La china Geely, con otro pie en la alta gama

La compañía se convirtió en la principal accionista de Daimler (Mercedes Benz y smart), después de adquirir participación en Lotus y Volvo

 

Hasta hace poco tiempo, hablar de automotrices chinas era todo un desafío en la industria automotriz. Poco se creía en la expansión de estas marcas, reconocidas por tener precios muy bajos a costa de una escasa calidad.

Sin embargo, el crecimiento que tuvieron ha sido exponencial y en poco tiempo varios nombres comenzaron a resonar en el mundo y también en la Argentina, donde a partir de 2018 podrían encontrarse un total de 14 firmas. Pero no solo eso, sino que el interés de muchas es ir poniendo el pie en otras empresas, y especialmente en firmas de alta gama que le aportarán más valor.

La última novedad llegó de manos de Geely, quien después de invertir en Lotus y Volvo, adquirió acciones en Daimler, matriz de Mercedes Benz y smart.

Uno de los modelos de Lotus, donde Geely también tiene acciones

El empresario chino Li Shufu, al frente de Geely (que  desembarcó en la Argentina el año pasado), compró a través de Zhejiang Geely Holding un 9,69% de la empresa, por lo que es ahora el accionista mayoritario. Eso no implica que tiene el control de la alemana, sino que tiene la porción más grande, lo cual le costó 9.000 millones de dólares.

Según Geely, por ahora no prevén adquirir más acciones de Daimler, pero justifican la inversión al decir que Daimler es una empresa “fuera de serie” con una gestión “de primer nivel”.

El eléctrico de Mercedes Benz, el EQ, segmento donde quiere crecer Geely

Geely es también uno de los principales fabricantes privados en China, se quedó con Volvo Cars en 2010 tras comprársela a Ford. En diciembre, se convirtió en el mayor accionista de Volvo AB, el segundo constructor mundial de camiones.

En general, la industria automovilística camina hacia consolidación, donde pocos grupos se harán muy fuertes e irán avanzando en los más pequeños.

Geely empezó en el negocio automovilístico hace 21 años y en 2013 se hizo con el control de Manganese Bronze, tenedores de la marca London Taxi, ahora London Electric Vehicle Company (LEVC).

También tiene bajo su control el fabricante de deportivos Lotus, el malayo Proton, Terrafugia, y creó la marca LYNK & CO, que ya existe en China.

Geely LC Cross, uno de los modelos de la china que se comercializan en la Argentina

De esta manera, la compañía pasó del anonimato a ser un jugador importante ya no solo en la liga china, sino en el panorama internacional.  El objetivo de su alianza con Daimler es, especialmente, para desarrollarse en autos eléctricos. Por su parte, Daimler tiene experiencia en el terreno chino a través de su socio en la zona, BAIC.

En general, la industria automovilística camina hacia consolidación, donde pocos grupos se harán muy fuertes e irán avanzando en los más pequeños.