Porsche 917, “el alemán” del circuito francés

El modelo revivió las 24 horas de Le Mans de 1970, donde Steve McQueen se convirtió en un experimentado piloto. Nació para correr y se coronó hasta en los cines

Pura adrenalina. Así fueron las horas del films que revivió las 24 horas de Le Mans, con el Porsche 917 como protagonista único.
Con los colores celeste y naranja del equipo Gulf Porsche, el auto acompañó a Steve McQueen, quien pudo cumplir con su pasión de correr en la alta competición del circuito francés. Sin dudas, un actor que sentía el personaje y que quería traspasar la pantalla grande con ese papel, ya que después se convirtió en piloto en la vida real.
Filmada en 1970, 24 horas llevó a la cima de la gloria a una de las marcas de alta gama más importantes del mundo en una de las competencias con más tradición. Además su trama permitió que la concentración en el auto sea aún mayor, ya que durante los quince minutos del arranque no hay diálogos, y recién después de ese tiempo comienza la acción.
Pero el 917 no solo se lució en las pistas, sino que la forma en que plasmaron los rituales de los pilotos antes de subirse al auto, donde el narrador contaba cada sensación y los aspectos que uno debe conocer para comprender las 24 Horas, aumentaron el suspenso y las expectativas para todo apasionado que sueña con ser piloto por un día.

En la vida real
En 1968, la marca alemana decidió diseñar y construir 25 unidades de un automóvil completamente nuevo de 4.5 litros para la categoría Sport con un objetivo implícito: obtener una victoria total en las 24 horas de Le Mans. Así fue que en solo diez meses se desarrolló el Porsche 917, basándose en el Porsche 908.
El modelo obtuvo las primeras victorias en las 24 Horas de Le Mans, en las ediciones de 1970 y 1971.
El vehículo estaba construido sobre un chasis integral muy liviano (42kg) y su planta motriz era un motor de 4.5 litros Boxer 12 refrigerado por aire con una relación 4 entre ejes.
Para que el coche fuera compacto aún con el gran tamaño del motor el asiento del conductor estaba tan tirado hacia la parte delantera del chasis que los pies del piloto se encontraban ubicados delante del eje delantero del automóvil.

 

Leave a Reply