No habrá salón del automóvil 2019: “Un stand no baja de 1 millón y medio de dólares”

Le dijo a Motriz un directivo de una automotriz local, haciendo alusión a uno de los principales motivos del porqué hoy ADEFA decidió suspender el salón porteño del automóvil el año que viene.

Las muestras automovilísticas internacionales que se llevan en las principales capitales del mundo (al finalizar el corriente año tendrán lugar salones internacionales en Bruselas, Detroit, Washignton, Nueva Delhi, Ginebra, Bucarest, Bangokok, Zagreb, Jakarta, Moscú, Hannover, París, San Pablo, los Angeles y Bolonia) son un termómetro del mercado en cuestión. Se tratan del escenario ideal donde todas las marcas -sobre todo las anfitrionas- aprovechan dicho contexto para realizar anuncios, develar primicias, en algunos casos hasta debutaron nuevas marcas y- lo más atractivo para los felices concurrentes- se exhiben los futuros modelos donde las marcas proyectan diseños, tecnologías y que por lo general son los que se llevan todos los elogios y flashes.

Una inversión millonaria

Desde hace un par de años atrás, la participación en los salones del automóvil está puesta en tela de juicio por muchos fabricantes por diversos motivos. Pero, el principal es el económico: “Hoy tener un stand de una terminal grande, entre autos, concepts y personal, no te baja de un millón y medio de dolares”, nos dijeron desde una terminal miembro de ADEFA.

Esto, llevado al escenario económico actual, donde la industria esperaba terminar el año con un millón de unidades y se estima que no superarán las 700 mil unidades, “es un despropósito” según el directivo consultado.

¿Sirven los salones?

Más allá de la cuestión económica, las marcas cuestionan la dinámica de las ferias automovilísticas, no solo en Argentina, sino también en resto de otros países. “Nuestro cliente no suele estar en los salones”, decían desde Porsche previo a la edición 2017 del salón de Buenos Aires, en la cual no participó. Edición que tuvo nada menos catorce ausencias, entre BMW, Hyundai, Mini, Kia, Subaru, Suzuki y Volvo, entre otras. “Las marcas nos estamos poniendo selectivas y nos replanteamos la utilidad de los salones, independientemente de la plata”, nos comentó el vocero de una automotriz.

Restarle dramatismo

Hoy la noticia del anuncio por parte de la Asociación de Fabricantes de Automotores de la Argentina (ADEFA), -nuclea a todas las marcas que producen en Argentina- de la suspensión de la edición 2019 del salón porteño del automóvil, (aún no publicaron un comunicado oficial), reconfirmó un rumor que se venía tejiendo en los pasillos de todas las terminales por el difícil momento que atraviesa la industria. “Hoy en la industria automotriz están pasando cosas mucho más dramáticas. Hay terminales que despiden gente. Y yo me pregunto ¿Voy a invertir en un salón? ¿Cuál, es el mensaje que estamos dando? Creo que hay que quitar cierto dramatismo”, finalizó nuestro directivo consultado.