La venta de 0km sufre la suba del dólar

La devaluación de 35% en menos de dos meses, sumada a la incertidumbre, ya se siente en las concesionarios, donde advierten una caída en las consultas y cierre de operaciones. A una semana para que termine el mes, estos son los patentamientos

Las ventas de 0km se convirtieron, desde que arrancó el año, en una de las noticias más alentadoras para el Gobierno y el mercado en general. Mientras que los pronósticos  de las automotrices eran más conservadores, todos los meses se superaron las expectativas y hasta mayo el crecimiento en las ventas acumula un 16% frente al mismo período del año pasado.

En junio, la situación parece no ser la misma y aunque los últimos tres días hábiles del mes pueden dar vuelta la realidad, porque muchos concesionarios y marcas salen a impulsar las ventas con grandes descuentos y hasta autopatentamientos (porque hay que lograr los objetivos), la cosa es que hasta hoy el número de ventas está muy por debajo del alcanzado en los primeros 24 días del mes pasado, cuando se habían patentado 60.158 unidades.

Según datos a los que tuvo acceso motriz.info, a la fecha se patentaron 40.601 unidades, lo que indica unas 20.000 unidades menos que en el mismo período del mes pasado, lo que equivale a una caída del 32%.

Todavía quedan cinco días hábiles para que el mercado repunte, pero en el mejor de los casos, se podrían patentar entre 5.000 y 8.000 unidades por día, sumando unas 25.000 más, lo que permitiría cerrar junio con un aproximado de 70.000 autos vendidos, frente a los 82.766 del mes pasado.

Igual, queda claro nada está dicho en este cambiante y desconcertante sector. Por ejemplo entre el 21 y 22 de mayo pasado, se patentaron más de 8.000 autos; en el mismo período de junio, fueron poco más de 3.000.

Hasta el momento las ventas están un 30% abajo de los patentamientos de mayo, pero en este mercado últimamente hay muchas sorpresas y esta semana empezarán a repuntar, según los concesionarios

Por otro lado, si se compara con los 24 primeros días de mayo de 2017, los números también preocupan, ya que en aquel mes se habían vendido 50.600, un total de 10.000 autos más que hasta el momento.

En los concesionarios admiten que el incremento de precios se está haciendo notar en las ventas y que en los últimos dos meses hubo subas que superaron el 15 por ciento según el modelo. Hasta ahora, la industria aumentaba un 2% mensual, manteniendo un ritmo anual por debajo de la inflación.

Si bien las cosas están raras, tal cual definen los vendedores, no está todo dicho. En el sector esperan que una vez que el dólar se estabilice (el viernes perforó el piso de los $28) y que los precios se normalicen y no se tengan que actualizar hasta tres veces en un mes, como pasó en mayo, volverá a tomar dinamismo el mercado.

Al ritmo que venía, el año podría cerrar con 1 millón de unidades patentadas, lo que marcaría un récord absoluto en el sector.

A futuro, hay muchas inversiones en marcha y otras tantas por concretar de mano la mayoría de las automotrices que fabrican en el país, por eso también por lo que puede pasar. Con una caída brusca de las ventas, aunque gran parte de la producción es para exportar, el escenario no sería beneficioso para las marcas y sus casas matrices, que apostaron por la Argentina.

Los próximos días serán clave para saber como cierra el mes. Si lo hace a la baja, sería el primero en un largo período en romper la racha positiva. Si se mantiene o crece, sería una gran alivio y otra jugada a favor de las compañías para demostrar al gobierno que siguen siendo de los sectores más prósperos de la era Cambiemos.