Usados vs. 0Km: ¿Cuál conviene más?

Hay diferentes teorías y momentos sobre cuál es el modelo conveniente para hacer un buen negocio: si uno con algunos añitos de antigüedad o uno “a estrenar”. Te mostramos un estudio que da su veredicto

Comprar un auto es una decisión que la mayoría de las personas toman en algún momento de su vida, y también es común evaluar, en ese instante, qué modelo conviene más.

El debate acerca de si es mejor uno 0km o usado también es un clásico, donde se enfrentan muchas variables y ese gustito de sacar un auto nuevo del concesionario que muchos se quieren dar.

Ante esa disyuntiva, y en un momento donde el mercado tiene varios descuentos para los km, gracias al plan de incentivos que lanzó el Gobierno que ofrece rebajas de $50.000 a $90.000, un informe revela qué conviene más.

El mismo fue elaborado por Checkars, un sitio especializado en la compra y venta de autos, donde se analiza el contexto actual y las perspectivas a futuro. 

De acuerdo a los resultados Juan Cruz De La Rua, cofundador y COO del medio, explicó que en el primer año de uso es cuando más dinero se pierde con la compra de un auto 0km, lo cual hará a más de un cliente pensar en los beneficios de elegir un usado joven en lugar de correr con los gastos de sacar el vehículo del concesionario.

El análisis es el siguiente:

– La diferencia de precio de un auto usado respecto de un 0km, ya sea del segmento de los SUV, hatchback o sedán, con un año de antigüedad, va del 22% al 37%. El sedán es el segmento con mayor diferencia.

– En general, todos los segmentos presentan la mayor depreciación en el primer año (vs un 0km) y un segundo pico de depreciación aparece en el año tres, por lo que en el acumulado, durante los primeros 3 años es cuando más se deprecian: Al año 3 un sedán vale 47% menos que el 0km. Un hatchback o SUV entre 35% y 40%.

– La depreciación de un auto, de cualquier segmento, entre los años 4 y 7, se mantiene en niveles constantes entre el 5% y 10% anual.

– Si el objetivo es tener siempre un auto relativamente nuevo la mejor estrategia sería comprar un usado con 3 años de antigüedad y mantenerlo 2 o 3 años para luego cambiarlo por otro usado de 3 años.

 De esta manera, se repondría la unidad con una inversión de entre 10-20% vs la habitual práctica de comprar un 0km y cambiarlo cada 2 años en la cual la inversión para reponer es del 30-40% de la unidad que se está vendiendo. 

– Las pick ups demuestran un menor índice de depreciación entre todas las categorías, siendo un segmento muy demandado por empresas y por su doble propósito trabajo/uso particular. Para usuarios finales, con el tiempo, las unidades más apreciadas y que pierden menos valor año a año son las SUV (segmento tendencia a nivel mundial) y luego, muy cerca, los hatchback.

De esta manera, según Checkars, hay muchas ventajas al decidir la compra de un usado frente al costo de un auto nuevo por cuatro motivos:

– 1. Los 0km siguen la dinámica del dólar y ajustan valores inmediatamente o más rápido que el mercado del usado. El contexto económico está contribuyendo a ampliar o mantener la brecha entre nuevos y usados. Está claro que es más conveniente comprar un auto usado hoy!

– 2. La depreciación que sufren en los primeros 3 años los autos nuevos es muy marcada si se la compara con el valor de un usado. Un auto 0km se devalúa 35-45% en 3 años vs 5-7% anual en el caso de un usado. 

– 3. Los descuentos de los 0km no terminan de resolver el problema que enfrentan los particulares que ven ofertas concentradas en poca variedad de modelos.

– 4. Hay que observar los costos e impuestos. El patentamiento + sellado + flete de un 0km representa un 10% del valor del auto mientras que un usado alcanza solo el 6%.

Para De la Rúa, estos factores demuestran que al comprador le conviene elegir un usado. Además este segmento, en lo que va del año, ha demostrado que sus ventas resisten la crisis: cayeron 6,8% frente a la baja en los patentamientos que se acerca a 50 por ciento.

Para los que igual piensan en el 0km

Más allá del dinero que se pierde al sacar el auto del concesionario sin rodar, el contexto económico influye mucho en la toma de decisiones. Un factor clave es el financiamiento, que es más accesible para quienes eligen un 0km, tanto por las ofertas de las terminales como de los bancos.

Además actualmente, las marcas están con una batería de descuentos que dejan muchas veces el auto nuevo al mismo valor que el usado, ya que a los descuentos del Gobierno se suman sus propias bonificaciones y una rebaja en el trámite de sellados que determinaron algunas provincias.

 

Si el mantenimiento, por el solo hecho de ser un modelo 2019, será más caro y habrá que enfrentarlo, pero quienes necesitan crédito y quieren un 0km también podrán evaluar las marcas y modelos y pueden aparecer buenas ofertas.

Tagged with: , , , ,