trail, la cual se posiciona justamente entre los modelos antes mencionados, se alineara tras los rasgos de estos.

Luce así, más moderna, sofisticada y porqué no decirlo, más civilizada. Esto, en general es una tendencia, pues los fabricantes entendieron que la mayoría de quienes buscan este tipo de vehículos, muy pocos son los que pretenden hacer off road de veras. Es por ello que esta X-Trail, como Renault Koleos, Toyota Rav-4, Hyundai Tucson, Honda CR-V, son referentes de lo que se denomina, en la jerga, el off-road “light”.

Así fue que la X-Trail adoptó un frontal más aerodinámico (muy similar a la Murano), donde la gran protagonista es la parrilla estilo V-Motion, que ya se ha vuelto característico de la marca. También se destacan sus faros full led más estilizados y la luz diurna en forma de bumerán. Se hacen presente detalles cromados y nuevas llantas de aluminio de 18 pulgadas, es decir, todos agregados que refuerzan su perfil urbano por sobre su costado todo terreno.

La sofisticación, también se produjo puertas adentro.Butacas de cuero calefaccionables y regulables electrónicamente. Techo solar panorámico con apertura/cierre de un solo toque con cortina deslizable, puerta de baúl con apertura “No Touch” (se debe deslizar el codo por el sensor en la zona central del portón trasero para que este se abra), llave inteligente I Key y aire acondicionado automático bizona con regulación dual de la temperatura, son algunos de los “chiches” de esta nueva X-Trail.

Su volante, nos recordó al del Kicks, pequeño, con buen tacto y multi función. La parte “tecno” está bien representada por una pantalla táctil de 7” con Nissan Connect, acceso a algunas redes sociales, conexión Bluetooth, comandos por voz, GPS y streaming de música, entre lo más destacado.

Cambió todo en este SUV mediano, menos el motor y lo cierto es que uno esperaba una renovación, sobre todo considerando que la mayoría de sus rivales si actualizó este apartado. De este modo, sigue siendo el naftero 2.5 litros de 171 caballos el que la impulsa. Se trata de un propulsor que no se caracteriza por ser un compañero para el ahorro: Su consumo en ciudad está entre 12 y 13 litros cada 100 kilómetros, una barbaridad. Mientras que en ruta, no superando los 120 km/h, es menos glotón: entre 8 y 9 litroscada 100 kilómetros. La única caja disponible es una automática CVT (con variador continuo) que, a diferencia de la anterior, oculta mucho mejor los patinamientos que se producían en los cambios de marcha ascendentes.

¿Cómo va?

La puesta a punto de sus suspensiones, sus neumáticos de 17”, priorizan el asfalto. Su andar es suave. La dirección electrónica hace muy fácil la tarea de ubicarla rápidamente en lugares apretados. La posición de manejo sobre elevada, desde donde se obtiene una visual inmejorable, transmite seguridad y confianza en todo momento. Salir a la ruta es un verdadero placer: uno puede pasar largas horas conduciendo sin cansarse. Finalmente, por su configuración un tanto elevada y por su gran porte, no es recomendable tomar curvas muy cerradas sin antes levantar el pie del acelerador o frenar, pues la carrocería de la X-Trail devuelve un rolido que puede tornarse peligroso en altas velocidades. La X-Trail es uno de los SUVs (utilitarios deportivos) del segmento que cuenta con una tecnología que permite incursionar fuera del asfalto. Tiene un sistema de gestión de la tracción, que permite enviar la fuerza sólo al eje delantero, que se reparta en forma automática entre los ejes anterior y posterior o que se conserve un reparto constante 50/50 entre las ruedas delanteras y las traseras. Pero sus neumáticos, no la acompañan para incursionar por terrenos irregulares.

Conclusión

La X-Trail, tiene un valor que ronda el millón de peso ($960.000), lo que la convirtió casi en un vehículo de nicho. Se ofrece solo en la versión más equipada y ello la deja poco competitiva frente a sus rivales. Está claro que su llegada tuvo como objetivo completar el porfolio de SUVs, pero no es un modelo con el que la marca tiene demasiadas pretensiones de ventas. Todos los cañones de Nissan, hoy están enfocados en la venidera pick up Frontier, que ya se está fabricando en la planta cordobesa de Santa Isabel.

Ficha Técnica

Modelo: Nissan X-Trail

Origen: Japón

Motor: naftero 2.5 litros de 171 CV

Caja: Automática CVT de 6 marchas

Tracción: Integral 4×4

Medidas: Largo: 4,69 mts/ Ancho: 2.0 mts/Alto: 1,74 mts

Distancia entre ejes: 2,70 mts

Precio: $959.900 (única versión Exclusive CVT)