Ford estrena nuevo motor y caja con el Ka Freestyle

Después de exhibirlo en Brasil y de revelar algunos datos sobre su interior, la marca descubrió el detalle que faltaba, que era el motor y la caja de transmisión que equipará al nuevo modelo

El Ford Ka es un auto que se ha convertido en un clásico de la marca, y aún cuando dejó de comercializarse en la Argentina, antes de la llegada de la última versión en 2016, seguía siendo uno de los más demandados en el segmento de los más chicos y usados.

Con la nueva generación el modelo tuvo su primer gran cambio, aunque eso no influyó en las ventas ya que es uno de los más vendidos de la marca. Pero si cambió su concepción: el auto creció en dimensiones y abandonó el lugar de city car para ponerse a la altura de los más demandados del segmento B.

Un año después fue el turno del Ka+, la versión sedán del pequeño que ya se había lanzado en Brasil como parte de esta nueva generación pero que se tomó su tiempo para llegar a la Argentina.

Y finalmente, la gama se amplió con una nueva versión, el Freestyle, un modelo con aire aventurero poco común en el portfolio de Ford, pero sí muy utilizado en otras marcas que ante la creciente demanda de SUV, optaron por vestir a sus modelos con estilo crossover o campero.

El Fresstyle fue exhibido en Brasil hace unos meses (leer más)donde se reveló su diseño exterior y se contaron algunos detalles de su interior, especialmente sobre la tecnología, ya que cuenta con el último sistema de infoentretenimiento Synk3.

Ahora, la marca anunció el detalle que faltaba: la motorización. Y es aquí donde están las grandes novedades

Tal como informó Ford, el nuevo modelo estará equipado con un motor 1.5L Ti-VCT de 3 cilindros,  con 130CV a 6500rpm y un torque de 153 Nm a 4750rpm.

Es uno de los motores más modernos y eficientes de la línea global de Ford que se caracteriza por su bajo peso, bajas emisiones y gran economía de combustible.

El sistema de propulsión del nuevo Ka Freestyle estará integrado por la transmisión totalmente nueva, MX65, que aportará grandes mejoras al optimizar la calidad del cambio de marcha y el peso total, lo que también resultará en una mayor eficiencia en el consumo de combustible.

Otra de las grandes novedades que fueron anunciadas en Brasil, fue que tanto el motor 1.5L
Ti-VCT 3 cilindros y la transmisión MX65 serán producidas en la planta de Taubaté. Ambos
equipamientos son parte de un gran programa de inversión realizado en los últimos años en dicha
planta.

Este modelo será el primero de la gama en utilizar el nuevo motor. Por ahora, el Ford Ka hatchaback y el sedán se ofrecen con motor 1.5 16v de 105 cv y 138 Nm. La caja es manual de cinco velocidades.