¿Me quedó con un 4X2 o pago más y elijo un 4X4?

Renault organizó un viaje a Misiones para probar las versiones 4×4 de Duster, Duster Oroch y Koleos, y así desentrañar las diferencias que tienen con las opciones 4×2. En este informe detallamos las ventajas que justifican el precio extra que hay que pagar por tener tracción integral

No son tiempos fáciles para las automotrices. Atrapadas en un sinfín de incógnitas sobre cómo será el corto plazo, y ni pensar cuando se trata de planificar el 2020. La devaluación volvió a impactar en el precio de los autos y, como consecuencia, los valores de los 0km subieron y la incertidumbre se adueñó, una vez más, de los clientes.

En este escenario, el principal objetivo para las marcas es sobrevivir. En algunos casos, tienen que cumplir con los planes de lanzamientos, si es que los tenían, sin mirar la coyuntura. Otras, en cambio, buscan generar acciones para mantener vigentes a los modelos de su portfolio actual, con alguna fórmula de reactivación.

Esta última opción es la que eligió Renault y lo hizo específicamente con un repaso de gama sobre sus productos off road. El escenario elegido fue Iguazú, en Misiones, y los tres modelos 4×4: fueron Duster, Duster Oroch y Koleos.

¿Por qué seguir apostando a las versiones 4×4?

En la actualidad, las variantes con tracción en las 4 ruedas, representan apenas el 15% de las ventas del SUV chico. Lo mismo sucede en el segmento de las pick ups. Desde Renault explicaron. Seguimos apostando a estos modelos porque cuando se lanzó Duster, en 2011, se presentó como el 4×4 que tenía versiones 4×2. En ese entonces el vehículo tenía ese claim, y ahora, que está por cumplir 20 años de vida, los clientes la siguen considerando como un aspiracional dentro de las 4×2 y como el 4×4 más accesible y que logró democratizar la doble tracción. Entonces para nosotros es muy importante porque si bien Duster no fue la que abrió el segmento, si abrió el camino para que mucha gente tenga un 4×4″.

Conociendo el costado off road

El recorrido comenzó en el Hotel Loi Iguazú, en la localidad que lleva ese nombre, camino a Comandante Andresito, un pueblo de unos 30.000 habitantes que bordea el río Iguazú. El tramo de ida consistió en 87 kilómetros por caminos de tierra con muchas piedras, algunas grandes y riesgosas de acuerdo a como se encaran con el vehículo. Hace varios días que no llueve en la zona, y eso evitó mayores complejidades para una tierra que de por sí es “arcillosa”.

Los tres modelos dispuestos para la travesía (Duster, Duster Oroch y Koleos) fueron en sus versiones tope de gama: Duster Privilege 4×4, con un motor 2.0 de 143 cv y caja manual de 6 marchas; Duster Oroch Outsider Plus con el mismo motor y suspensión multilink, lo cual hace más confortable las plazas posteriores; y Koleos Intens, con motor 2.5 de 170cv y caja automática CVT.

Tanto Duster como Duster Oroch, fueron equipados con un neumático especial BF Goodrich para terrenos extremos, cambiando los mixtos de serie. “Con los neumáticos originales se puede pasar el barro pero quizás no lo harían con tanta seguridad. Para ciertos terrenos hay que usar ciertos neumáticos. Es ponerse el calzado que corresponde. En cuanto al nivel de inflado se recomienda arriba de 32 libras para la ruta, 26 para barro y 20 para arena”, confirmó el instructor.

Después de 1.30 hs de conducción, arribamos al pueblo. Allí, nos esperaba un circuito artificial, donde el objetivo era probar la tracción 4×4 al máximo y conocer en qué momento conviene utilizar cada una de las opciones que ofrece el sistema de Renault.

Después de la parte práctica, y con los expertos de la marca, los conceptos más importantes para tener en cuenta sobre las ventajas que permiten las opciones 4×4 son las siguientes.

En el caso de Duster y Duster Oroch tienen la siguiente tecnología:

  • Modo 4×2 – La potencia del motor se distribuye a las ruedas  delanteras. Es apto para caminos y rutas pavimentadas.
  • Modo Automático – Realiza una distribución automática de la potencia a las 4 ruedas según las condiciones de agarre del camino. La ventaja es que permite un mejor control entre la dirección y la tracción sin importar  las condiciones del camino logrando máxima seguridad.
  • Modo Lock: En esta caso se fuerza la distribución de la potencia a las 4 ruedas. Es decir, hay una distribución del torque permanente (50/50) entre los ejes frontales y delanteros para maximizar la capacidad todo terreno. Las condiciones de uso son en bajas velocidades (menos de 80 km/h) en caminos off-road que dificultan los cambios de marcha (barro, ripio suelto, arena, etc.).  

El Renault Koleos cuenta con el sistema All Mode 4WD, con el cual se selecciona el modo que se necesita para sentirse tan cómodo transitando sobre barro, nieve o arena como sobre asfalto. Los tres modos se adaptan a cada situación para disfrutar del off road:

  • En el modo 2WD, solo las ruedas delanteras son motrices.
  • Si se selecciona el modo Auto se pasa automáticamente a modo 4WD cuando la situación lo requiera, y se consigue así una distribución automática de torque entre las ruedas delanteras y traseras.
  • Se puede elegir el modo Lock para fijar el reparto de torque entre el tren delantero y trasero, manteniendo una transmisión permanente a las cuatro ruedas con el fin de maximizar la adherencia y la estabilidad en cualquier situación. 
  • Para pasar a la acción se opta por el All Mode 4WD, que controla la motricidad del vehículo en todos los terrenos.

Conclusión

Después de un día completo a bordo de los modelos, y sus diferentes usos, pudimos desentrañar en detalles del porqué se justifica la compra de un Duster, Duster Oroch o Koleos con tracción 4×4. 

En la práctica se nota la diferencia del adicional en la tracción. Aún en ruta, pudimos comprobar que viajar con el 4×4 automático mejora el desempeño del vehículo, por ejemplo, en una curva cerrada. También la función automática es muy útil cuando se trata de días de lluvia, donde es necesario un mejor agarre.

En el caso de Duster y Oroch, los permitidos para incursionar por caminos extremos, son concretos y reales. En el caso del Koleos, su sistema inteligente de reparto de tracción, lo limita un poco más y lo habilita solo para incursiones fuera del asfalto, sin demasiadas complejidades.

En cuanto a la decisión de compra, para quienes buscar un vehículo con verdaderas aptitudes offroad, la elección de una Duster 4×4 o la pick up del rombo será una de las más económicas dentro del universo de SUV y la única con el sistema Lock que brindará más posibilidades de sortear obstáculos simulando la baja de otras pick ups o SUV de segmentos superiores.

Claro que no son todoterreno extremos, pero permitirán salir airosos de varios imprevistos.

En cuanto a los precios, las diferencias son las siguientes:

  • La Duster 4×2 Privilege sale $1.025.300 frente a los $1.131.800 de la 4×4. Es decir, hay que disponer de más de 100.000 pesos de diferencia.
  • En el caso de Duster Oroch, los valores son de $1.020.000 para la Outsider Plus 2.0 4×2 y de $1.091.300 para la 4×4. Es decir, un promedio de $70.000 de diferencia.
  • Koleos, por su parte, tiene un precio de $2.059.300. Y la única opción es integral.

La evaluación dependerá del uso y necesidades de cada clientes